Blanqueando las harinas

Pensando en el tema del blog y buscando en la literatura que puede haber novedoso, me encontré con una entrevista realizada al Doctor Alan Greene, pediatra, quién es uno de los abanderados de la nutrición infantil en los Estados Unidos de Norteamérica. El Doctor Greene está promoviendo una lucha que él ha denominado “WhiteOut” que se puede traducir como blanqueado, en un juego de palabras que se refiere para eliminar las harinas blancas de la dieta, entendiendo por dieta lo que compone la alimentación de una persona.

“Que la primera comida de tu bebé sea una comida verdadera”, ese es el lema del Doctor Greene y concuerdo con él. Si queremos construir una alimentación saludable para nuestros hijos, debemos tratar al máximo de ofrecerle una comida sana y natural. Ha existido controversia acerca de que se debe iniciar como alimento sólido a los niños, en el caso de Isabel como lo describí anteriormente fue con vegetales, luego frutas y por último cereales. Otros dicen que debe ser con cereales, pero sucede que los cereales para bebé que existen son refinados (harinas blancas) y es contra estas las que no está de acuerdo el Doctor Greene. La causa del rechazo de parte del médico pediatra obedece a el desarrollo del gusto de los recién nacidos(inteligencia gustativa). Para comenzar la leche materna tiene diferentes sabores de acuerdo a la dieta de la madre, entonces desde la lactancia la madre comienza a educar el gusto de su hijo. Si hay algún tipo de eliminación de alimento de la dieta materna, se hace más difícil la aceptación de parte del bebé. En segundo término como también lo he comentado en este espacio el gusto se desarrolla por la exposición, es decir, debemos ofrecer un alimento de 10 a 20 veces para que este sea aceptado. Si a la primera oportunidad desfallecemos, nunca lograremos que el niño o la niña acepten el alimento. Vuelvo entonces a insistir en el término insistir, debemos ser repetitivos en ofrecer los alimentos. Se puede igualmente por ejemplo dar el alimento que queremos introducir en el primer bocado para lograr la exposición al mismo. Por último para concluir con la teoría del pediatra en mención, quién considera que la dieta de iniciación a los alimentos sólidos debe ser entonces con cereal integral.

Continuar leyendo

Hábitos saludables desde la primera infancia

Cuando se revisa la reciente Encuesta de la Situación Nutricional (ENSIN 2010) encontramos que el 34.6% de la población nacional tiene sobrepeso y el 16.5% tiene obesidad, comparado con la encuesta anterior, el aumento fue de 5.3 puntos.  Cabe destacar que se presentan conductas de riesgo alimentario, es decir, dejan de comer o utilizan algún producto para perder peso un gran número de personas. Entonces hay consciencia de los problemas derivados por el sobrepeso, pero no existe una orientación adecuada para su manejo y tampoco existen unos hábitos saludables que ayuden a evitar estas situaciones. Sobresale también que las dietas complementarias (alimentación diferente a la leche materna) son deficientes en frutas y verduras, que deberían ser la base de este tipo de alimentación inicial. Esto lleva entonces a que las personas no ingieran frutas y verduras en la edad adulta y por lo tanto hace las dietas deficientes y convierte a las personas propensas al sobrepeso y la obesidad, así como a la desnutrición. Resalto también de la ENSIN 2010 que el 20% de la población consume gaseosas diariamente y el 20% de la población igualmente consumimos más de un producto de paquete diariamente. Esto nos demuestra nuevamente los malos hábitos alimentarios que existen en el País. Para terminar la población es cada vez más sedentaria y el 62% de los jóvenes dedican diariamente más de dos horas en videojuegos y/o ver televisión.
Los hábitos de vida saludable se construyen durante toda la vida. Nunca es tarde para cambiarlos, pero es en la primera infancia cuando la mente es más plástica y permite adaptar los nuevos hábitos de una manera más sencilla.
Como vimos en la ENSIN 2010 los colombianos complementainiciamos mal la dieta complementaria y no incluimos las frutas y verduras, es entonces ahí donde debemos cambiar para brindar la mejor nutrición a nuestros hijos. Incluir las verduras, las frutas y los cereales como parte de la dieta complementaria es crucial. Se debe empezar con rutinas desde pequeños para el baño, rutinas para la hora de dormir y para la ingesta de alimentos, esto es, respetar los horarios de comida y hacerlo en ambientes propicios para la misma, es decir, en el comedor sin otras distracciones que afecten el tiempo y la dedicación al consumo de alimentos.
Continuar leyendo

Frutas, verduras y algo más

El pasado fin de semana me embarque con un gran amigo en una tarea titánica, enseñar a los niños a comer frutas y verduras. La idea nació en la consulta médica, pues es una queja frecuente de los padres de familia, la poca ingesta de frutas y verduras de sus hijos. Igualmente hay médicos que identifican las deficiencias como la Doctora Alicia Cortes al valorar el iris de sus pacientes y los remiten para mejorar sus hábitos alimentarios.

