La fruta solución

Ayer mientras descansábamos en casa y pasábamos la calurosa tarde jugando, llego el momento de darle el algo a Isabel. Yo no había pensado en ningún alimento en particular y entonces llegó la mamá  y le dio una ciruela. Me regocije viendo a Isabel comiendo con todo el gusto esta fruta, que si bien no es una fruta originaria de nuestra región si tiene unas características que permiten su consumo de parte de los bebes. En primer lugar tiene el tamaño adecuado a la pequeña mano de Isabel, lo que permite su manipulación sin necesidad de ayuda, segundo por el mismo tamaño es propio para que pueda ser mordido adecuadamente por las pequeñas bocas, en tercer lugar la semilla es suficientemente grande como para causar un ahogo, y además queda con parte de la carnosidad de la fruta y de esa manera aumenta su tamaño y por lo tanto minimiza el riesgo de ahogamiento. Es importante que durante los procesos de aprendizaje en la alimentación y en el desarrollo de habilidades de nuestros hijos, que ellos vayan dominando su propia alimentación. Esto los hace independientes y refuerza su autoestima al ver que ellos realizan las tareas por sí mismos. Durante este proceso de alimentarse solos, es fundamental que se encuentren bajo nuestra atenta vigilancia, para detectar cualquier problema que pueda surgir y especialmente evitar la aparición de algún accidente. Otras frutas que podemos ofrecer incluyen: manzana, pera, mango. Estas si se deben trocear pero en tamaños medianos que permitan la manipulación de los pequeños. En la creación de hábitos saludables se incluye el consumo de frutas diario hasta tres raciones con el ánimo de dar la fibra necesaria, de aportar vitaminas antioxidantes y brindar una dieta balanceada. Puede que en un futuro los niños rechacen las frutas dentro de su alimentación, pero considero que la persistencia y el ofrecer de manera regular este tipo de alimento, ayuda a la creación de un buen hábito. Entonces a manera de solucionar el dilema de que ofrecer de media mañana o algo a nuestros hijos, podemos echar mano de una gran cantidad de frutas que incluso se la pueden comer “solos” bajo nuestra vigilancia.

Huesos sanos en cuerpos sanos

La salud ósea es uno de los aspectos más importantes de la vida pues depende de la nutrición que se reciba en los primeros años de vida y de los hábitos nutricionales que se lleven después de esta etapa.  Para comenzar enfatizo la importancia de un consumo adecuado de calcio durante la gestación, pues las demandas del bebe en crecimiento deben ser cubiertas, para que la madre no presente una deficiencia posterior, ya que si un  feto en crecimiento no recibe calcio de la dieta materna lo va a obtener de los depósitos que tenga la madre. Vemos entonces como el binomio madre hijo tienen unos requerimientos aumentados y por lo tanto es importante dar un suplemento a la madre en gestación. El estado nutricional de la madre refleja el del bebé y es por eso que también la madre en embarazo debe recibir suplemento de vitamina D que es fundamental para el metabolismo del calcio y fijarlo a los huesos.
En los primeros años de vida la deficiencia de vitamina D se manifiesta como raquitismo que se caracteriza por una debilidad en los huesos que lleva a producir malformaciones en los mismos. La vitamina D es escasa en la naturaleza y por lo tanto se debe recibir en suplementos que están en las fórmulas de leche maternizadas y la fuente primordial que es la exposición al sol para que nuestro organismo la sintetice. Aquellos que solo reciben leche materna garantizan su aporte por la luz solar y la dieta (alimentación) de la mama.

La época clave en el metabolismo del calcio y la realización de los depósitos del mismo en los huesos es entre los 10 y los 18 años de edad. Es decir, en la época de crecimiento rápido de los huesos y la terminación de su crecimiento alrededor de los 16 años en las mujeres y los 18 años en los hombres. Es en este momento donde los requerimientos de calcio son mayores y donde la dieta debe ser rica en este mineral. Se recomienda entonces tener una alimentación que contenga lácteos y sus derivados, vegetales verdes, soya y si es del caso también consumir un suplemento de calcio, pues de acuerdo a las encuestas nutricionales realizadas en nuestro país, las dietas son deficientes en este nutriente. Cobra importancia la realización de actividad física, ya que esta estimula la producción de hueso y por lo tanto garantiza la fortaleza de los huesos. Igualmente se recomienda la disminución de la ingesta de bebidas gaseosas tipo cola específicamente, ya que estas alteran la absorción del calcio y son responsables de unos huesos frágiles en el futuro.

