2018 própositos

design-2711676_1920 (1)

Cada que llega un nuevo año nos llenamos de planes, somos excesivamente optimistas y nos hacemos una infinidad de promesas para esta nueva etapa. Queremos aprender un nuevo idioma, o viajar a un lugar lejano, suspenderemos alguna adicción y después de los excesos de la navidad y la época de vacaciones, llega con el arrepentimiento, la sentencia que ahora si vamos a reducir peso e iniciar la actividad física que tanto hemos aplazado.

Nuestros hijos tal vez no pueden ser aún tan conscientes del planteamiento de estos propósitos y ellos solo esperan la siguiente fecha especial. Para Isabel es particularmente importante su cumpleaños y el regreso al colegio. Ella no está planeando que este año escolar lo va a ganar, pues es un hecho para ella. De igual forma no está haciendo promesas acerca del control de peso o la realización de actividad física. Ella sabe que una buena alimentación y el ejercicio son fundamentales para su crecimiento.

No estoy en desacuerdo con la planeación, ni mucho menos. No debemos improvisar las cosas y el establecer metas nos obliga a hacer revisiones y determinar su cumplimiento. Pero en el área de la nutrición es importante establecer un propósito antes de llegar a los extremos. Es decir, no hacer promesas una vez hayamos llegado al problema, sino establecer una alimentación saludable y la realización de actividad física como un estilo de vida.

La vida no debe estar llena de privaciones, pero si debe tener límites.

Llevar un plan alimentario para la reducción de peso y un plan de actividad física es supremamente difícil pues estamos llenos de objeciones para cumplirlos, aplazamos los eventos para el siguiente día “mañana empiezo la dieta” o culpamos al clima por no permitirnos hacer actividad “parece que va a llover”. Por eso es mejor no llegar a los extremos. Una vez estemos ahí por culpa de nuestros excesos, si es necesario establecer una meta. Para iniciar siempre debemos preguntarnos porque queremos perder/ganar peso y/o realizar actividad. Los objetivos son fundamentales para ayudarnos a tener disciplina en la nueva etapa que nos planteamos. Sugiero no ser demasiado ambiciosos y más bien establecer metas pequeñas alcanzables, que nos van a brindar satisfacciones y a reforzar que si podemos.

Apliquemos estos principios con nuestros hijos para facilitarles los procesos de control de peso.
Mis mejores deseos para el 2018 que llega y que podamos alcanzar las metas que nos establezcamos.

La regla tres, seis, nueve y doce

watching-2082788_1280

Uno de los factores que se tiene en cuenta para cuantificar los niveles de actividad de los niños, es el tiempo que permanecen frente a una pantalla. Cuando se refiere a pantalla es de cualquier tipo de tecnología que la aplique como televisor, videojuego portable, Tablet o teléfono inteligente. Estos dispositivos acaparan la atención y terminan ocupando todo el tiempo libre de los niños.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de la situación nutricional ENSIN 2015 estas son las cifras del tiempo excesivo frente a pantallas en niños de 3 a 4 años es del 61,9%, los escolares llegan al 67,7% y los adolescentes están en el 76,6% siendo mayor en las cabeceras municipales. Y frente a estas cifras tenemos las del cumplimiento de las recomendaciones de tiempo de actividad física que es del 31,1 % en niños de 5 a 12 años y de apenas el 13,4% en los adolescentes. No es de extrañar entonces el aumento del exceso de peso que se encontró en ambas poblaciones de 5,6 puntos en los primeros y de 2,4 puntos en los segundos.

 

El tiempo mínimo de actividad física recomendado para los niños es de 300 minutos acumulados en la semana, idealmente deberían realizar 180 minutos diarios.

 

Esta semana tuve la oportunidad de oír y leer un poco acerca de las recomendaciones de Serge Tisseron, psiquiatra francés, y acogidas por la asociación francesa de pediatría ambulatoria para el manejo de las pantallas en los niños y adolescentes. En resumen las orientaciones son las siguientes:

• Tres: Antes de los tres años no existe ninguna ventaja en la utilización de pantallas.
• Seis: No se debe permitir el uso de videojuegos en niños menores de esta edad, pues pueden acaparar toda su atención y de esta forma crear una dependencia al juego.
• Nueve: Nada de internet antes de los nueve años sin acompañamiento.
• Doce: Internet solo a partir de los doce pero con reglas y acompañamiento de los padres, como tampoco tener un teléfono móvil antes de esta edad.

