Estos dientes si son de leche

Entre los 24 meses y los 26 meses de edad se debe haber completado la dentición de los 20 dientes deciduos o dientes de leche.  Para el adecuado y normal desarrollo de esta dentición es de gran importancia la dieta de la madre antes y durante el embarazo. Hacia las 20 semanas de embarazo los requerimientos de calcio de la madre se ven aumentados y dependen de una ingesta adecuada. Al tener en cuenta que los hábitos alimentarios de la mitad de la población no cumplen con los estándares por rutina se da un suplemento de calcio desde la semana 20 de embarazo. Este se deja hasta que termina la lactancia, pues durante esta etapa las necesidades de calcio tanto de la madre como del bebe se incrementan aún más. Adicional al suplemento de calcio siempre se debe privilegiar el consumo de este mineral en la dieta diaria como son lácteos, derivados lácteos y vegetales verdes.

Ya vimos anteriormente como se va dando la primera dentición y cuál es el orden de aparición de la misma. Escribo este artículo para enfatizar en la creación de hábitos saludables y entre ellos se incluye la higiene oral. De una buena higiene oral depende en alto grado una buena salud en general de los niños y adultos. Con los primeros dientes se puede utilizar gasa humedecida para limpiarlos e incluso utilizar dediles con pequeñas cerdas suaves para realizar la limpieza de los dientes, especialmente después de comidas principales y del consumo de azucares refinados (dulces, chocolates, golosinas, bebidas azucaradas). En los niños mayores de un año se empieza a utilizar cepillos de dientes adecuados para su edad e incluso adicionar cremas dentales sin flúor, pues es sino hasta después de los dos años que los pequeños aprenden a no tragar la saliva y a expulsarla. El flúor si se traga puede ocasionar una enfermedad conocida como fluorosis. Acá es importante la adquisición de una buena costumbre al tener rutinas de higiene oral después de comidas y a la hora de dormir que si son consistentes van a perdurar en el tiempo y nuestros propios hijos las van a reclamar.

Para una buena salud oral también debe existir además de la higiene una dieta adecuada, que permita el normal desarrollo de la dentición, es entonces necesario el consumo de calcio que se obtiene de la leche, el yogur, los quesos, helados y los vegetales verdes. Cobra importancia la utilización de los dientes en la masticación donde igualmente aprenden a identificar diferentes texturas entre blandas y duras, entonces debemos brindarles la oportunidad de comer frutas más consistentes como las manzanas, la carne en trozos no muy grandes que obliguen la masticación para desarrollar toda la musculatura masticatoria que también determina el desarrollo del lenguaje y la fisionomía de la cara.

Una mala higiene oral predispone a enfermedades crónicas, infecciones y pérdida de las piezas dentales antes de tiempo. Una nutrición adecuada garantiza un desarrollo físico y mental óptimo. La salud de nuestros hijos refleja nuestra salud y debemos buscar que ambas sean adecuadas.

Que tomar en la noche?

Desde hace un mes mas o menos hemos ido eliminando el tetero de la noche a Isabel(16 meses). Yo he sido partidario de esta medida desde tiempo atrás, pues creo que este es el primer paso para entrenar el control de esfínteres, y mientras Isabel menos este acostumbrada a la ingesta de líquidos en la noche, probablemente será mas fácil contener la orina durante toda la noche. Todavía esta muy pequeña para pensar en el control de esfínteres, pero las rutinas son fundamentales para la creación de hábitos.

Pero el tema principal y el objetivo de la eliminación del tetero de la noche es la prevención de la caries del biberón. Esta es una alteración de la salud que se caracteriza por la presencia de caries rampante asociada a practicas alimentarías no apropiadas. Se ve afectada la dentición primaria de los infantes y de niños pequeños, especialmente aquellos a quienes se le permite dormir con el tetero lleno de leche, bebidas azucaradas o fermentables en la boca. Al quedarse dormido con el biberón en la boca con este tipo de bebidas, se disminuye el flujo de saliva, así como la deglución de la misma, lo que produce la permanencia de este fluido espeso en contacto con los dientes. El contacto con el azúcar por periodos prolongados favorece la formación de placa dental y la consecuente caries.