Continuar leyendo

Los niños que no crecen

 

 

 

 

 

 

Revise esta tabla para valorar el crecimiento de sus hijos.

Edad Aumento de talla
Recién nacido 48- 52 cm
1er mes Aumenta 4 cm
2o mes Aumenta 3 cm
3º al 6º mes Aumenta 2 cm/ mes
7º al 12º mes Aumenta 1 cm/ mes
Primer año Aumenta 18 a 25 cm (2cm/ mes)
2º año Aumenta 10 a 13 cm (1 cm/ mes)
3º y 4º año Aumenta 6 a 8 cm (0.5 cm/ mes)
5- 12 años Aumenta 5 cm por año
Adaptado de Velásquez OJ. Pediadatos. Tablas, formulas y valores normales de laboratorio. Health Book`s Editorial. 2ª Edición, Medellín 2007

Es emocionante ser testigo del crecimiento de nuestros hijos. Además de sus adelantos sicológicos, en donde, cada vez se presenta mayor comunicación y donde cada día nos sorprenden con sus nuevas habilidades, están también los cambios físicos que son notorios. Aquellos familiares que no frecuentan regularmente a Isabel se sorprenden de “como ha crecido” y para mí que la veo diariamente me parece que esta igual de pequeña. Como estas son percepciones subjetivas, es importante acudir a las consultas de crecimiento y desarrollo con su Pediatra para valorar precisamente como se está dando el aumento de peso y talla relacionado con su edad. Para este propósito existen las tablas de crecimiento avaladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se determinan los patrones de crecimiento saludable. Las medidas se deben hacer de manera regular para poder detectar alteraciones oportunamente y leer los resultados a la luz de la clínica, es decir, evaluar la presencia de enfermedades infecciosas o de otro tipo que hayan alterado por ejemplo el apetito y en este sentido estén afectando la ganancia de peso y talla. El peso es más sensible que la talla, y la falta de ganancia en esta se debe investigar con mayor profundidad. La falla en el crecimiento conocida como falta de medro es una condición de desnutrición severa y pobre crecimiento identificado en los tres primeros años de vida. El pobre crecimiento es resultado de que el niño no toma alimentos, no se le ofrecen o no está reteniendo las calorías necesarias. Las causas se clasifican en orgánicas y no orgánicas. La primera hace rferencia a una condición clínica que produce una ingesta, absorción o utilización de nutrientes inadecuada. La segunda sugiere una alteración en el comportamiento psicosocial.

Continuar leyendo

Reivindicación con las abuelas

Hasta ahora he sido el terror de las abuelas, las madres primerizas se escudan en mi ciencia para controvertir con sus madres. Incluso yo mismo he tenido mis encontrones con mi esposa, mi madre y mi suegra. Mis lectores también me han cuestionado por aportar mis conocimientos y aquellos que he adquirido de la lectura de libros de texto en nutrición infantil y no tener en cuenta la sabiduría popular.
 Aquellos que me han seguido desde el comienzo de este espacio conocen ya mi postura frente al tema de la hora de la comida. María Clara y yo hemos intentado con la ayuda de la familia crear el hábito de la hora de comida, esto es, respetar el horario y disponer de un espacio adecuado para tomar los alimentos. Sentar a Isabel en su silla comedor y darle su comida.  Trato de ser estricto en el cumplimiento de esta rutina, la cual solo se rompe en circunstancias muy especiales, como cuando estamos fuera de casa en un día festivo. Pero sucede que Isabel ya empezó a caminar. Desde hace un mes se ha vuelto una persona más curiosa aún de lo que es. Ya no permanece inmóvil cuando le damos la comida y quiere desplazarse a todos lados. Inicialmente traté de permanecer inflexible ante mi convencimiento de que los alimentos se deben recibir en la mesa y criticaba a mi suegra por estar detrás de la niña insistiendo en que comiera. Tenemos que entender que los avances de Isabel traen nuevos intereses y que la comida en este momento empieza a pasar a un segundo plano, por lo que debemos procurar que ingiera la cantidad de alimento que ha acostumbrado a comer para no generar carencias por falta de ingesta. No sobrealimentar, pero si hacer gala de nuestra creatividad para que acepte como hasta hace poco los diferentes tiempos y tipos de comida. Aclaro que Isabel no ha dejado de comer, le interesa mucho más lo que hay en el plato de Papá o Mamá y recibe de nuestras manos.

