El final de la diarrea

Hace un mes escribí acerca de la diarrea crónica y las posibles causas que desencadenaron este episodio en Isabel. Lo que no había escrito es que este cuadro continuo igual, es decir, la diarrea le duro a Isabel otro mes más. Incluso se llego a pensar en alergia alimentaria por la poca respuesta al tratamiento. Para recordar estos son los puntos relevantes en el manejo de la diarrea crónica

  1.  Hidratar con Sales de Rehidratación Oral después de cada deposición diarreica o vómito.
  2. Suspender o reducir la lactosa (formulas sin lactosa).
  3. Evitar irritantes intestinales (frijoles, repollo, etc.).
  4. Reponer el Zinc (Medicamentos con Zinc, bajo prescripción médica). También existen en el mercado sueros orales con Zinc.

Al tener como diagnostico una intolerancia alimentaria le recomendaron suspender toda la lactosa, incluso la que estuviera presente en los ingredientes de los alimentos que incluyen entonces las galletas, panes, productos de panadería, así como los lácteos y derivados. Para tal manejo decidí entonces dar como alternativa de carbohidratos complejos sin lactosa (harinas) arroz soplado, maíz soplado y unas tejas de trigo y levadura sin lactosa. Estos productos se consiguen en el supermercado en las secciones de panadería como libres de gluten y con el rotulo de light. En cierta medida ayudaron a cambiar la dieta de Isabel, pero no resolvieron el problema de la diarrea. Fue entonces cuando se consulto de nuevo con Gastroenterólogo quién al valorar de nuevo la historia clínica y revisar el manejo sin que se haya presentado mejoría, además de tener unos exámenes de laboratorio completamente normales, se definió como posible causa de la diarrea una enteritis pos infecciosa.

La enteritis pos infecciosa se caracteriza por síntomas de intolerancia alimentaria como distensión abdominal, dolor abdominal, deposiciones diarreicas que son síntomas comunes a lo que se conoce popularmente como un intestino irritable. Es una enfermedad que debilita el intestino en su capacidad de absorber los nutrientes posterior a una infección, generalmente de tipo intestinal. El manejo de esta patología está basado en los elementos básicos mencionados anteriormente para la diarrea crónica. Adicionalmente se le dieron probióticos, triglicéridos de cadena media (aceite de oliva o aceite de linaza) y además le prescribí a Isabel un aminoácido como la Glutamina que es un alimento fundamental para el enterocito. Todo este manejo obedece a la consulta especializada, no pretendo con esto dar instrucción de que se debe hacer sino más bien ilustrar que a pesar de mi especialidad en nutrición, también acudí a la guía de un especialista. Más bien el caso de Isabel nos enseña que no todos los diagnósticos son fáciles de hacer y que en algunas oportunidades ameritan el concurso de otros especialistas.

Reitero la importancia de la aplicación de las bases del manejo de la diarrea para evitar la deshidratación y la desnutrición como se ilustra al comienzo del articulo.

Isabel ya está en mejores condiciones y ha mejorado su apetito y su condición clínica, pues de un kilo que había perdido en el último mes, ya ha ganado 600 gramos y desapareció la diarrea.

2 comments

  1. Melisa   •  

    Buenos días doctor Sandro

    Como otro tema aparte de este tan interesnte, quisiera realizar una pregunta.

    Es adecuado introducir (esporádicamente claro está) productos como alpinitos baby o yogurth baby a niños menores de un año. Es cierto que la proteina de la leche de estos productos ha sido modificada para hacerlos aptos en esta etapa?

    A que edad puedo empezar a darle chocolate a mi bebé?

    Muchas gracias por su tiempo Doctor

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Cordial saludo.

      Existe controversia acerca del momento de introducir productos como los que menciona. Ya pudo haber conocido mi posición frente a la leche de vaca. Estos productos son modificados y menos dañinos que la leche entera. Lo ideal es iniciarlos déspues del primer año, aunque le confieso que a Isabel se los dimos un poco antes. Lo importante no es basar su alimentación en estos productos y dejarlos como alternativa. El Chocolate se puede iniciar con la dieta complementaria, es decir, desde los seis meses. Ahí vuleve y es importante la frecuencia con que se lo damos. En el caso de Isabel tuvimos que suspender casi inmediatamente déspues de iniciado por la presencia de un efecto alérgico y repito fue a los 9 meses.

      Gracias por su comentario y apoyo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>