Alicia en el país de las delicias

He aquí otro gran libro que me he encontrado. Hace unos dos le regalé este libro a la hija de un amigo mió porque me llamo la atención la presentación y el contenido del libro, por estar relacionado con la nutrición, pero nunca pensé que había regalado una verdadera joya.

Este libro es un triptico que incluye elementos valiosos para la creación de hábitos saludables. En primera instancia esta la adaptación del cuento original de Lewis Carroll de “Alicia en el país de las maravillas”. En este cuento hay un sinnúmero de referencias alimentarias que estan relacionadas con diferentes recetas que aparecen en la segunda parte del libro. Este recetario cuenta con 11 diferentes preparaciones con las especificaciones de sus ingredientes y la manera de preparación. Al ir a la cocina a preparar estos alimentos después de leer la historia o antes de la misma, ayuda a ensayar nuevos tipos de alimentos. Familiariza a los niños con la preparación de las comidas y aprender el valor de los nutrientes.  La tercera parte del libro contiene un juego que hace también parte de la historia, el cual invita a la imaginación y especialmente a la actividad física. Además como bono adicional trae unas fichas que hablan de la importancia de la higiene en la preparación de los alimentos y de la importancia de cada uno de los diferentes nutrientes como son los granos, la proteína, las verduras y los lácteos.

Para aquellos que tengan dificultades con la alimentación de sus hijos, especialmente los hábitos, creo que esta es una herramienta valiosa y afortunada para aquellos que tengan acceso a ella. No podemos descargar nuestra responsabilidad en los médicos pediatras o en las nutricionistas, tampoco en los sicologos, creyendo que ellos nos van a dar todas las respuestas. Existen productos como este libro que nos pueden ayudar, pero nuestros hijos no pueden hacer la tarea solos. Requieren de nuestro concurso e imaginación para alcanzar los objetivos que nos fijemos. 

Este libro es de la editorial Villegas Editores

Dulce Tormento

Llega la fiesta de los niños y debemos estar alerta por el posible consumo exagerado de dulces. Este año Isabel participará de la fiesta, pues ya tiene 17 meses e interactúa bastante con su entorno y de esta manera tiene un mayor disfrute de las actividades que se desarrollan a su alrededor. La costumbre alrededor del día de los niños ha estado ligada a la pedida de dulces y en este sentido quiero alertar a los padres para evitar problemas de salud relacionados con esta festividad frente al consumo de dulces y los mitos que existen al respecto.
Referente a los mitos se cree que el consumo de dulces está asociado a la aparición de parasitosis intestinal. En primer lugar no todo dolor abdominal significa la presencia de parásitos intestinales y puede ser más bien resultado de un consumo exagerado de dulces, los cuales pueden ocasionar síntomas intestinales además del dolor con aumento de deposiciones (diarrea), tragar aire puede igualmente ocasionar distensión abdominal con el aumento del tamaño del estómago, todo los anteriores se pueden confundir con la presencia de parásitos. De todas formas compartir los alimentos entre los niños sin tener una adecuada higiene de manos puede ser foco de transmisión de infecciones entre ellas las intestinales.
La ingesta aumentada de carbohidratos simples como los confites, gomitas, chicles, chocolates y bombones son causa de caries dental, cuando no existe una buena higiene oral. El consumo alto de estos productos junto con la presencia de bacterias en la boca (estreptococo mutans) y una saliva espesa y ácida lleva a esta penosa enfermedad. La caries dental es una enfermedad que puede tener varias consecuencias entre ellas una desnutrición. El dolor y la pérdida de piezas dentales pueden afectar una alimentación adecuada llevando a la malnutrición y el deterioro del crecimiento y desarrollo adecuado de los niños.

