Vegano…. no Vegano? He ahí la pregunta.

En el articulo del El Colombiano El mundo verde de los veganos en el que se habla sobre el caso de la niña francesa de 11 meses que falleció por deficiencias vitamínicas abre el debate sobre la opción de escoger el vegetarianismo como opción de vida. Este caso me insitó a investigar sobre la dieta vegana en los niños recién nacidos y evaluar que tan provechoso o que tan peligroso puede ser esta elección.

Los textos de nutrición infantil no encuentran peligro en la dieta vegana para los bebes, siempre y cuando esten orientadas por profesionales que identifiquen a tiempo la presencia de deficiencias nutricionales para corregirlas a tiempo. De hecho los bebes cuando inician su dieta complementaria, esta es vegetariana. Iniciamos con verduras, frutas y cereales, hasta ese punto coincidimos en la dieta de los pequeños que tienen alimentación omnivora y vegetariana. No sobra decir que la leche materna marco esta etapa inicial, si la familia ha tomado la decisión de ser veganos puros y no es posible la lactancia materna se puede dar leche de soya. En este punto en particular se debe aclarar que la leche de fórmula a base de soya, es diferente a las bebidas de soya que tienen una mayor controversia en cuanto a su utilización en la infancia por su riesgo de producir alteraciones hormonales.

Los riesgos de deficiencia de micronutrientes esta particularmente presente en la dieta vegana por la falta de  vitamina B12, el calcio, el zinc y el hierro. Las madres lactantes deben tomar un suplemento de B12, ya que los depositos de la madre no alcanzan a suplir la leche materna con esta importante vitamina. La deficiencia de Zinc es rara y solo se debe suplementar en caso de tener esta deficiencia. El calcio lo recibe de otras fuentes como la leche de formula de soya, y el hierro por medio de la dieta complementaria.

Si lo analizamos detenidamente no hay problema en iniciar una dieta vegana en la infancia temprana, pero esta debe provenir de un convencimiento sincero, de un conocimiento adecuado de este tipo de alimentación y de una orientación profesional que nos indique como hacer la selección adecuada de los alimentos y de un control médico del crecimiento y desarrollo de los bebes para detectar la presencia de enfermedades, especialmente de las deficiencias nutricionales.