El primer Buñuelo

No me dejo de sorprender con lo rápido que se ven los progresos de Isabel, ya han pasado siete meses desde su nacimiento y cada vez interactúa más con nosotros. Dentro de los logros de su crecimiento y desarrollo está la capacidad de sostener la cabeza, sentarse sola y agarrar objetos con sus manos, los cuales se lleva a la boca. Así con estos adelantos ya se puede llevar a la silla comedor donde nos acompaña a la hora de las comidas. Es muy importante comenzar a crear hábitos, al estar junto a nosotros en las horas de comida se le enseña que hay unos momentos destinados para comer. Como lo comente anteriormente, se debe dedicar un tiempo definido para la alimentación y respetarlo, para poder avanzar en los nuevos hábitos. Isabel al vernos comer se le abre el apetito y también quiere participar de la actividad. Como recomendación es bueno disponer de un ambiente tranquilo y sin distracciones para que haya máxima concentración y se pueda llevar a cabo la alimentación.  A continuación anexo una breve guía para la progresión de los alimentos.

Continuar leyendo