Y ya cocina sola.

Isabel_cocinando

En el desarrollo de las habilidades para una alimentación saludable es importante tener contacto con los alimentos desde temprana edad. Alguna vez les conté de la experiencia mercando con Isabel en la plaza de mercado. La gran cantidad de colores, olores y sabores son la mejor forma de conocer los alimentos y comenzar a aceptarlos.

La tortilla se ha convertido en uno de los platos favoritos de Isabel y ya que tiene siete años hemos decidido que sea ella su propia cocinera. Claro esta que desde hace ya algún tiempo la niña se ha acercado a la cocina en compañía de su madre y abuelas colaborando en la preparación de recetas sencillas como galletas de mantequilla, brownies y tortas. Es de suma importancia acompañar a los niños en estos procesos, pues las cocina es uno de los sitios de la casa donde se producen más accidentes. 

En los procesos de autonomía e independencia debemos brindarles toda la confianza posible pero de igual forma debemos estar atentos a los problemas que puedan surgir. Para evitar accidentes

  1. Estar siempre a su lado.
  2. Orientar sobre el uso de los utensilios.
  3. No dejar que manipulen el fuego o líquidos calientes.
  4. Usar utensilios que sean acordes a su tamaño y que no representen peligro.
  5. Explicar todas las acciones

La preparación de su comida hace que se adquiera una conexión con los alimentos y facilita su aceptación, permite que se experimenté mucho más y de esa forma se puede ampliar el abanico de ingredientes que acepten los niños.

Con esto hasta Pereira

Esta próxima a llegar la temporada de vacaciones y me embarga la nostalgia al recordar las palabras de mi Padre que sentenciaba: “y con esto hasta Pereira”. Era su manera de decirnos que debíamos desayunar bien para la jornada que emprenderíamos en un viaje fascinante por las carreteras de Colombia, conociendo su geografía, su cultura y su diversidad.

La época de vacaciones debe ser aprovechada en su totalidad para que nuestros hijos aprendan a conocer su País y sobre todo a conocer y reconocer su diversidad climática y su variedad de productos alimenticios. Si se hace una excursión por tierra es bueno llevar alimentos tradicionales preparados en casa como el  fiambre (envuelto en hoja de biao arroz, huevo, maduro, chicharrón) o como sea  la preferencia de la casa, tal vez no suena muy saludable, pero si mejor que un paquete de un producto procesado lleno de preservantes y químicos que no nos habla de nuestra cultura. Que tal llevar un termo con guandolo (bebida de panela y limón) con hielo bien refrescante en vez de una botella de dos litros de quién sabe qué. Por el camino tendremos la oportunidad de consumir una gran variedad de frutas nuestras como el mango, las naranjas, las mandarinas, los bananos o las piñas, en fin dependiendo a donde vayamos encontraremos alguna fruta novedosa que nos permitirá mejorar el repertorio del menú y así construir buenos hábitos alimentarios.

De igual forma si el viaje no es por las carreteras del País también a donde fuésemos tendremos la oportunidad de conocer la gastronomía de la región. Visitar los lugares tradicionales de cada ciudad para conocer sus platos, los dulces típicos de la región y así cambiarlos por los dulces y chocolates y demás productos procesados que no aportan desde lo nutricional lo necesario para nuestros hijos. En cambio consumir los platillos del sitio a donde vayamos de vacaciones nos va a permitir ampliar nuestro conocimiento cultural de donde vivimos y de donde venimos, a la par que va a ser mucho más saludable y de seguro económico.

Siempre cuando hablamos sobre alimentación no puede quedar de lado la actividad física, y las vacaciones son un momento importante para practicarla en familia. Realizar excursiones, caminatas por la playa, por nuestra ciudad o por el sitio que estemos conociendo nos va a permitir estar activos y nos va a brindar tiempo en familia y tiempo extra para conocer en detalle y no con la velocidad de un carro los diferentes sitios turísticos que estemos visitando.

Es pues una invitación para acercarnos a la gastronomía de nuestra región o País, para disfrutar en familia y realizar actividad física en grupo con todos los miembros del hogar.
Y les recuerdo que con esto hasta Pereira….

Alicia en el país de las delicias

He aquí otro gran libro que me he encontrado. Hace unos dos le regalé este libro a la hija de un amigo mió porque me llamo la atención la presentación y el contenido del libro, por estar relacionado con la nutrición, pero nunca pensé que había regalado una verdadera joya.