Yo recuerdo muy bien en mi infancia que acompañaba a mi madre en la preparación de las verduras, en esos tiempos había que desgranar, las arvejas, limpiar las habichuelas, picar la zanahoria porque no existían los productos congelados. Acompañar a mi madre en la realización de esta tarea me brindo la oportunidad de tener un contacto directo con los alimentos y la curiosidad de probarlos, permitió que se consolidará una costumbre de comerlos crudos y de incluirlos en nuestras dietas sin mayor problema. Personalmente considero que nuestros hijos actúan por imitación y son sus referentes los que deben promocionar la ingesta de estos alimentos. Si damos ejemplo en casa al consumir frutas y verduras, si hacemos comentarios buenos acerca de las bondades del sabor de los alimentos y de la exploración de los mismos, tal vez estaremos iniciando un viaje tranquilo sin peleas ni pataletas por “tener” que consumir un producto saludable. Los pequeños son receptivos, inquietos y curiosos, exigen mucho de nuestro tiempo y dedicación y no podemos desfallecer en el intento de brindarles la mejor nutrición posible.

De acuerdo a la ENSIN 2010 (Encuesta de Situación Nutricional) no hemos cambiado nada, antes hemos empeorado en cuanto a los malos hábitos de vida. Se rescata algunas acciones que tienen que ver con la desnutrición, pero estas por ser más dramáticas, más no menos importantes, ameritan la atención de las autoridades. También mejoramos en lactancia materna.Pero perdimos cinco valiosos años sin hacer nada por mejorar. Las entidades educativas, las empresas, nosotros mismos somos responsables junto con las autoridades quienes tenemos esta gran responsabilidad en estas lamentables cifras.

Los resultados del taller fueron inicialmente buenos, es decir, logramos que al menos la mitad de asistentes probaran frutas y verduras en diferentes preparaciones y aceptaran su sabor. Es labor de sus padres continuar con el proceso. El chef Hernán Montoya y yo estamos complacidos con los resultados y estamos retados para mejorar cada día más y ayudar a quienes necesitan de nuestro apoyo.

Un abrazo a todos.

Saciedad

Isabel ya casi cumple los 10 meses de edad y su alimentación ha mejorado mucho. Cuando me refiero a que ha mejorado quiero decir que su alimentación es cada vez más variada. Solo tenemos en cuenta aquellos alimentos alergenicos como el huevo, los cítricos, los pescados y mariscos asi como la leche para no incluirlos todavía en su dieta. Isabel gatea por toda la casa y es una gran exploradora, esta exploración y curiosidad que le esta brindando esta nueva etapa de su vida también incluye la comida. Yo ya había comentado como Isabel quiere comer lo mismo que uno come. En este sentido y de acuerdo a la evitación de los alimentos más riesgosos para el desarrollo de alergias le permito probar de mis alimentos. Esta situación me ha permitido mejorar aún más mis hábitos alimentarios en el sentido que he disminuido el consumo de sal entre otros o la ingesta de bebidas colas, pues son estos hábitos los que quiero enseñar a mi hija. De Isabel estamos aprendiendo todos los que la rodeamos. Ella me ha enseñado la perseverancia en la consecución de metas, me ha enseñado a prescindir de algunos alimentos que no son estrictamente necesarios, me ha enseñado a explorar los sentidos y degustar cosas nuevas cada día. Me ha demostrado también como va adquiriendo su sentido de saciedad. En este punto sobre la saciedad me quiero detener porque es un problema que enfrentamos los que estamos involucrados en la educación de los menores. No falta la abuela que quiere a su bebe gordo, pues este es el parámetro de salud, son aquellas que quieren que los niños se acaben su plato. No solo son las abuelas, son los tíos, las tías, incluso las empleadas o cualquier persona cercana la que opina acerca de la cantidad de alimento que debe comer un bebe. Da satisfacción al observador ver un plato terminado y vacio, y muy probablemente indigestión al pequeño que fue forzado a comer. Al presionar la ingesta de comida aumentamos cada vez más su capacidad gástrica y se va a necesitar cada vez más comida para saciarlo, así estamos es educando a un futuro obeso. Estoy consciente que esto genera conflicto, pero la salud de nuestros hijos debe primar por sobre los intereses o las creencias de la familia. Trato de ser muy respetuoso con Isabel y nunca me esfuerzo más de lo necesario cuando le ofrezco la comida. Anoche particularmente no quiso recibir su ultimo tetero de la noche, por más que se lo ofrecí no lo recibió y no le hizo falta, durmió la noche completa y eso si hoy en la mañana disfruto mucho su biberón. Mi invitación es observar bien a nuestros hijos, descifrar sus mensajes y no forzarlos nunca a comer. Tenemos que tener en mente que sus estómagos tienen el mismo tamaño que ellos, es decir, también son pequeños.