Les comenté días atrás acerca de la diarrea crónica de Isabel y la necesidad que tuvimos de darle leche sin lactosa, la cual todavía está recibiendo. Sucede que en algún momento de su trastorno intestinal le aconsejaron una dieta elemental con una leche con aminoácidos hidrolizados para una mejor absorción, pensando en una alergia alimentaria. Este tipo de leches son de muy mal sabor, es decir, son planas y poco palatables, lo que hace que sean rechazadas como lo hizo Isabel. Vino entonces mi madre al rescate.  Nos recomendó rallar zanahoria y pasarla por una tela para obtener su jugo y agregarlo a la formula de aminoácidos, para darle sabor y garantizar la toma de parte de Isabel. Pues la sugerencia fue fabulosa y así logramos que Isabel se tomara esta leche.

Agradezco entonces a todas las madres y recomiendo que no desechemos su sabiduría, seamos críticos y discutamos que puede ser lo mejor para nuestros hijos, la ciencia y la experiencia se deben fundir para la salud de los pequeños. Espero sus comentarios con otras historias como estas.

Un abrazo para todas las madres.

Preparación para la Programación Fetal

Ya se discutió la importancia de la Programación Fetal como factor determinante en la prevención primaria de enfermedades cronicas no transmisibles que incluye la diabetes, la hipertensión, la obesidad y ciertos tipos de cáncer además de otras enfermedades como lo son los problemas alérgicos.

Cuando una pareja decide quedar en embarazo se deben preparar ambas partes desde un tiempo prudencial previo para llegar con el mejor estado de salud. Tenemos entonces que conocer con antelación el Indice de Masa Corporal (IMC) de ambos con el fin de conocer si hay problemas de peso, es decir, si hay bajo peso, peso saludable, sobrepeso u obesidad. La fórmula del IMC se obtiene de dividir el peso en kilogramos sobre la estatura (talla) en metros al cuadrado:

IMC= PESO (Kg)/ TALLA (m2)   Ejemplo: Mujer de 60 Kilos con 1.65 de estatura tiene un IMC= 60/1.65X 1.65= 22.03

IMC menor 18.5 18.5- 24.9 25- 29.9 mayor 30
Clasificación Peso Bajo Peso Saludable Sobrepeso Obesidad

Si estamos frente a un peso bajo, se puede presentar infertilidad y si se da el embarazo, la madre no tendrá suficiente reservas para aportar a su bebe para que este crezca saludable. El estado nutricional, el peso y la talla de la madre son determinantes y se correlacionan con el peso y la talla al nacimiento. Entonces aquellas futuras madres que tengan un peso bajo, deben buscar la asesoría profesional para la ganancia de peso. Como recomendación se debe aumentar la densidad calórica de los alimentos, esto es en el mismo volumén o cantidad al que está acostumbrada a comer, debe aumentar el aporte calórico. Esto se consigue por ejemplo consumiendo queso adicional en las comidas, tomar alimentos gratinados, agregar aderezos con aceites, consumir dulces como postres, utilizar las cremas de chocolate para untar, la mantequilla de maní, en fin hay deliciosas alternativas para ganar peso incluyendo el yogurt que ahora viene en pequeñas porciones bebibles. Recomiendo además consultar para definir deficiencias y encontrar aquellos suplementos nutricionales que sean adecuados para cada persona.
Las mujeres que tengan un peso saludable no tienen ningún inconveniente en iniciar el embarazo, pero si es fundamental el consumo de acido fólico, esto no solo aplica para las mamas de peso saludable, sino para cualquier embarazo, pues su consumo evita la aparición de defectos del desarrollo del tubo neural del bebé. La recomendación es tomar este suplemento en capsulas 3 meses antes de buscar la gestación, ya que su requerimiento es fundamental en las 8 primeras semanas de embarazo. Se puede aumentar el consumo de trigo, naranja, vegetales verdes, leguminosas y carne que son ricos en acido fólico, aunque se absorbe muy bien el que viene como medicamento.