Este libro es un triptico que incluye elementos valiosos para la creación de hábitos saludables. En primera instancia esta la adaptación del cuento original de Lewis Carroll de “Alicia en el país de las maravillas”. En este cuento hay un sinnúmero de referencias alimentarias que estan relacionadas con diferentes recetas que aparecen en la segunda parte del libro. Este recetario cuenta con 11 diferentes preparaciones con las especificaciones de sus ingredientes y la manera de preparación. Al ir a la cocina a preparar estos alimentos después de leer la historia o antes de la misma, ayuda a ensayar nuevos tipos de alimentos. Familiariza a los niños con la preparación de las comidas y aprender el valor de los nutrientes.  La tercera parte del libro contiene un juego que hace también parte de la historia, el cual invita a la imaginación y especialmente a la actividad física. Además como bono adicional trae unas fichas que hablan de la importancia de la higiene en la preparación de los alimentos y de la importancia de cada uno de los diferentes nutrientes como son los granos, la proteína, las verduras y los lácteos.

Para aquellos que tengan dificultades con la alimentación de sus hijos, especialmente los hábitos, creo que esta es una herramienta valiosa y afortunada para aquellos que tengan acceso a ella. No podemos descargar nuestra responsabilidad en los médicos pediatras o en las nutricionistas, tampoco en los sicologos, creyendo que ellos nos van a dar todas las respuestas. Existen productos como este libro que nos pueden ayudar, pero nuestros hijos no pueden hacer la tarea solos. Requieren de nuestro concurso e imaginación para alcanzar los objetivos que nos fijemos. 

Este libro es de la editorial Villegas Editores

La Lonchera

Desde la semana anterior Isabel ingreso al mundo escolar, debido a sus progresos decidimos matricularla en un Preescolar para que pueda mejorar sus habilidades de socialización y para que tenga contacto con otras personas que le pueden brindar nuevos conocimientos.  Al iniciarse el año escolar siempre surgen las preguntas acerca de cuál es la lonchera saludable y que debemos empacar en las loncheras de nuestros hijos.
Antes el tema de las loncheras quedaba para la asesoría nutricional de la consulta de mis pacientes pero no hacia parte de mi repertorio diario. Hay varios temas importantes que debemos tener en cuenta para el diseño de la lonchera ideal. Cada profesional de la salud tiene sus preferencias y en este sentido encontraremos muchas variaciones. El segundo punto que tenemos que tener en cuenta es la preferencia de los niños, pues si no contamos con ellos seremos testigos del regreso incólume de la lonchera a casa. No podemos pretender introducir nuevos alimentos en las loncheras porque probablemente no serán de aceptación de parte de los niños y no tendremos control para insistir en su consumo. Si es del caso aquellos productos nuevos los debemos ensayar los fines de semana en casa y una vez sea de su repertorio se puede agregar a la lonchera. De gran importancia es empacar alimentos que sean fáciles de consumir, que no haya que pelar, que sean fáciles de agarrar, que no requieran ser calentados y que su presentación sea agradable a la vista. El último punto a tener en cuenta es la jornada escolar, aquellas que son largas ameritan llevar más alimentos para cumplir con las necesidades alimentarias, de igual manera se debe tener en cuenta la edad de los niños para cumplir con sus requerimientos en cuanto a cantidades y capacidad gástrica.
En algunos colegios existen cafeterías que venden productos a los alumnos para que ellos no tengan que llevar lonchera, el problema surge en la oferta de productos de estos sitios que son bebidas gaseosas o azucaradas, frituras y productos de pastelería. También hay instituciones que tienen restaurantes escolares y en este sentido es importante evaluar su menú y si es del caso discutirlo con algún especialista para evaluar su conveniencia.
Mi preferencia va a los productos naturales. Como bebidas recomiendo jugos naturales hechos en casa pues no tienen preservantes, evitar preparaciones con leche por la posibilidad de descomposición, incluir también agua y yogurt. La lonchera debe llevar también una o dos frutas como opción, recalcó la importancia de incluir aquellas fáciles de consumir, que no se deterioren en su transporte incluso facilitar su consumo enviándolas troceadas en recipientes plásticos. Como fuente de carbohidratos además de las frutas las loncheras deben llevar también galletas, panes o tortillas en las preparaciones de sanduches y wraps. Estos últimos se pueden preparar con jamón, queso, atún. Hay que tener cuidado de no poner alimentos que puedan empapar los panes y dificultar su consumo, también evitar productos que se puedan descomponer fácilmente, en tal sentido es mejor evitar el exceso de salsas. Otra alternativa de proteína pueden ser los quesos peras que ayudan a complementar las loncheras.
En el mercado hay disponibilidad de snacks saludables como arroz y maíz soplado, galletas de queso. Preferir los “paquetes” con alimentos horneados.

