Isabel también come chicharrón

Isabel ya cumplió su primer año. Desde hace varios meses atrás no había escrito mucho acerca de la alimentación de Isabel, pues desde los ocho meses hasta ahora no ha presentado ningún cambio significativo en su hábito alimentario y solo nos hemos enfocado en reforzar las rutinas diarias para que se apropie de ellas así como en reforzar el gusto por los alimentos que ya hacen parte de su dieta.
Al cumplir el año es un momento de consultas médicas, fue revisada por su oftalmóloga quién evaluó la condición de su iris, la cual refleja en gran medida su estado nutricional, y por fortuna se encuentra bien. En este momento es fundamental en su dieta el consumo de vitamina A que la obtiene de los vegetales y frutas amarillas, así como de la carne. La importancia de esta vitamina es su poder antioxidante y su participación en una buena visión.
Otra de las evaluaciones médicas fue realizada por la especialista en odontología infantil. Esta consulta se hace con el objetivo de ambientar a Isabel al consultorio de odontología y a que se familiarice con la odontopediatra. Como ya tiene seis dientes es el momento de revisarlos pero el énfasis que se hace en esta consulta tiene que ver mucho con la alimentación de los bebes. El consejo es la evitación de la dieta cariogénica. La dieta cariogénica es aquella que condiciona la aparición de caries y está representada por la ingesta de bebidas azucaradas (jugos, biberones, agua de panela) y el consumo de dulces, asi como alimentos blandos ricos en azucares simples. Uno de los aspectos a resaltar es la prevención de la caries del biberón, esto se logra evitando dar tetero a la hora de dormir, es decir, no dejar que el bebe se duerma con el biberón en la boca, pues se disminuye la producción de saliva, y esta al ser más espesa favorece el crecimiento bacteriano por no poder barrer los microorganismos que se desarrollan en los dientes y encías al contacto con el azúcar lo que deriva en la caries. Si los bebes rechazan los líquidos o hace muecas al masticarlos puede tener caries. También los cambios en coloración de los dientes son característicos de esta enfermedad.  Para prevenir la caries del biberón se debe evitar dar bebidas azucaradas a la hora de dormir, reemplazarla por agua o hacer aseo de los dientes y encías con una gasa y cepillo de dientes después de las comidas, limitar el consumo de bebidas azucaradas durante el día. El aseo de los dientes es fundamental, no es imprescindible utilizar una crema de dientes, y si se desea aplicar un dentífrico, hay que utilizar una que no contenga flúor, por el riesgo de fluorosis. Como lo he mencionado el cepillado de dientes ayuda más a crear el hábito si se hace en familia, y también ayuda a prevenir la caries.
Hasta que no tenga los molares, es decir entre los 14 y 24 meses no se le darán alimentos sólidos como carne entera, si carne molida por el momento como le hemos dado y más adelante se la dará mechada cuando ya tenga los caninos (entre los 12 y 14 meses). Incluso actualmente le damos a Isabel Chicharrón, el cual le sirve para que ella experimente tener una textura diferente en la boca y adquiera el gusto por la carne. Lógicamente no se lo come entero pero si lo disfruta y aprende más sobre la dieta de la casa.