Isabel no quiere comer

Ahora entiendo la angustia de los padres cuyos hijos no quieren comer. La responsabilidad de nosotros para con ellos nos hace extremadamente sensibles a sus cambios y como proveedores que somos no queremos dejar desatendidas sus necesidades y la alimentación es particularmente susceptible en este aspecto, pues dejar de brindarle la alimentación se puede traducir en enfermedad. Entonces cuando su apetito disminuye buscamos de todas las formas posibles darles la alimentación. Es en este punto donde antes de empezar a hacer gala de nuestra imaginación para que coman, debemos prestar atención a las situaciones que hay alrededor que puedan ocasionar una alteración del apetito. Estas pueden ser por enfermedad donde la fiebre, las alteraciones intestinales, los cuadros respiratorios altos (amigdalitis por ejemplo) afectan el apetito. La otra causa frecuente relacionada con disminución en el apetito son los cambios emocionales. Por ejemplo los cambios en las rutinas diarias puede producir disminución en el consumo de alimentos por falta de adaptación al nuevo horario. En fin se debe ser buen observador y analizar todas las causas posibles para darles solución.

En el caso de Isabel fue por el inicio del pre escolar. Ahora se debe bañar temprano en la mañana, antes lo hacia más tarde, igualmente ya no desayuna con su madrina como lo hacia antes, sino que lo debe hacer con sus padres, no puede hacer su siesta matinal y esta en un ambiente totalmente nuevo con nuevos amigos y cuidadores. Todos estos cambios se dieron de un día para otro. Esta situación genera un estrés emocional marcado que puede afectar el apetito y todo depende del tiempo que este dure para corregir esta situación.
Estrategias:

  • Identificar los alimentos preferidos para ofrecerlos en primera instancia.
  • Respetar los horarios de comida para evitar grandes traumatismos.
  • Establecer nuevas rutinas y ser consistentes con ellas.
  • Evitar dar altas cantidades de alimentos alrededor de los horarios de comida.
  • No sobrecargar con liquidos, es la opción que elegimos por facilidad y  la que probablemente mas afecta pues terminamos llenando a nuestros hijos con biberones y bebidas azucaradas, perdiendo los nutrientes de las comidas regulares.

En el caso de Isabel además de lo anteriormente mencionado solo accedi a darle su bebida de láctea en la noche solo si había comido, de lo contrario se dormia sin comer y al día siguiente su apetito era voraz. Solo nos tardamos 2 días en mejorar esta situación, por fortuna la adaptación a el pre escolar se ha dado normalmente y su apetito cada día es mejor.
Lo más importante es ser mantener firmeza en nuestras decisiones y de esta manera fijamos nuestra posición y nuestros hijos entienden y comprenden cual es su sitio y así alcanzamos la armonía dentro de esta relación.

13 comments

  1. Pingback: Isabel no quiere comer II | Alimentando a Isabel

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Hay una persona que esta preocupada porque su hijo de 18 meses va a ser sometido a una cirugía y cree que la anestesia le puede afectar el apetito. Esta situación no sule pasar, la alteración del apetito puede venir más bien por los cambios en el medio ambiente, pues su hijo va a estar en un medio hospitalario que es extraño. Pero si es una operación ambulatoria solo se verá afectado el apetito en los días siguientes a la intervención, y depende de la cirugía que le hagan donde se vea alterado la función digestiva.
      No hay motivo para una angustia mayor, es suficiente la ansiedad que produce el estar cerca a una cirugía, le auguro el mejor de los exitos.

      Sandro

  2. Esmeralda Mendoza   •  

    Respecto a su apunte: “…y nuestros hijos entienden y comprenden cual es su sitio …”

    Seguro se refiere a “Su Sitio” de huésped de honor y privilegiado de la casa que algún día dejarán para reclamar su independencia y autonomía, armados de la autoconfianza que les hayamos inculcado y que depende directamente de la confianza que nos hayamos ganado como sus padres.
    “Su sitio” de personas valiosas, dignísimas, con todos los derechos, pero en su estadío infantil, durante el cual -mientra ganan las destrezas y conocimientos necesarios- <> en nosotros su cuidado y educación , confiando en que hagamos el mejor papel que podamos, siempre con AMOR desinteresado como primerísimo ocupante de todo pensamiento, palabra y acción hacia ellos.
    Una de las manifestaciones de amor es escucharlos, comprenderlos, conocerlos, y ser flexibles cuando así se requiera, porque NO estamos adiestrando, estamos educando.