Aquí en este enlace algunas recetas.

Isabel no toma leche

Uno de los temas que cobra importancia en todos los padres preocupados por el crecimiento de los hijos está relacionado con las aversiones a diferentes tipos de alimentos. En cualquier etapa de la niñez pueden aparecer diferentes tipos de rechazo a un alimento especifico. Es importante identificar las posibles causas para evaluar la solución al problema, o buscar un sustituto del grupo de alimentos que haya sido motivo de rechazo. En el articulo sobre los 5 problemas y las 23 soluciones están las causas frecuentes de estas situaciones y las estrategias para resolverlos.

 Isabel esta próxima a cumplir 18 meses y la recomendación de la pediatra fue el retiro del biberón. A esta edad ya debe consumir los líquidos en vaso anti derrame, o vaso pitillo. Isabel ya se estaba acostumbrando a este tipo de vaso pero si recibía un biberón especialmente en la mañana al despertar y ocasionalmente durante el día. Coincidió el retiro del biberón con un cambio en la leche de formula que había recibido hasta la fecha y desde entonces no ha querido recibir leche. Esta es una situación que puede generar ansiedad en los padres, pero si ella ha decidido no consumir leche es porque no le gusta y es obligación de nosotros como padres brindarle los nutrientes necesarios. Dentro de los sustitutos de la leche le hemos dado con éxito yogur, natilla, jugos en leche, queso dentro de los lácteos y derivados. En la alimentación de Isabel también hemos tenido siempre vegetales verdes que son fuente de calcio y más adelante incluiremos leche en la preparación de las sopas y cremas.

 Otra estrategia para lograr que nuestros hijos coman frutas y lácteos es la preparación de un postre conocido como Arco Iris.

 Receta:

  •  Gelatina de sabores
  •  Gelatina sin sabor
  •  Crema de leche
  •  Frutas troceadas finas

Se preparan las gelatinas de sabor y se parten en cubos pequeños. Se bate la crema de leche con la gelatina sin sabor disuelta y se mezclan en un molde con las frutas y los cubos de gelatina. Se lleva a refrigeración y una vez este consistente se parte y se sirve.

Dulce Tormento

Llega la fiesta de los niños y debemos estar alerta por el posible consumo exagerado de dulces. Este año Isabel participará de la fiesta, pues ya tiene 17 meses e interactúa bastante con su entorno y de esta manera tiene un mayor disfrute de las actividades que se desarrollan a su alrededor. La costumbre alrededor del día de los niños ha estado ligada a la pedida de dulces y en este sentido quiero alertar a los padres para evitar problemas de salud relacionados con esta festividad frente al consumo de dulces y los mitos que existen al respecto.
Referente a los mitos se cree que el consumo de dulces está asociado a la aparición de parasitosis intestinal. En primer lugar no todo dolor abdominal significa la presencia de parásitos intestinales y puede ser más bien resultado de un consumo exagerado de dulces, los cuales pueden ocasionar síntomas intestinales además del dolor con aumento de deposiciones (diarrea), tragar aire puede igualmente ocasionar distensión abdominal con el aumento del tamaño del estómago, todo los anteriores se pueden confundir con la presencia de parásitos. De todas formas compartir los alimentos entre los niños sin tener una adecuada higiene de manos puede ser foco de transmisión de infecciones entre ellas las intestinales.
La ingesta aumentada de carbohidratos simples como los confites, gomitas, chicles, chocolates y bombones son causa de caries dental, cuando no existe una buena higiene oral. El consumo alto de estos productos junto con la presencia de bacterias en la boca (estreptococo mutans) y una saliva espesa y ácida lleva a esta penosa enfermedad. La caries dental es una enfermedad que puede tener varias consecuencias entre ellas una desnutrición. El dolor y la pérdida de piezas dentales pueden afectar una alimentación adecuada llevando a la malnutrición y el deterioro del crecimiento y desarrollo adecuado de los niños.

