Los dientes que se llevará el Ratón Pérez

IMG-20170420-WA0004

A Isabel por fin le llego el anhelado día de perder un diente. Nunca antes había visto tanta felicidad por la pérdida de un diente, pues uno como adulto quiere preservarlos para siempre. Por supuesto que la felicidad esta ligada a la tradición del cambio o trueque que hace el “Ratón Pérez” por los dientes. Mantener y preservar estas historias en la infancia y repetirlas como parte de una tradición en cualquier parte del mundo, pues en otras latitudes es el hada de los dientes la que viene por ellos, es  una gran oportunidad para implementar y/o reforzar las rutinas, en especial las que tienen que ver con el cuidado de la dentadura.

En primer lugar quiero ilustrar con esta tabla como es la cronología de la perdida de la dentición decidua y que debemos esperar para los próximos meses y años, de como se da este proceso.

Diente Edad media de erupción (años)
Incisivos centrales inferiores 6-7
Incisivos laterales inferiores 7-8
Incisivos centrales superiores 7-8
Incisivos laterales superiores 8-9
Caninos inferiores 9-11
Caninos superiores 11-12
Primeros premolares inferiores 10-12
Primeros premolares superiores 10-11
Segundos premolares inferiores 11-13
Segundos premolares superiores 10-12
Primeros molares inferiores 6-7
Primeros molares superiores 6-7
Segundos molares inferiores 12-13
Segundos molares superiores 12-13
Terceros molares inferiores 17-22
Terceros molares superiores 17-22

Es demasiado particular como coincide la edad (meses) de aparición de los dientes  con la edad (años) de perdida de los mismos, como podemos ver si la dentición se inicia a los 6 meses de edad, se espera que a los 6 años comience el proceso de muda o reemplazo por la dentición permanente. Existe un orden establecido, pero no hay una regla definida en tal sentido. Por ejemplo, los primeros dientes en aparecer son los incisivos centrales inferiores, y deberían ser estos los primeros en perderse, en el caso de Isabel no sucedió así. Es una variación de la normalidad y su odontopediatra nos brindó tranquilidad explicándonos la variación que hay en los conceptos conocidos como normales. Cabe aclarar que estos dientes ya se vienen desarrollando y en realidad están ahí presentes durante la etapa de desarrollo.

Otra situación que nos puede generar algún tipo de ansiedad tiene que ver con la creencia de que  este proceso es doloroso y si así lo fuere, que tanto podría afectar la ingesta de alimentos.  En tal sentido los niños son muy tranquilos y orientan el consumo de alimentos hacia los dientes que aun conservan. No es un proceso doloroso y por lo tanto no debe afectar la ingesta de alimentos. Si hay alguna alteración relacionada como presencia de abscesos, dolor u otra manifestación, es imperioso acudir al especialista.

En el proceso de la nueva dentición también es importante observar cómo se va dando el mismo e incluso es conveniente que el especialista examine a nuestros hijos, y si es del caso que haga una radiografía para tener la certeza acerca de la buena salud de los nuevos dientes.

Por ultimo, es entonces este evento tan importante en la vida de los niños y en la vida de los padres, pues es un signo de maduración y crecimiento, una oportunidad valiosa para reforzar los habitos saludables como es la higiene oral. Si tenemos unos dientes saludables no vamos a enfrentar problemas alimentarios, al menos aquellos que tienen que ver con la masticación de los alimentos.

El trueque del Ratón debe ser simbólico y traer un mensaje sobre el auto cuidado, aprovechando cada vez mas la autonomía que van adquiriendo los niños sin dejar de estar vigilantes y acompañándolos en estos procesos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>