¿Por qué es bueno el arroz?

rice-2641741_1920
El arroz es originario de la China o la India, no hay claridad. A América se presume que llegó con Colón. Se cultiva en el mundo desde hace unos 5.000 años y es el segundo cereal más producido después del maíz. Incluso la mayoría de su producción es para consumo humano que lo hace uno de los alimentos más importantes. Es la base de la dieta de los países asiáticos y algunos de América Latina. En Colombia se cultiva en muchas regiones pero, principalmente, en el Tolima.

Continuar leyendo

Chiqui… ¿vamos a tomar lechita?

La importancia del consumo de lácteos en la infancia.

Mi relación con los lácteos no ha sido muy cordial, particularmente con la leche. Tal vez de una manera contestataria rechacé el consumo de leche por una larga ausencia mi madre que estuvo fuera del país visitando a su familia en el extranjero. Luego, la abuela de un gran amigo, Doña Susa, una gran matrona, me insistía hasta el cansancio (en su afán por brindarme una buena nutrición) para que tomara leche recién ordeñada que no era de mi gusto. Y por eso me alejé mucho más de ella. Por último fui graduado como catador de leche para mi padre, cuando el sospechaba que podría estar pasada, la mayoría de veces acertaba y yo sufría las consecuencias de consumir leche agría. Por eso no he sido muy afecto en particular a la leche.Desde el punto de vista nutricional se debe tomar una posición, pues existen los defensores y los detractores de la leche. Por un lado existen argumentos desde el punto de vista científico que le indilgan a la leche su responsabilidad en la aparición de algunas condiciones autoinmunes como la diabetes mellitus, el asma y por su puesto las alergias, que son innegables pero no son solo privilegio de la leche. Los defensores hablan acerca de sus propiedades nutricionales y el cubrimiento de los requerimientos en la dieta de las personas, además de su asequibilidad y economía.

Continuar leyendo

¡Cómo duele crecer!

portrayal-89189_1280En días recientes Isabel ha vuelto a presentar dolores en los miembros inferiores particularmente y me dijo que si crecer era así de doloroso prefería no seguir creciendo. Se queja de dolor a nivel de las piernas y las rodillas principalmente. No es un dolor constante, es intermitente y no es de todos los días. Se presenta ocasionalmente y no está relacionado con ningún tipo de trauma. No presenta lesiones en las extremidades como moretones o enrojecimiento de la piel que serían señal de algún tipo de golpe o enfermedad. Continuar leyendo

Cuando iniciar el pescado

Ya hemos comentado anteriormente cuales son los alimentos que tienen mayor potencial para producir alergias de tipo alimentario y que son conocidos como los grandes siete que incluye: leche, soya, huevo, maní, fresas, mariscos y pescado. Todos estos alimentos se deben evitar antes del primer año de vida y se deben introducir en la alimentación de los pequeños gradualmente y uno por uno después del año de edad. Mientras más tiempo se pueda retardar el inicio mucho mejor especialmente el maní y las fresas puesto que son los de mayor poder alergénico.
Ya le vamos a dar pescado a Isabel, ella ya tiene 15 meses y no ha presentado alergias alimentarias y tolero bien el huevo.
Una de las principales razones para retardar el inicio del pescado obedece al riesgo de contaminación por mercurio. El mercurio es un elemento que se encuentra en el medioambiente, y en el mundo actual los mares y ríos no están libres de la contaminación de este metal. En pequeñas cantidades es inocuo, pero en grandes cantidades es supremamente toxico. Los peces convierten el mercurio en metilmercurio y lo depositan en su organismo para no excretarlo. Las grandes especies marinas tienen mayor probabilidad de contaminación al comer las especies más pequeñas. En nuestro medio no se reporta el contenido de mercurio de los peces y por lo tanto no se recomienda consumir más de dos veces por semana pescado. Dentro de estas recomendaciones se restringe el consumo de tiburón, pez espada, macarela y blanquillo a mujeres en embarazo, madres lactantes y menores.
Para tener en cuenta:
• No dar  de tiburón, pez espada, macarela y blanquillo.
• No dar más de dos veces por semana (peces con bajo contenido de mercurio) atún enlatado, salmón, trucha, abadejo ó bacalao y bagre (tener en cuenta que nuestros ríos por explotación minera pueden contener altas cantidades de mercurio).
• Una vez por semana atún no enlatado.
• En el caso de Colombia que no conocemos el contenido de mercurio no se debe consumir más de una vez por semana.

Se puede revisar mayor información en este enlace .

Que fue primero el huevo o la gallina?