    Que tenga mucho éxito con su blog que sus consejos sean aplicados de la mejor manera, siempre para el bienestar y felicidad de los <>, saludos cordiales!

  3. paula   •  

    hola Doctor Sandro:

    Le escribo nuevamente por que estoy muy preocupada mi hija Luciana tiene 9 meses y ha sido muy dificil darle de comer, solo come unas cuantas cucharadas de sopa 4 ó 5 y aveces fruta.cuando la llevo a control y desarrollo dicen que tiene buen crecimiento, pero me preocupa esta falta de apetito, Yo quiero que mi hija coma bien, que debo hacer?. Es normal este proceso?.Debo consultar al pediatra?. Muchas Gracias.

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Cordial saludo.

      Existen periodos de falta de apetito, lo importante es insistir. Si hay un buen crecimiento no debe existir angustia alguna.
      De todas formas consulta al pediatra si persisten las dudas.

      Sandro

  4. Carlos Mario Correa Zabala   •  

    Dr Sandro, soy Quimico Farmaceutico y leo su blog desde el año pasado cuando mi esposa quedço en embarazo, lo felicito, que buen soporte para nosotros como padres.

    Gracias

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Muchas gracias por su aliento.

      Un abrazo

  5. Juan Fernando   •  

    Hola Doctor…

    Tengo un bebe que esta semana tendra un procedimiento quirurgico y me preocupa que le baje el apetito por la anestesia u otro factor relacionado con esta operación. ¿Que puedo hacer al respecto?. El bebe tiene 18 meses.

    Muchas gracias por el buen consejo que pueda recibir.

    • Sandro Gómez M. Sandro Gómez M.   •     Autor

      Cordial saludo.

      La anestesia no reduce el apetito de por sí. Solamente se puede presentar una alteración por la presencia de vómito o nauseas. El estrés relacionado con el cambio de rutina por la cirugía puede alterar el apetito pero no debe ser motivo de preocupación, los niños se ajustan de nuevo a sus hábitos.

      Éxito en el procedimiento.

      Sandro

  6. silvia   •  

    Un articulo muy interesante. Mi problema ha sido desde los 6 meses que es el inicio de la introduccion de alimentos, mi bebe tiene 1 año y sigue siendo muy dificil darle de comer, casi nada le gusta, veo que ya no es el bebe gordito de hace 6 meses, ademas en este tiempo ha sufrido varias enfermedades respiratorias, entonces no se si la falta de apetito se debe a ello o si esta bajo de defensas por no comer y esto haga que se enferme continuamente. Aun le doy pecho, no se si esto sea tambien un ingrediente que haga que pierda el deseo de comer.

  7. Daniel hoyos c   •  

    Me parece excelente que se eduque a la gente en este aspecto, pues la obesidad..gravisimo problema de salud colectiva, la incentivan irresponsablemente las multinacionales y el comercio de comida chatarra con su factor de riesgo entre ellos el desaseo, hace falta que el gobierno y las EPS dejen la irresponsabilidad de no hacer suficiente medicina preventiva. Bien por los quijotes de la buena salud colectiva !

  8. Trini Sánchez   •  

    Interesante artículo y sobretodo maravilloso que un hombre sea el que escriba. Las cotidianidades de la familia perfectamente se pueden repartir. Hay una nueva forma de actuar al respecto. Los hombres ejercen su papel paternal de igual manera que nosotras las mujeres y en muchos casos, mejor. La única diferencia puede ser que ellos no tienen un vientre para la gestación y no amamantan.!!
    Que afortunada Isabel!!! Si usted entra a nuestra web se va a sorprender de la cantidad de hombres que hay en el país luchando porque los dejen ejercer la paternidad, aún, despues de separados. Porque le cuento que hay una COSTUMBRE SOCIAL absurda por cierto, que cuando una pareja se separa, automáticamente le dan la custodia a la madre y el padre, (que SÍ quiere seguir siéndolo) queda como sólo, un cajero automático!! Se olvidan todos, los operadores de justicia de este país, de los niños, niñas y adolescentes. Los borran, los castigan porque sus padres se separaron!!! Puede usted entender mayor despropósito?
    Pero, pasa y pasa de la manera que usted ni se imagina. Abrazo sincero, Abuela trini.

  9. elida salazar   •  

    Excelente el articulo es de gran ayuda para los padres,sin embargo es importante apuntar a que cuando estas situaciones continuan se debe acudir a un especialista para evitar que se generen trastornos alimenticios y emocionales que se recrudecen en la adolescencia

Responder a Esmeralda Mendoza Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>