Chiqui… ¿vamos a tomar lechita?

La importancia del consumo de lácteos en la infancia.

Mi relación con los lácteos no ha sido muy cordial, particularmente con la leche. Tal vez de una manera contestataria rechacé el consumo de leche por una larga ausencia mi madre que estuvo fuera del país visitando a su familia en el extranjero. Luego, la abuela de un gran amigo, Doña Susa, una gran matrona, me insistía hasta el cansancio (en su afán por brindarme una buena nutrición) para que tomara leche recién ordeñada que no era de mi gusto. Y por eso me alejé mucho más de ella. Por último fui graduado como catador de leche para mi padre, cuando el sospechaba que podría estar pasada, la mayoría de veces acertaba y yo sufría las consecuencias de consumir leche agría. Por eso no he sido muy afecto en particular a la leche.Desde el punto de vista nutricional se debe tomar una posición, pues existen los defensores y los detractores de la leche. Por un lado existen argumentos desde el punto de vista científico que le indilgan a la leche su responsabilidad en la aparición de algunas condiciones autoinmunes como la diabetes mellitus, el asma y por su puesto las alergias, que son innegables pero no son solo privilegio de la leche. Los defensores hablan acerca de sus propiedades nutricionales y el cubrimiento de los requerimientos en la dieta de las personas, además de su asequibilidad y economía.

Continuar leyendo

¡Cómo duele crecer!

portrayal-89189_1280En días recientes Isabel ha vuelto a presentar dolores en los miembros inferiores particularmente y me dijo que si crecer era así de doloroso prefería no seguir creciendo. Se queja de dolor a nivel de las piernas y las rodillas principalmente. No es un dolor constante, es intermitente y no es de todos los días. Se presenta ocasionalmente y no está relacionado con ningún tipo de trauma. No presenta lesiones en las extremidades como moretones o enrojecimiento de la piel que serían señal de algún tipo de golpe o enfermedad. Continuar leyendo

Yogur

Una de las recomendaciones para cualquier persona que quiera llevar una alimentación saludable debe incluir el yogur.

Esta bebida milenaria es una fuente adecuada de calcio particularmente y ofrece beneficios de tipo digestivo a los consumidores. Las ventajas digestivas se deben a la presencia de bacterias necesarias para la producción del mismo, pues estas ayudan a regular la flora intestinal. Para las personas que tienen intolerancia a la lactosa, el yogur es una alternativa como fuente de calcio, ya que la mayoría de pacientes con intolerancia al consumir estos productos no presentan síntomas.

El yogur es una bebida popular y hay un sinnúmero de presentaciones como son aquellos para bebes, con fibra, con probióticos, con fitoesteroles, sin azúcar, bajos en grasa, con fruta, bebibles y cuchareables. Hay para cada gusto y necesidad. Es importante tenerlo dentro de la dieta ya que se convierte en una alternativa de bebida diferente a aquellas con alto contenido de azúcar, amén que brinda saciedad y evita el exceso de ingesta de otros alimentos. Cabe destacar que es un alimento que también aporta proteína, tan necesaria para el crecimiento de nuestros hijos.

Estos dientes si son de leche

Entre los 24 meses y los 26 meses de edad se debe haber completado la dentición de los 20 dientes deciduos o dientes de leche.  Para el adecuado y normal desarrollo de esta dentición es de gran importancia la dieta de la madre antes y durante el embarazo. Hacia las 20 semanas de embarazo los requerimientos de calcio de la madre se ven aumentados y dependen de una ingesta adecuada. Al tener en cuenta que los hábitos alimentarios de la mitad de la población no cumplen con los estándares por rutina se da un suplemento de calcio desde la semana 20 de embarazo. Este se deja hasta que termina la lactancia, pues durante esta etapa las necesidades de calcio tanto de la madre como del bebe se incrementan aún más. Adicional al suplemento de calcio siempre se debe privilegiar el consumo de este mineral en la dieta diaria como son lácteos, derivados lácteos y vegetales verdes.

Ya vimos anteriormente como se va dando la primera dentición y cuál es el orden de aparición de la misma. Escribo este artículo para enfatizar en la creación de hábitos saludables y entre ellos se incluye la higiene oral. De una buena higiene oral depende en alto grado una buena salud en general de los niños y adultos. Con los primeros dientes se puede utilizar gasa humedecida para limpiarlos e incluso utilizar dediles con pequeñas cerdas suaves para realizar la limpieza de los dientes, especialmente después de comidas principales y del consumo de azucares refinados (dulces, chocolates, golosinas, bebidas azucaradas). En los niños mayores de un año se empieza a utilizar cepillos de dientes adecuados para su edad e incluso adicionar cremas dentales sin flúor, pues es sino hasta después de los dos años que los pequeños aprenden a no tragar la saliva y a expulsarla. El flúor si se traga puede ocasionar una enfermedad conocida como fluorosis. Acá es importante la adquisición de una buena costumbre al tener rutinas de higiene oral después de comidas y a la hora de dormir que si son consistentes van a perdurar en el tiempo y nuestros propios hijos las van a reclamar.

Para una buena salud oral también debe existir además de la higiene una dieta adecuada, que permita el normal desarrollo de la dentición, es entonces necesario el consumo de calcio que se obtiene de la leche, el yogur, los quesos, helados y los vegetales verdes. Cobra importancia la utilización de los dientes en la masticación donde igualmente aprenden a identificar diferentes texturas entre blandas y duras, entonces debemos brindarles la oportunidad de comer frutas más consistentes como las manzanas, la carne en trozos no muy grandes que obliguen la masticación para desarrollar toda la musculatura masticatoria que también determina el desarrollo del lenguaje y la fisionomía de la cara.

