Isabel no toma leche

Uno de los temas que cobra importancia en todos los padres preocupados por el crecimiento de los hijos está relacionado con las aversiones a diferentes tipos de alimentos. En cualquier etapa de la niñez pueden aparecer diferentes tipos de rechazo a un alimento especifico. Es importante identificar las posibles causas para evaluar la solución al problema, o buscar un sustituto del grupo de alimentos que haya sido motivo de rechazo. En el articulo sobre los 5 problemas y las 23 soluciones están las causas frecuentes de estas situaciones y las estrategias para resolverlos.

 Isabel esta próxima a cumplir 18 meses y la recomendación de la pediatra fue el retiro del biberón. A esta edad ya debe consumir los líquidos en vaso anti derrame, o vaso pitillo. Isabel ya se estaba acostumbrando a este tipo de vaso pero si recibía un biberón especialmente en la mañana al despertar y ocasionalmente durante el día. Coincidió el retiro del biberón con un cambio en la leche de formula que había recibido hasta la fecha y desde entonces no ha querido recibir leche. Esta es una situación que puede generar ansiedad en los padres, pero si ella ha decidido no consumir leche es porque no le gusta y es obligación de nosotros como padres brindarle los nutrientes necesarios. Dentro de los sustitutos de la leche le hemos dado con éxito yogur, natilla, jugos en leche, queso dentro de los lácteos y derivados. En la alimentación de Isabel también hemos tenido siempre vegetales verdes que son fuente de calcio y más adelante incluiremos leche en la preparación de las sopas y cremas.

 Otra estrategia para lograr que nuestros hijos coman frutas y lácteos es la preparación de un postre conocido como Arco Iris.

 Receta:

  •  Gelatina de sabores
  •  Gelatina sin sabor
  •  Crema de leche
  •  Frutas troceadas finas

Se preparan las gelatinas de sabor y se parten en cubos pequeños. Se bate la crema de leche con la gelatina sin sabor disuelta y se mezclan en un molde con las frutas y los cubos de gelatina. Se lleva a refrigeración y una vez este consistente se parte y se sirve.

La primera papilla

Según los textos científicos revisados, idealmente se inicia la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad. Antes de este tiempo la alimentación ideal es la lactancia materna o en su defecto la leche maternizada. En estos textos indican que se debe iniciar la alimentación con papillas preferentemente con cereal de arroz.

Es difícil tomar la decisión de cuando iniciar la alimentación complementaria debido a la inmadurez del intestino de los pequeños bebes y el posible desarrollo de intolerancias alimentarias y/o alergias. Igualmente se torna difícil esta decisión debido al requerimiento energético de nuestros pequeños, ya que la distribución calórica debe ser diferente a la de un adulto y su alimentación debe ser alta en grasas y baja en carbohidratos diferente a los niños mayores o los adultos. Es difícil tomar la decisión debido a el proceso de destete de la madre que empieza a generar angustia en el binomio madre hijo y también debido a la falta de experticia y habilidades culinarias para preparar este tipo de alimentos.

Continuar leyendo