Los niños son personas inteligentes y en tal sentido tenemos que negociar con ellos la cantidad de dulces que se puede consumir, es decir, establecer límites al respecto y si es del caso administrar el botín de dulces recaudados durante su excursión con los amigos. Con los bebes como Isabel por obvias razones los adultos tenemos mayor control. Hay que tener cuidado con los bebes para no dar dulces que puedan causar ahogamientos, es igual para cualquier pequeño, y por eso debemos estar vigilantes y en presencia durante su consumo.
Recomiendo ofrecer frutas como alternativa, preparar gomitas caseras con fruta natural para el reemplazo de los dulces.Utilizar menos azúcar en la preparación de los dulces caseros. No utilizar los alimentos y en especial los dulces como premio o castigo. Tratar que el consumo de dulces se de alrededor de las comidas para garantizar el lavado de dientes y así evitar la caries dental.

Triqui, triqui

Guía de alimentación en niños preescolares

Mañana tengo una conferencia privada para un grupo  de padres que esta interesado en la nutrición de sus hijos. Y he revisado las diferentes guías existentes acerca de las cantidades de nutrientes que debemos ofrecer en las comidas. Esta es una pregunta frecuente en la consulta y considero que las tablas a continuación nos pueden ayudar en gran medida para acercarnos a los requerimientos de los pequeños. Hay que tener en cuenta que si hay alguna condición clínica especial estas tablas puede que no sean las pertinentes para esos casos especiales.

Las guías contienen valores en onzas americanas o tazas americanas (240 ml).

Recetas caseras III

Sigue siendo un dolor de cabeza definir el menú diario, establecer que se va a llevar en la lonchera o que alimento ofrecer entre comidas para nuestros hijos o para nosotros mismos. La nutrición saludable se resume en cinco puntos que son:

1. Bajo en grasa

2. Bajo en azúcar

3. Rico en fibra

 4. Bajo en sal

 5. Actividad física regular

Para hoy quiero proponer las siguientes recetas:

1. Nachos horneados con guacamole

a. Se consiguen tortillas de maíz y se cortan en cuartos, se colocan en un molde y se llevan al horno hasta que estén tostadas.

b. Se macera un aguacate mediano, se agrega el jugo demedio limón, media cebolla finamente picada, un poco de sal y pimienta. Tambien se puede agregar ajo macerado y tomate finamente picado.

 2. Galletas caseras

a. Seguir este enlace para ver la receta.

La ventaja grande con estas recetas es la facilidad en su preparación, donde podemos involucrar a los niños para que participen activamente y disfruten más su relación con los alimentos que van a consumir. Son productos libres de preservantes y por lo tanto van a ser mucho más saludables. De igual manera nos ayudan a educar el paladar de los pequeños, pues les estaremos dando una fruta como el aguacate donde se incluye además vegetales cebolla y tomate. Las tortillas al ser horneadas son bajas en grasa. Las galletas al ser ricas en cereales nos permitirán también educar acerca de los beneficios de las harinas integrales. Espero con esto animarlos para que ingresen a la cocina y preparan deliciosas recetas saludables.

Recetas Caseras II

Anteriormente publique un blog con algunas recetas caseras con el ánimo de facilitar la planeación del menú diario para nuestros hijos. Las recetas que están a continuación sirven para niños a partir del año de edad.
 Torticas de atún: Se escurre atún enlatado y se agrega harina de trigo o avena en hojuelas con huevo batido. Se arman las tortas y se sofríen en aceite vegetal.
• Sopita de arroz: Cocinar la carne molida con las legumbres (alverja, zanahoria y papa) con tomate y cilantro en agua, agregar una pizca de sal, y el arroz hasta que este blando
• Zanahorias asadas: partir la zanahoria en rodajas y se llevan al horno hasta que se encuentren tiernas.
• Maíz Dulce: Cocinar las mazorcas en agua y servir una vez estén listas.
Acá también agrego unas recomendaciones de loncheras para los mayorcitos:
• Tortilla integral con fresas, mermelada, arequipe o crema de chocolate (esparcida), queso pera y jugo de fruta natural.
 Sanduche de pan integral con atún mezclado con guacamole, mayonesa o crema agria, bebida láctea y uvas sin semilla.
• Galletas integrales con Dip de huevo duro triturado con queso crema, fruta.
• Pizza con pan árabe integral queso mozzarella, tomate, jamón o pavo en tiras, galletas de avena  y yogurt con trozos de fruta.
Es importante buscar productos bajos en grasa. Cocinar bien aquellos alimentos que así lo requieran, fomentar el consumo de agua que se logra enviando siempre agua en la lonchera.
Estas son recomendaciones de una alimentación saludable, no son para alguna condición clínica específica como colesterol alto o diabetes, aunque son alternativas que podrían ser tenidas en cuenta para estos pacientes. Siempre recomiendo la asesoría profesional para aquellos niños que tengan una situación clínica especial.