Esperando la ENSIN 2010

De acuerdo a la Encuesta Nacional de la Situación Nutricional ENSIN 2005 en nuestra población el sobrepeso se presenta en un 10.3% en los jóvenes de 10 a 17 años. Estas cifras de sobrepeso coinciden con el estudio piloto realizado por los Doctores Maria Rocío Delgado y Álvaro Arango en nuestra ciudad, donde encontraron un 5% de obesidad y un 13% de sobrepeso. En la encuesta ENSIN 2005 también se evidencio la pobre alimentación que tiene nuestra población específicamente en lo que concierne a la ingesta de frutas y verduras que no alcanza el 30% de la población, situación grave desde del punto de vista nutricional, debido a que este grupo de alimentos son fuente importante de micronutrientes necesarios para el metabolismo así como fuente esencial de fibra, necesaria para la saciedad y el control del apetito y por consiguiente fundamentales en una alimentación saludable para evitar el sobre consumo de alimentos. Otro factor importante para el desarrollo de la obesidad y el sobrepeso es el sedentarismo y nuestros niños cada vez se mueven menos debido al apego a las nuevas tecnologías y a los factores de seguridad que no permiten que los pequeños realicen actividades lúdicas deportivas al aire libre.

Continuar leyendo

Adiós Coca Cola

El mundo se está engordando. Desde principios del presente siglo hemos sido testigos del aumento de las cifras de obesidad a nivel mundial. En mi consulta diaria me toca ver cada vez más niños con sobrepeso. No me gusta realizar este tipo de consulta por las implicaciones que esta enfermedad tiene para los pacientes, pero es además la consulta que prefiero realizar, pues es en la primera infancia, cuando uno puede prevenir la obesidad, cambiando los hábitos.
Una de las enfermedades asociadas a la obesidad es la Diabetes Mellitus. Se espera que haya unos 400.000 millones de casos a nivel mundial para los próximos años. En nuestro hemisferio es México quién tristemente lidera estas cifras. También es uno de los países donde más se consumen bebidas gaseosas y esto entonces nos da una relación directa entre el consumo de bebidas azucaradas, obesidad y diabetes.
Personalmente he sido un consumidor de este tipo de refrescos, pero en el proceso de educar a Isabel, no quiero darle este ejemplo, conociendo el alto riesgo que hay con la ingesta de bebidas gaseosas y la aparición de las enfermedades mencionadas anteriormente.
Isabel ya toma del vaso, ha abandonado prácticamente el biberón y no le gusta mucho beber de vasos con chupo. Ella quiere comer ahora lo mismo que uno come. Si estoy tomando agua ella me pide que le brinde de mi vaso agua. Entonces no puedo tomar gaseosas si no quiero que ella las tome en un futuro. Se muy bien que algún día ella beberá este tipo de bebidas, pero quiero alejar este día por mucho tiempo, tal vez cuando pueda discutir con ella los riesgos de su consumo.
En los últimos meses me he preparado para abandonar las bebidas colas y creo que al hacerlo también me veré beneficiado desde el punto de vista salud.
Así que Adiós a la Coca Cola.

