Los vegetales desde el inicio

breakfast-21707_1920

Una de las principales preocupaciones de todos los padres es que sus hijos consuman vegetales. Es bastante común que lleguen buscando consejería para que les enseñe a sus hijos a consumir vegetales. Como ha sido una constante en este Blog siempre he dicho que el ejemplo se convierte en la mejor estrategia para incentivar el consumo de alimentos. Los niños imitan todo lo que nosotros hagamos.

En primer lugar cuando se comienza la dieta complementaria una vez se inicia el destete desde mi punto de vista es bueno incluir los vegetales para que sea una de las primeras experiencias en cuanto al gusto para lograr moldearlo e incluirlos dentro de la dieta de los bebes.

Las madres siempre se ven embargadas por la duda de cómo preparar una lonchera saludable para sus hijos y la inclusión de vegetales en la misma se vuelve una alternativa adicional para que ellos mejoren su alimentación y accedan a productos más saludables. Las zanahorias conocidas como “babies” pueden hacer parte de estas loncheras, algunos pueden aceptar el tomate y el pepino entre otros.

El ir a los mercados y supermercados a comprar los vegetales es otra manera de familiarizar a los niños con estos productos y con Isabel lo hemos hecho desde que estaba muy pequeña. Los niños deben conocer la existencia de los vegetales, las variedades que existen, los colores que hay, las texturas, los olores y la gran variedad de sabores que nos brindan. El contacto y el conocimiento de los productos hacen que el consumo de los mismos se dé de una forma natural y espontánea.

Otra forma para que los niños se acerquen a los vegetales es participar en una huerta escolar o casera. Existen múltiples iniciativas a nivel mundial para la creación de huertas. La expectativa de descubrir la magia de la naturaleza es un argumento suficiente para incentivar el consumo de vegetales en los niños. Mayor si son producción propia.

Además de las huertas tenemos que involucrar a los niños en la preparación de los alimentos para que sigan teniendo contacto con los mismos. Recuerdo en mi infancia que acompañaba a mi madre en la preparación de los vegetales y esto ayudo a construir mi aceptación por los vegetales.
Por último es necesario evaluar cuál es la preparación que más aceptan nuestros hijos para garantizar el consumo. No hay diferencia en la preparación de los vegetales en cuanto al aporte de nutrientes y no debe ser motivo de preocupación. Debemos garantizar su consumo y esto es solamente suficiente para nuestra tranquilidad y para la salud de nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>