En esta época hay algunas listas de regalos que pueden incluir alguno de estos dispositivos, asi que tengamos en cuenta estas directrices para hacer una buena elección. Acompañemos a nuestros hijos para hacer actividades al aire libre y para ayudar a escoger que contenidos de televisión se pueden ver. Explicar los riesgos de la utilización de las redes sociales y las reglas básicas para evitar acoso de cualquier tipo.

La actividad no es lo único que previene el exceso de peso, pero es una parte fundamental de una vida saludable, alejar a los niños de las pantallas es un primer paso para una buena salud física y mental.

 

Llego Diciembre y su Alegría

christmas-cookies-2975570_1920

Es cierto. Llego Diciembre y su alegría. Muchas personas se preocupan al aproximarse la época de la navidad especialmente por el control de peso, tanto personal como el de sus hijos. La angustia es creciente y en vez de disfrutar las fiestas se convierte en un gran tormento.

Todo se puede hacer con medida.

Tenemos que aprender a ser moderados. En última instancia podemos establecer tres o cuatro días especiales para poder disfrutar de todos los manjares y comidas especiales que se ofrecen en esta época. Controlar el exceso de peso o evitar la ganancia exagerada de peso se puede lograr sin necesidad de abstenerse de los placeres. Comer porciones pequeñas, distribuir los horarios de comida, no consumir alimentos entre comidas. Por ejemplo, si se tiene conocimiento que habrá una cena especial, es mejor comer algo liviano al almuerzo, consumir solo una fruta en la tarde y si disfrutar en la noche de la cena programada.

Existen productos bajos en calorías. Estos productos se obtienen al disminuir algún ingrediente como son el azúcar o la grasa. Esto no significa que no aportan calorías y que no ocasionan aumento de peso. Algunos de ellos están diseñados para personas en condición de diabetes y tienen en su rotulado la leyenda de “apto para diabéticos”. En este caso funciona igual, no se puede exagerar su consumo. Pues dentro de sus ingredientes no tienen azúcar adicionado, pero si se trata de una torta, si tiene harina y esta es un carbohidrato que puede afectar los niveles de glicemia de la persona en condición de diabetes. Aquellos que no tengan esta condición tampoco están autorizados a exagerar su consumo por lo que ya se mencionó en el aporte de calorías. Es una alternativa que se puede utilizar, pero con moderación.

Aprovechar los días festivos para realizar actividad física

La época decembrina coincide con las vacaciones escolares y empresariales. Es un momento oportuno para realizar actividades al aire libre. Realizar caminatas, ir a nadar, dar un paseo en bicicleta, en fin aprovechar el tiempo libre de una manera activa. Alejar a los niños y adultos de las pantallas que son los mayores responsables de la falta de actividad. Igualmente dar regalos que incentiven la realización de actividad física como implementos deportivos, ropa adecuada para hacer actividad. También podemos dar un paseo o una caminata previa a las festividades y así disfrutaremos sin remordimientos después.

Como ha sido una constante el ejemplo es la mejor manera de enseñar buenos hábitos.

Papá, me cabe una tortilla más. Cuanto se debe dejar comer demás.

tortilla-988986_1920

tortilla-988986_1920Una noche de esta semana la cena fue de acuerdo al gusto de Isabel. A pesar de que no ha sido una fanática del huevo, si le gusta la tortilla de huevo. Es uno de sus desayunos favoritos, también se sirve en otros tiempos de comida de acuerdo a la disponibilidad y sobre todo al deseo de Isabel. Nosotros como padres debemos moldear el hábito con rutinas y disciplina, pero en este proceso también debemos sacar provecho de las preferencias y gustos de los niños para poder brindar un aporte nutricional adecuado acorde a las necesidades individuales relacionadas con la edad y la etapa de crecimiento.
¿Cuál es el límite para permitir que se repita un plato o que se agregue más comida? Continuar leyendo

La importancia de la actividad

20160605_092345
En mi caso personal siendo un entusiasta de la actividad física, he querido que Isabel comparta esa afición. Es así como desde hace un año ella ha venido preparándose para competir en una carrera ciclística, pues es esa una de las actividades que a ella le llama la atención. Pero porque le gusta tanto?