Cometélo todo

En la consulta es frecuente encontrar padres y familias enteras angustiadas por los gustos alimentarios de sus hijos. Más que los gustos son los cambios de los hábitos alimentarios, es decir, aquellos que solían comer todo tipo de alimentos comienzan a rechazar algunos de ellos. En este tipo de circunstancias es importante descartar la presencia de alguna enfermedad y no pasarla por alto. La presencia de enfermedad queda descartada por un crecimiento adecuado de los niños, donde se encuentren dentro de los rangos saludables en las tablas de ganancia de talla y peso.
Existen tres estadios en el desarrollo en los que se puede presentar alteraciones en la adaptación de los hábitos alimentarios. El primero se presenta en los 2  primeros meses de edad, si no se presta atención al desarrollo del balance y desarrollo de los ritmos de alimentación, sueño y eliminación de los bebes, desencadenado por falta de contacto con los cuidadores y padres. El segundo se da entre los 2 y 6 meses de edad cuando empieza una mayor interacción del bebé con el medio y la falta de atención de parte de los padres y cuidadores para suplir las necesidades de alimentación y sueño también altera el normal desarrollo de los niños impidiendo una buena adaptación psicosocial que deriva en alteraciones digestivas como vómito, diarrea y poca ganancia de peso. Los dos primeros casos se dan especialmente por falta de habilidades de los padres y unas condiciones económicas precarias. La tercera etapa se da entre los 6 meses y los 6 años de edad y se conoce como la etapa de separación e individualización.  Los niños se hacen conscientes de las necesidades fisiológicas y las diferencia de las afectivas. Las alteraciones de separación se presentan por la necesidad de los pequeños por su autonomía y la dificultad de los padres para dársela.  En la medida que aumenta la ansiedad de los padres por la alimentación de los hijos, los niños quieren ganar más independencia y la manifiestan manipulando a sus padres.
Los casos más comunes son los niños que no se quieren sentar a la mesa, tienen aversión a diferentes texturas de los alimentos o mezclas de los mismos o se resiste a ser alimentado. A continuación unos puntos a tener en cuenta, pues las manifestaciones de esta etapa son más frecuentes de lo pensado y se pueden presentar de una manera sutil.

Establecer horarios de comidas, esta rutina permite tener claro los tiempos de comida
Restringir líquidos. El consumo exagerado de líquidos produce sensación de saciedad y al momento del tiempo de comida no va a tener apetito.
Ofrecer primero sólidos. Evita que se llene con cualquier tipo de líquido que tiene menos nutrientes que la comida sólida.
Raciones pequeñas. Es mejor que nuestro hijo pida que le sirvamos más comida a tener que botarla a la basura.
Refuerce conductas positivas e ignore las negativas. Ayuda a que los niños busquen cada vez nuestra aprobación por las actitudes adecuadas.
Tiempo de alimentación 20 a 30 minutos. Dedicar un tiempo exclusivo para comer ayuda a crear un ritmo.
Disminuya las distracciones durante la comida. Comer en ambientes adecuados y tranquilos sin distracciones permite una mayor concentración en los actos que se están realizando y crea conciencia de la alimentación.
No forzar. Nunca forzar porque genera rechazo y aversiones.