Sospechamos caries dental en los bebes que rechazan bebidas frías o hace muecas con la ingesta de alimentos, también por cambios en la coloración de los dientes.

Las medidas preventivas incluyen no dejar dormir a los bebes con tetero, limpiar dientes y encías con una gasa después de las comidas y enseñar la utilización de cepillo de dientes con crema sin fluor, limitar el consumo de jugos y darlo en taza mejor que en tetero y si es necesario brindar una bebida en la noche, dar tetero con agua.

Respecto al consumo de jugos y bebidas azucaradas, estas se deben limitar, pues son causa de limitación en la cantidad de ingesta de alimentos, puede llevar además de la caries dental a falla de crecimiento, talla baja y obesidad en el futuro.

Los Buses son de Fresa

Hace poco estoy dedicado a la lectura de un libro interesante sobre el apetito y la ingesta alimentaria. En este libro destacan las  variables que existen para tener las preferencias por los diferentes tipos de alimentos e incluso por la cantidad de alimentos que consumimos.
Existen tres esferas que son la mental, la gastrointestinal y la social. Estas no actúan solitarias sino que en conjunto, se sobreexponen y cada una participa en la ingesta de alimentos y el control del apetito.

 Desde el punto de vista mental hay zonas en el cerebro encargadas de regular el apetito a diferentes estimulos dados por hormonas producidas en el mismo cerebro y otras provenientes de el sistema digestivo. El desarrollo mental y la avidez o la repulsión de un alimento también depende del ambiente que hay al momento de ingerir los alimentos.
Desde el momento que los alimentos llegan al tubo digestivo, es decir, a la boca, comienza una cascada de fenómenos que preparan la comida para su absorción y el mejor aprovechamiento, también se liberan hormonas que llevan señales al cerebro para suspender la ingesta cuando se esta lleno, igualmente se para el ingreso de comida cuando el estomago se distiende. La cantidad y calidad de alimento regula de igual forma su ingesta. Los azucares y la grasa estimulan el apetito y la proteína tiende a dar mas saciedad.
La interacción con la comida y el ambiente influyen de manera decisiva en el apetito. Si se come en familia tiende a haber un mejor consumo.
Los sentidos son esenciales en el desarrollo del apetito y la integración de los mismos. La vista, el olfato, el tacto de los alimentos, tanto con las manos como con la lengua y sobre todo el gusto representado en las papilas de la lengua. Tengo una pequeña paciente que por una situación desafortunada perdió la vista, pero esta le ha ayudado a agudizar el resto de sentidos y es así como me ha identificado en un video por la voz y dice que las busetas son de fresa, porque ha olido esta esencia alguna vez en un bus de servicio público.

Continuar leyendo

El segundo diente (Cuidado de los dientes)

De acuerdo a los textos de Pediatría se recomienda evaluar los bebes  por el odontopediatra  una vez salgan los dientes. Ya vimos en el primer diente la secuencia de salida de los dientes y es entonces hasta el año de edad cuando Isabel visitará su odontopediatra.
Si bien la salida de los dientes nos brinda alegrías, también trae consigo sus sinsabores tanto para el bebe como para los padres. La aparición de los dientes viene acompañada de diferentes síntomas como son:
• Inflamación
• Dolor
• Fiebre

Frente a estos síntomas especialmente en los primeros días se debe ofrecer una dieta líquida (leche materna, leche de fórmula, jugos, papillas de consistencia líquida), alimentos fríos que incluyen paletas naturales, helados caseros, frutas frías. También podemos utilizar medicamentos como analgésicos tipo Acetaminofén para reducir la fiebre y el dolor, incluso el manejo con anestésicos locales tópicos, que deben ser prescritos exclusivamente por el médico tratante.  No sobra decir que la recomendación anterior de alimentos debe tener el mismo cuidado cuando iniciamos cualquier tipo de comida, es decir, evitar productos que sean alergénicos y procurar no iniciar alimentos nuevos.

Continuar leyendo