Esta pregunta filosófica y clásica se responde fácilmente cuando se trata de la alimentación de Isabel, fue primero la gallina, pues el huevo no se le puede iniciar hasta el primer año de edad, por tratarse de un alimento potencialmente alergenico. Ya hemos visto cuales son los alimentos potenciales para desarrollar alergias, los cuales debemos evitar hasta el primer año de edad, de ahí en adelante se pueden introducir en la dieta gradualmente y evaluando la respuesta de cada uno. Los alimentos alergenicos son la leche de vaca, la soya, el huevo, el pescado, el maní y las nueces,  las fresas, los mariscos y los pescados. Debemos incluir dentro de estos los cítricos, pues también pueden llegar a presentarse alergias a los mismos. Aquellos niños que tienen padres con una alergia identificada a uno de estos alimentos es prudente posponer el inicio de los mismos hasta los dos años de edad.
Siguiendo este orden de ideas y como Isabel ya cumplió su primer año de edad, vamos a iniciar el huevo en su alimentación. La llegada de este ingrediente a su dieta va a ser beneficioso, pues el huevo es una muy buena fuente de proteína, vitaminas como la biotina y antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, además es una fuente de grasa dentro de la alimentación y que también es necesaria para diferentes funciones en el organismo, para mencionar solo una, el colesterol presente en la dieta hace parte estructural de diferentes hormonas necesarias para el normal funcionamiento del organismo. El huevo es muy versátil y se puede ofrecer en diferentes preparaciones como huevo duro, revuelto, en tortilla y como complemento de otros alimentos como por ejemplo en las sopas.
La estrategia para iniciar el huevo es escalonada. Esto quiere decir que se comenzará con un cuarto de yema preferentemente dura por dos días intercalados y evaluar la respuesta del organismo, que no haya brotes en la piel o presencia de síntomas gastrointestinales como vómito o diarrea. Si hay buena tolerancia se aumenta en la siguiente semana a media yema, vigilando los mismos síntomas anteriores y si es bien tolerado se le seguirá dando medio huevo revuelto o duro. En la preparación debe ser bien cocinado para evitar la intoxicación por salmonella. La frecuencia del consumo de huevo a partir de entonces será de tres a cuatro por semana.
Después de estas dos semanas de introducción del huevo en la dieta se puede continuar con los cítricos prestando especial cuidado de no consumirlos mientras haya exposición directa al sol, pues podría generar manchas en la piel.
Hasta ahora Isabel ha recibido pollo picado en su alimentación, es decir, primero fue la gallina y ahora vendrá a disfrutar del huevo.

Preparación para la Programación Fetal

Ya se discutió la importancia de la Programación Fetal como factor determinante en la prevención primaria de enfermedades cronicas no transmisibles que incluye la diabetes, la hipertensión, la obesidad y ciertos tipos de cáncer además de otras enfermedades como lo son los problemas alérgicos.

Cuando una pareja decide quedar en embarazo se deben preparar ambas partes desde un tiempo prudencial previo para llegar con el mejor estado de salud. Tenemos entonces que conocer con antelación el Indice de Masa Corporal (IMC) de ambos con el fin de conocer si hay problemas de peso, es decir, si hay bajo peso, peso saludable, sobrepeso u obesidad. La fórmula del IMC se obtiene de dividir el peso en kilogramos sobre la estatura (talla) en metros al cuadrado:

IMC= PESO (Kg)/ TALLA (m2)   Ejemplo: Mujer de 60 Kilos con 1.65 de estatura tiene un IMC= 60/1.65X 1.65= 22.03

IMC menor 18.5 18.5- 24.9 25- 29.9 mayor 30
Clasificación Peso Bajo Peso Saludable Sobrepeso Obesidad

Si estamos frente a un peso bajo, se puede presentar infertilidad y si se da el embarazo, la madre no tendrá suficiente reservas para aportar a su bebe para que este crezca saludable. El estado nutricional, el peso y la talla de la madre son determinantes y se correlacionan con el peso y la talla al nacimiento. Entonces aquellas futuras madres que tengan un peso bajo, deben buscar la asesoría profesional para la ganancia de peso. Como recomendación se debe aumentar la densidad calórica de los alimentos, esto es en el mismo volumén o cantidad al que está acostumbrada a comer, debe aumentar el aporte calórico. Esto se consigue por ejemplo consumiendo queso adicional en las comidas, tomar alimentos gratinados, agregar aderezos con aceites, consumir dulces como postres, utilizar las cremas de chocolate para untar, la mantequilla de maní, en fin hay deliciosas alternativas para ganar peso incluyendo el yogurt que ahora viene en pequeñas porciones bebibles. Recomiendo además consultar para definir deficiencias y encontrar aquellos suplementos nutricionales que sean adecuados para cada persona.
Las mujeres que tengan un peso saludable no tienen ningún inconveniente en iniciar el embarazo, pero si es fundamental el consumo de acido fólico, esto no solo aplica para las mamas de peso saludable, sino para cualquier embarazo, pues su consumo evita la aparición de defectos del desarrollo del tubo neural del bebé. La recomendación es tomar este suplemento en capsulas 3 meses antes de buscar la gestación, ya que su requerimiento es fundamental en las 8 primeras semanas de embarazo. Se puede aumentar el consumo de trigo, naranja, vegetales verdes, leguminosas y carne que son ricos en acido fólico, aunque se absorbe muy bien el que viene como medicamento.