Cuándo iniciar la dieta complementaria

Como lo comenté en un artículo anterior la decisión para iniciar la alimentación complementaria estuvo marcada por la reducción de la producción de leche materna, la cual no alcanzaba para los requerimientos de Isabel. Está claro que si la producción de leche materna se reduce, esta se puede cambiar por leche maternizada de origen comercial (leche de tarro). No solo la reducción en la producción de la leche es una señal para introducir cambios en la dieta, sino que se deben observar otro tipo de cambios que me permitan decidir cuándo comenzar a dar la alimentación complementaria.
Hay que tener en consideración la madurez física y sicológica del bebe para tomar la decisión de iniciar la dieta complementaria. En los primeros meses existe el reflejo de extrusión, es decir, que todo lo que llega solido a la boca del bebé, este lo rechaza hacia afuera y solo permite el ingreso de líquidos. Hasta que no desaparezca este reflejo no se puede iniciar el destete. Entre los 4 y los 6 meses se aprenden destrezas orales y de movimientos gruesos que consiste en transferir alimentos sólidos de la parte anterior de la lengua hacia la parte posterior. Para las destrezas motoras, el signo de madurez se da cuando el bebé se puede sentar independientemente  y mantener el balance mientras comienza a utilizar las manos para alcanzar y tomar objetos. En este punto se encuentran listos para iniciar la alimentación complementaria aunque falta la coordinación mano boca que permite alimentarse así mismo, por lo tanto requiere de nuestra ayuda.
Desde el punto de vista sicológico el pequeño de 6 meses manifiesta su deseo por la comida abriendo su boca, inclinándose hacia a delante para indicar hambre y al inclinarse hacia atrás, voltearse y cerrar la boca fuertemente para manifestar su desinterés por seguir comiendo o para indicarnos que esta saciado. Es increíble como nosotros como padres vamos identificando este lenguaje no verbal y empezamos a entender lo que Isabel nos quiere decir. Es importante estar muy atentos a estas situaciones, ya que la alimentación complementaria con alimentos sólidos es una alimentación forzada para ellos que depende de los alimentadores y podemos llevar a una sobrealimentación de nuestros hijos que deriven en una obesidad. Es así como se recomienda incentivar la independencia en la alimentación para que los niños nos indiquen cuando es suficiente. Esta independencia se logra brindando alimentos que pueda tomar el bebé en sus manos, tomar sorbos de una taza, sostener el tetero por si solos y controlar el tiempo de alimentación para que se aprenda a autorregular, no dedicarse por largos periodos hasta que acabe la comida.
Resumiendo, un bebé se encuentra listo para una dieta solida cuando sostiene la cabeza y ha desaparecido el reflejo de extrusión. Ojo, la introducción de una alimentación con alimentos sólidos no indica que se terminó la lactancia materna, pues este tipo de dieta no cumple con todos los requisitos de nutrientes, especialmente con la distribución calórica proveniente de los macronutrientes.

Dia Mundial de la Diabetes

El próximo 14 de Noviembre se celebra a nivel mundial el DIA MUNDIAL DE LA DIABETES. Esta no es una celebración, sino una invitación a la reflexión acerca de que estamos haciendo para prevenir la aparición de esta terrible enfermedad. Esta reflexión es para todos los actores involucrados con la Diabetes como son las autoridades sanitarias, el gobierno nacional, los médicos, los pacientes, los familiares de los pacientes, las entidades educativas y la población en general.

Todos creen que este flagelo no nos toca, pero la realidad es muy diferente. Se calcula que en Colombia entre el 6% y el 9% de la población presenta Diabetes, es decir, 3´000.000 de colombianos, y la mitad de estos no sabe que tiene la enfermedad, y la mitad de los que la tienen no reciben un tratamiento adecuado. Y el drama no para ahí. La diabetes es la primera causa de ceguera a nivel mundial, la primera causa de amputaciones después de las minas antipersona, es también una de las primeras causas de diálisis renal.

La obesidad es el principal factor de riesgo para desarrollar Diabetes. Las cifras de obesidad infantil se han incrementado de una manera bárbara. Y la obesidad en los niños obedece a la calidad y cantidad de alimento que les estamos dando así como a la falta de actividad física. En lo referente a la calidad de los alimentos existe un consumo elevado de harinas refinadas (pasteles, galletas, panes, donas, etc.), azúcar refinado (dulces, postres), bebidas azucaradas, grasas saturadas y comidas procesadas. Estos son los componentes de una alimentación poco saludable que junto al aumento del tiempo frente al televisor y/o computador superior a 2 horas diarias son los responsables de esta pandemia (enfermedad mundial).
El enfrentarme diariamente en mi consulta con los problemas de la obesidad y la diabetes fueron los elementos inspiradores para compartir estos artículos con el ánimo de mejorar la calidad de vida de nuestros hijos. Considero que la mejor herramienta para enfrentar estas enfermedades es con la prevención y la prevención se realiza desde la primera infancia.
El sábado 13 de Noviembre en el Centro Comercial San Diego  desde las 9:00 am estaré junto a el equipo del Instituto Antioqueño de Diabetes Metabolismo y Nutrición brindando información sobre la Diabetes, en el marco de la celebración del Día Mundial de la Diabetes.