Continuar leyendo

Los Buses son de Fresa

Hace poco estoy dedicado a la lectura de un libro interesante sobre el apetito y la ingesta alimentaria. En este libro destacan las  variables que existen para tener las preferencias por los diferentes tipos de alimentos e incluso por la cantidad de alimentos que consumimos.
Existen tres esferas que son la mental, la gastrointestinal y la social. Estas no actúan solitarias sino que en conjunto, se sobreexponen y cada una participa en la ingesta de alimentos y el control del apetito.

 Desde el punto de vista mental hay zonas en el cerebro encargadas de regular el apetito a diferentes estimulos dados por hormonas producidas en el mismo cerebro y otras provenientes de el sistema digestivo. El desarrollo mental y la avidez o la repulsión de un alimento también depende del ambiente que hay al momento de ingerir los alimentos.
Desde el momento que los alimentos llegan al tubo digestivo, es decir, a la boca, comienza una cascada de fenómenos que preparan la comida para su absorción y el mejor aprovechamiento, también se liberan hormonas que llevan señales al cerebro para suspender la ingesta cuando se esta lleno, igualmente se para el ingreso de comida cuando el estomago se distiende. La cantidad y calidad de alimento regula de igual forma su ingesta. Los azucares y la grasa estimulan el apetito y la proteína tiende a dar mas saciedad.
La interacción con la comida y el ambiente influyen de manera decisiva en el apetito. Si se come en familia tiende a haber un mejor consumo.
Los sentidos son esenciales en el desarrollo del apetito y la integración de los mismos. La vista, el olfato, el tacto de los alimentos, tanto con las manos como con la lengua y sobre todo el gusto representado en las papilas de la lengua. Tengo una pequeña paciente que por una situación desafortunada perdió la vista, pero esta le ha ayudado a agudizar el resto de sentidos y es así como me ha identificado en un video por la voz y dice que las busetas son de fresa, porque ha olido esta esencia alguna vez en un bus de servicio público.

Continuar leyendo

Leche de vaca… cuando iniciarla?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) la lactancia materna exclusiva debe ser hasta los 6 meses de edad, y la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomienda además mantener la lactancia hasta los 12 meses de edad para mantener una nutrición óptima, si no es posible garantizar esta alimentación, se recomienda la utilización de leche de fórmula.

Existe hoy en día una tendencia en la no utilización de la leche de vaca en los menores. Porque debemos atrasar la iniciación de este tipo de leche en los bebes? Se sabe que una iniciación temprana, es decir, antes de los 12 meses de edad puede producir o desencadenar alergias, especialmente a la proteína de la leche, puede llevar a sangrados intestinales, deficiencias de hierro y pobre estado nutricional del niño. A su vez la utilización temprana a la leche de vaca puede favorecer la aparición de otro tipo de alergias alimentarias e incluso hay estudios que demuestran su relación con el desarrollo de la Diabetes tipo 1. Es de suma importancia esperar la maduración del intestino, es decir, esperar a que nuestros hijos sean mayores a los 6 meses de edad para introducir alimentos que contengan trazas de proteína láctea en diferentes productos como panes, galletas, derivados lácteos como quesos y yogurts sin el riesgo aumentado de producir una reacción alérgica. Uno de los problemas mencionados es el sangrado intestinal y la falta de hierro que produce esta leche, asi que después de los 4 a 6 meses de edad al acabarse los depósitos de hierro del bebé se debe suplementar con leches fortificadas, asi como cereales igualmente fortificados e introducir en la alimentación de los pequeños la carne como otra buena fuente de hierro. Aquellos lactantes que no reciben formulas fortificadas, reciben leche de vaca o no consumen carne van a necesitar un suplemento de hierro. También es recomendable no dar leche inmediatamente después de comer, porque altera la absorción del hierro.

Continuar leyendo