Continuar leyendo

Leche de vaca… cuando iniciarla?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna exclusiva debe ser hasta los 6 meses de edad, y la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda además mantener la lactancia hasta los 12 meses de edad para mantener una nutrición óptima, si no es posible garantizar esta alimentación, se recomienda la utilización de leche de fórmula.

Existe hoy en día una tendencia en la no utilización de la leche de vaca en los menores. Porque debemos atrasar la iniciación de este tipo de leche en los bebes? Se sabe que una iniciación temprana, es decir, antes de los 12 meses de edad puede producir o desencadenar alergias, especialmente a la proteína de la leche, puede llevar a sangrados intestinales, deficiencias de hierro y pobre estado nutricional del niño. A su vez la utilización temprana a la leche de vaca puede favorecer la aparición de otro tipo de alergias alimentarias e incluso hay estudios que demuestran su relación con el desarrollo de la Diabetes tipo 1. Es de suma importancia esperar la maduración del intestino, es decir, esperar a que nuestros hijos sean mayores a los 6 meses de edad para introducir alimentos que contengan trazas de proteína láctea en diferentes productos como panes, galletas, derivados lácteos como quesos y yogurts sin el riesgo aumentado de producir una reacción alérgica. Uno de los problemas mencionados es el sangrado intestinal y la falta de hierro que produce esta leche, asi que después de los 4 a 6 meses de edad al acabarse los depósitos de hierro del bebé se debe suplementar con leches fortificadas, asi como cereales igualmente fortificados e introducir en la alimentación de los pequeños la carne como otra buena fuente de hierro. Aquellos lactantes que no reciben formulas fortificadas, reciben leche de vaca o no consumen carne van a necesitar un suplemento de hierro. También es recomendable no dar leche inmediatamente después de comer, porque altera la absorción del hierro.

Continuar leyendo

Saciedad

Isabel ya casi cumple los 10 meses de edad y su alimentación ha mejorado mucho. Cuando me refiero a que ha mejorado quiero decir que su alimentación es cada vez más variada. Solo tenemos en cuenta aquellos alimentos alergenicos como el huevo, los cítricos, los pescados y mariscos asi como la leche para no incluirlos todavía en su dieta. Isabel gatea por toda la casa y es una gran exploradora, esta exploración y curiosidad que le esta brindando esta nueva etapa de su vida también incluye la comida. Yo ya había comentado como Isabel quiere comer lo mismo que uno come. En este sentido y de acuerdo a la evitación de los alimentos más riesgosos para el desarrollo de alergias le permito probar de mis alimentos. Esta situación me ha permitido mejorar aún más mis hábitos alimentarios en el sentido que he disminuido el consumo de sal entre otros o la ingesta de bebidas colas, pues son estos hábitos los que quiero enseñar a mi hija. De Isabel estamos aprendiendo todos los que la rodeamos. Ella me ha enseñado la perseverancia en la consecución de metas, me ha enseñado a prescindir de algunos alimentos que no son estrictamente necesarios, me ha enseñado a explorar los sentidos y degustar cosas nuevas cada día. Me ha demostrado también como va adquiriendo su sentido de saciedad. En este punto sobre la saciedad me quiero detener porque es un problema que enfrentamos los que estamos involucrados en la educación de los menores. No falta la abuela que quiere a su bebe gordo, pues este es el parámetro de salud, son aquellas que quieren que los niños se acaben su plato. No solo son las abuelas, son los tíos, las tías, incluso las empleadas o cualquier persona cercana la que opina acerca de la cantidad de alimento que debe comer un bebe. Da satisfacción al observador ver un plato terminado y vacio, y muy probablemente indigestión al pequeño que fue forzado a comer. Al presionar la ingesta de comida aumentamos cada vez más su capacidad gástrica y se va a necesitar cada vez más comida para saciarlo, así estamos es educando a un futuro obeso. Estoy consciente que esto genera conflicto, pero la salud de nuestros hijos debe primar por sobre los intereses o las creencias de la familia. Trato de ser muy respetuoso con Isabel y nunca me esfuerzo más de lo necesario cuando le ofrezco la comida. Anoche particularmente no quiso recibir su ultimo tetero de la noche, por más que se lo ofrecí no lo recibió y no le hizo falta, durmió la noche completa y eso si hoy en la mañana disfruto mucho su biberón. Mi invitación es observar bien a nuestros hijos, descifrar sus mensajes y no forzarlos nunca a comer. Tenemos que tener en mente que sus estómagos tienen el mismo tamaño que ellos, es decir, también son pequeños.

12