Isabel para su segundo cumpleaños recibió de parte mía y de su padrino una pequeña bicicleta para iniciarse en esta actividad. El tipo de bicicleta que le regalamos no tiene pedales y sirve para que los niños se familiaricen con la máquina y aprendan a tener mejor dominio viso espacial. Esta es una competencia importante para el desarrollo motriz y cognitivo. Rápidamente Isabel fue mejorando en su control de la bicicleta hasta que cumplió los cinco años, en donde hizo su escalamiento a una maquina de pedales y no tuvo necesidad de soporte de ruedas traseras y pronto logro tener la destreza suficiente para montar en su nueva bicicleta.

Hasta ahora se que es su afición existe porque ha tenido contacto con el ciclismo, pues Isabel me ha acompañado desde muy pequeña en diferentes excursiones ciclísticas en las sillas diseñadas para los velocípedos. También le gusta la bicicleta porque ha visto en casa que realizamos actividad regularmente y eso no viene en el ADN sino en el ejemplo.

Yo no concibo la nutrición sin actividad, ambas se complementan y se aprenden con el ejemplo.

Con esto hasta Pereira

Esta próxima a llegar la temporada de vacaciones y me embarga la nostalgia al recordar las palabras de mi Padre que sentenciaba: “y con esto hasta Pereira”. Era su manera de decirnos que debíamos desayunar bien para la jornada que emprenderíamos en un viaje fascinante por las carreteras de Colombia, conociendo su geografía, su cultura y su diversidad.

La época de vacaciones debe ser aprovechada en su totalidad para que nuestros hijos aprendan a conocer su País y sobre todo a conocer y reconocer su diversidad climática y su variedad de productos alimenticios. Si se hace una excursión por tierra es bueno llevar alimentos tradicionales preparados en casa como el  fiambre (envuelto en hoja de biao arroz, huevo, maduro, chicharrón) o como sea  la preferencia de la casa, tal vez no suena muy saludable, pero si mejor que un paquete de un producto procesado lleno de preservantes y químicos que no nos habla de nuestra cultura. Que tal llevar un termo con guandolo (bebida de panela y limón) con hielo bien refrescante en vez de una botella de dos litros de quién sabe qué. Por el camino tendremos la oportunidad de consumir una gran variedad de frutas nuestras como el mango, las naranjas, las mandarinas, los bananos o las piñas, en fin dependiendo a donde vayamos encontraremos alguna fruta novedosa que nos permitirá mejorar el repertorio del menú y así construir buenos hábitos alimentarios.

De igual forma si el viaje no es por las carreteras del País también a donde fuésemos tendremos la oportunidad de conocer la gastronomía de la región. Visitar los lugares tradicionales de cada ciudad para conocer sus platos, los dulces típicos de la región y así cambiarlos por los dulces y chocolates y demás productos procesados que no aportan desde lo nutricional lo necesario para nuestros hijos. En cambio consumir los platillos del sitio a donde vayamos de vacaciones nos va a permitir ampliar nuestro conocimiento cultural de donde vivimos y de donde venimos, a la par que va a ser mucho más saludable y de seguro económico.

Siempre cuando hablamos sobre alimentación no puede quedar de lado la actividad física, y las vacaciones son un momento importante para practicarla en familia. Realizar excursiones, caminatas por la playa, por nuestra ciudad o por el sitio que estemos conociendo nos va a permitir estar activos y nos va a brindar tiempo en familia y tiempo extra para conocer en detalle y no con la velocidad de un carro los diferentes sitios turísticos que estemos visitando.

Es pues una invitación para acercarnos a la gastronomía de nuestra región o País, para disfrutar en familia y realizar actividad física en grupo con todos los miembros del hogar.
Y les recuerdo que con esto hasta Pereira….

El aguacate

Una de las frutas preferidas por Isabel es el aguacate. Por fortuna en la actualidad se consigue durante todo el año y es un ingrediente importante de la ensalada, pues así se garantiza el consumo de otros vegetales al presentarlo mezclado o acompañado de los mismos. El aguacate aporta grasas de origen vegetal (monoinsaturadas) que son saludables en cantidades moderadas, una buena fuente de energía para la actividad física y aporta además vitamina A y E que tienen poder antioxidante así como algunas vitaminas del complejo B.

La invitación es para incluir el aguacate dentro de la dieta de nuestros hijos pues tiene muchos beneficios y normalmente es bien aceptada por su presentación y consistencia.

123