Una mala higiene oral predispone a enfermedades crónicas, infecciones y pérdida de las piezas dentales antes de tiempo. Una nutrición adecuada garantiza un desarrollo físico y mental óptimo. La salud de nuestros hijos refleja nuestra salud y debemos buscar que ambas sean adecuadas.

La lonchera de Isabel

Hoy la lonchera de Isabel lleva:

Para una niña de 20 meses como Isabel  es una lonchera adecuada que esta incluyendo la bebida láctea como fuente de Calcio y proteína, las uvas aportan antioxidantes y son fuente de fibra lo mismo que las galletas que también le aportan la energía necesaria para el tiempo que esta fuera de casa durante la mañana. Este tipo de lonchera es fácil de dar a los niños pequeños, pues no requieren en gran parte de nuestro concurso, solo para abrir la bebida láctea, el resto lo pueden tomar en sus manos y así desarrollar su independencia.

La mayor alegría es cuando recogemos a Isabel del Preescolar y recibimos el reporte que se consumió todo lo que se le envió para su comida en la mitad de la mañana.

Ya pensaré en la lonchera de mañana e incluiré una fotografía. Con esto espero poder ilustrar de una mejor manera como solucionar el problema de que debemos empacar en la lonchera escolar de nuestros hijos.

Isabel no toma leche

Uno de los temas que cobra importancia en todos los padres preocupados por el crecimiento de los hijos está relacionado con las aversiones a diferentes tipos de alimentos. En cualquier etapa de la niñez pueden aparecer diferentes tipos de rechazo a un alimento especifico. Es importante identificar las posibles causas para evaluar la solución al problema, o buscar un sustituto del grupo de alimentos que haya sido motivo de rechazo. En el articulo sobre los 5 problemas y las 23 soluciones están las causas frecuentes de estas situaciones y las estrategias para resolverlos.

 Isabel esta próxima a cumplir 18 meses y la recomendación de la pediatra fue el retiro del biberón. A esta edad ya debe consumir los líquidos en vaso anti derrame, o vaso pitillo. Isabel ya se estaba acostumbrando a este tipo de vaso pero si recibía un biberón especialmente en la mañana al despertar y ocasionalmente durante el día. Coincidió el retiro del biberón con un cambio en la leche de formula que había recibido hasta la fecha y desde entonces no ha querido recibir leche. Esta es una situación que puede generar ansiedad en los padres, pero si ella ha decidido no consumir leche es porque no le gusta y es obligación de nosotros como padres brindarle los nutrientes necesarios. Dentro de los sustitutos de la leche le hemos dado con éxito yogur, natilla, jugos en leche, queso dentro de los lácteos y derivados. En la alimentación de Isabel también hemos tenido siempre vegetales verdes que son fuente de calcio y más adelante incluiremos leche en la preparación de las sopas y cremas.

 Otra estrategia para lograr que nuestros hijos coman frutas y lácteos es la preparación de un postre conocido como Arco Iris.

 Receta:

  •  Gelatina de sabores
  •  Gelatina sin sabor
  •  Crema de leche
  •  Frutas troceadas finas

Se preparan las gelatinas de sabor y se parten en cubos pequeños. Se bate la crema de leche con la gelatina sin sabor disuelta y se mezclan en un molde con las frutas y los cubos de gelatina. Se lleva a refrigeración y una vez este consistente se parte y se sirve.

Huesos sanos en cuerpos sanos

La salud ósea es uno de los aspectos más importantes de la vida pues depende de la nutrición que se reciba en los primeros años de vida y de los hábitos nutricionales que se lleven después de esta etapa.  Para comenzar enfatizo la importancia de un consumo adecuado de calcio durante la gestación, pues las demandas del bebe en crecimiento deben ser cubiertas, para que la madre no presente una deficiencia posterior, ya que si un  feto en crecimiento no recibe calcio de la dieta materna lo va a obtener de los depósitos que tenga la madre. Vemos entonces como el binomio madre hijo tienen unos requerimientos aumentados y por lo tanto es importante dar un suplemento a la madre en gestación. El estado nutricional de la madre refleja el del bebé y es por eso que también la madre en embarazo debe recibir suplemento de vitamina D que es fundamental para el metabolismo del calcio y fijarlo a los huesos.
En los primeros años de vida la deficiencia de vitamina D se manifiesta como raquitismo que se caracteriza por una debilidad en los huesos que lleva a producir malformaciones en los mismos. La vitamina D es escasa en la naturaleza y por lo tanto se debe recibir en suplementos que están en las fórmulas de leche maternizadas y la fuente primordial que es la exposición al sol para que nuestro organismo la sintetice. Aquellos que solo reciben leche materna garantizan su aporte por la luz solar y la dieta (alimentación) de la mama.

La época clave en el metabolismo del calcio y la realización de los depósitos del mismo en los huesos es entre los 10 y los 18 años de edad. Es decir, en la época de crecimiento rápido de los huesos y la terminación de su crecimiento alrededor de los 16 años en las mujeres y los 18 años en los hombres. Es en este momento donde los requerimientos de calcio son mayores y donde la dieta debe ser rica en este mineral. Se recomienda entonces tener una alimentación que contenga lácteos y sus derivados, vegetales verdes, soya y si es del caso también consumir un suplemento de calcio, pues de acuerdo a las encuestas nutricionales realizadas en nuestro país, las dietas son deficientes en este nutriente. Cobra importancia la realización de actividad física, ya que esta estimula la producción de hueso y por lo tanto garantiza la fortaleza de los huesos. Igualmente se recomienda la disminución de la ingesta de bebidas gaseosas tipo cola específicamente, ya que estas alteran la absorción del calcio y son responsables de unos huesos frágiles en el futuro.

Continuar leyendo