La madre consciente que consiente, entrevista

El viernes pasado en una charla con mi amiga Mónica Cano me dio mucho gusto ver la preocupación que ella tiene por la sana alimentación de sus preciosas hijas. Me llamo la atención el comentario que le hicieron en el Colegio donde estudian las niñas. Le preguntaron que si las niñas tenían alguna condición clínica como Diabetes o problemas digestivos, por la comida que llevaban para los descansos.
La mamá de las niñas llego a este tipo de alimentación por que la hija mayor tenía problemas de dolor abdominal y constipación desde muy temprana edad. Desde que la niña comenzó a recibir una dieta rica en fibra con consumo de “harinas” (cereales) integrales como pan, galletas y tostadas, mejoró dramáticamente. Ya no consume ninguna “harina blanca”, no las tolera y tampoco le gustan.

  • Esta es una muestra de la lonchera de las niñas:
    • Bebidas lácteas con probióticos
    • Wraps integrales
    • Pasta
    • Sanduches con pan integral
    • Fajitas de pollo
    • Granola
    • Arroz y Maíz soplado

Una de las características de la dieta de Amalia y Lucia es que tiene pocas frituras, no consumen bebidas gaseosas y solo consumen un dulce diario y productos de paquete una sola vez por semana. Este equilibrio en su alimentación permite que sean unas niñas saludables y por quienes no se tienen que preocupar por problemas de peso.
Es importante educar a nuestros hijos acerca de la alimentación saludable y hacerlos conscientes de la importancia que esta tiene. Por ejemplo en la casa de las niñas los dulces y mecatos (paquetes) están a su alcance, pero precisamente por esto ellas no abusan de estos productos, es más, preguntan si pueden tener uno de más. La prohibición sin razón no es buena y esto se ejemplariza con una vecina de mis pequeñas amigas, ya que ella si tiene prohibiciones en su casa y cuando las visita se muestra ansiosa frente a la comida y la consume con voracidad y sin medida.
La invitación es entonces a generar buenos hábitos desde pequeños para ser saludables.

Que tomar en la noche?

Desde hace un mes mas o menos hemos ido eliminando el tetero de la noche a Isabel(16 meses). Yo he sido partidario de esta medida desde tiempo atrás, pues creo que este es el primer paso para entrenar el control de esfínteres, y mientras Isabel menos este acostumbrada a la ingesta de líquidos en la noche, probablemente será mas fácil contener la orina durante toda la noche. Todavía esta muy pequeña para pensar en el control de esfínteres, pero las rutinas son fundamentales para la creación de hábitos.

Pero el tema principal y el objetivo de la eliminación del tetero de la noche es la prevención de la caries del biberón. Esta es una alteración de la salud que se caracteriza por la presencia de caries rampante asociada a practicas alimentarías no apropiadas. Se ve afectada la dentición primaria de los infantes y de niños pequeños, especialmente aquellos a quienes se le permite dormir con el tetero lleno de leche, bebidas azucaradas o fermentables en la boca. Al quedarse dormido con el biberón en la boca con este tipo de bebidas, se disminuye el flujo de saliva, así como la deglución de la misma, lo que produce la permanencia de este fluido espeso en contacto con los dientes. El contacto con el azúcar por periodos prolongados favorece la formación de placa dental y la consecuente caries.

Sospechamos caries dental en los bebes que rechazan bebidas frías o hace muecas con la ingesta de alimentos, también por cambios en la coloración de los dientes.

Las medidas preventivas incluyen no dejar dormir a los bebes con tetero, limpiar dientes y encías con una gasa después de las comidas y enseñar la utilización de cepillo de dientes con crema sin fluor, limitar el consumo de jugos y darlo en taza mejor que en tetero y si es necesario brindar una bebida en la noche, dar tetero con agua.

Respecto al consumo de jugos y bebidas azucaradas, estas se deben limitar, pues son causa de limitación en la cantidad de ingesta de alimentos, puede llevar además de la caries dental a falla de crecimiento, talla baja y obesidad en el futuro.