Más largo que una semana sin carne, a propósito de la aftosa

cow-48494_1280Desde hace algunos días nos ha llegado la noticia acerca de un brote de fiebre aftosa en Colombia y el inicio de una cuarentena en ciertas regiones del País buscando evitar la propagación de la enfermedad. Desde el comienzo de esta situación y de las diferentes noticias emanadas desde las entidades gubernamentales decidí investigar un poco más acerca de esta enfermedad. Pues considero que falta mayor ilustración.

La Fiebre Aftosa es una enfermedad que afecta animales y hombres lo que se conoce como una zoonosis. Es un virus altamente contagioso que se encuentra en casi todo el Mundo. Latino américa se considera una zona endémica, es decir, donde hay presencia de la enfermedad. Este virus afecta al ganado de pezuña hendida (vacas, cabras, cerdos, ovejas e incluso a búfalos). El tiempo de incubación de la enfermedad es de unos doce días y por lo tanto se propaga rápido la enfermedad porque no se detecta sino hasta que los animales manifiestan los síntomas, y cuando se va a actuar ya se ha extendido. El virus viaja por el aire, en las prendas de vestir de las personas que tienen contacto, en el transporte de alimentos y en los vehículos de transporte de un País a otro.

La enfermedad se previene con vacunación del ganado y controlando el importe de ganado y productos alimenticios. Una vez se detecta en los animales es mejor el fusil sanitario (sacrificio) para evitar la propagación, ya que la enfermedad afecta la productividad por falta de alimentación adecuada del ganado y en cuanto a costo efectividad se tarda la recuperación del mismo. Se entra en cuarentena para abarcar los doce días de incubación y treinta días más para tener la certeza de la erradicación.

Ahora sí. ¿Debemos dejar de comer carne de res o cerdo por esta contingencia?

El virus sobrevive varios días en la carne fresca, poco cocida, ahumada y curada así como en la leche no hervida e incluso hasta 30 días en la leche refrigerada. Pero es en última instancia la leche el vehículo de transmisión en la cadena alimentaria. La transmisión se da por el consumo de leche cruda y sus derivados de reses infectadas y de personas que tienen contacto con los animales infectados.

No tenemos entonces que dejar de consumir carne o leche a no ser que estemos en zonas de cuarentena, de igual manera debemos conocer el origen de los cárnicos y lácteos y derivados que vamos a consumir. La cuarentena busca conjurar la posibilidad de infección en los humanos.
Por lo pronto Isabel y nosotros seguimos consumiendo carne.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>