Los niños son personas inteligentes y en tal sentido tenemos que negociar con ellos la cantidad de dulces que se puede consumir, es decir, establecer límites al respecto y si es del caso administrar el botín de dulces recaudados durante su excursión con los amigos. Con los bebes como Isabel por obvias razones los adultos tenemos mayor control. Hay que tener cuidado con los bebes para no dar dulces que puedan causar ahogamientos, es igual para cualquier pequeño, y por eso debemos estar vigilantes y en presencia durante su consumo.
Recomiendo ofrecer frutas como alternativa, preparar gomitas caseras con fruta natural para el reemplazo de los dulces.Utilizar menos azúcar en la preparación de los dulces caseros. No utilizar los alimentos y en especial los dulces como premio o castigo. Tratar que el consumo de dulces se de alrededor de las comidas para garantizar el lavado de dientes y así evitar la caries dental.

Triqui, triqui

Recetas caseras III

Sigue siendo un dolor de cabeza definir el menú diario, establecer que se va a llevar en la lonchera o que alimento ofrecer entre comidas para nuestros hijos o para nosotros mismos. La nutrición saludable se resume en cinco puntos que son:

1. Bajo en grasa

2. Bajo en azúcar

3. Rico en fibra

 4. Bajo en sal

 5. Actividad física regular

Para hoy quiero proponer las siguientes recetas:

1. Nachos horneados con guacamole

a. Se consiguen tortillas de maíz y se cortan en cuartos, se colocan en un molde y se llevan al horno hasta que estén tostadas.

b. Se macera un aguacate mediano, se agrega el jugo demedio limón, media cebolla finamente picada, un poco de sal y pimienta. Tambien se puede agregar ajo macerado y tomate finamente picado.

 2. Galletas caseras

a. Seguir este enlace para ver la receta.

La ventaja grande con estas recetas es la facilidad en su preparación, donde podemos involucrar a los niños para que participen activamente y disfruten más su relación con los alimentos que van a consumir. Son productos libres de preservantes y por lo tanto van a ser mucho más saludables. De igual manera nos ayudan a educar el paladar de los pequeños, pues les estaremos dando una fruta como el aguacate donde se incluye además vegetales cebolla y tomate. Las tortillas al ser horneadas son bajas en grasa. Las galletas al ser ricas en cereales nos permitirán también educar acerca de los beneficios de las harinas integrales. Espero con esto animarlos para que ingresen a la cocina y preparan deliciosas recetas saludables.

Recetas Caseras II

Anteriormente publique un blog con algunas recetas caseras con el ánimo de facilitar la planeación del menú diario para nuestros hijos. Las recetas que están a continuación sirven para niños a partir del año de edad.
 Torticas de atún: Se escurre atún enlatado y se agrega harina de trigo o avena en hojuelas con huevo batido. Se arman las tortas y se sofríen en aceite vegetal.
• Sopita de arroz: Cocinar la carne molida con las legumbres (alverja, zanahoria y papa) con tomate y cilantro en agua, agregar una pizca de sal, y el arroz hasta que este blando
• Zanahorias asadas: partir la zanahoria en rodajas y se llevan al horno hasta que se encuentren tiernas.
• Maíz Dulce: Cocinar las mazorcas en agua y servir una vez estén listas.
Acá también agrego unas recomendaciones de loncheras para los mayorcitos:
• Tortilla integral con fresas, mermelada, arequipe o crema de chocolate (esparcida), queso pera y jugo de fruta natural.
 Sanduche de pan integral con atún mezclado con guacamole, mayonesa o crema agria, bebida láctea y uvas sin semilla.
• Galletas integrales con Dip de huevo duro triturado con queso crema, fruta.
• Pizza con pan árabe integral queso mozzarella, tomate, jamón o pavo en tiras, galletas de avena  y yogurt con trozos de fruta.
Es importante buscar productos bajos en grasa. Cocinar bien aquellos alimentos que así lo requieran, fomentar el consumo de agua que se logra enviando siempre agua en la lonchera.
Estas son recomendaciones de una alimentación saludable, no son para alguna condición clínica específica como colesterol alto o diabetes, aunque son alternativas que podrían ser tenidas en cuenta para estos pacientes. Siempre recomiendo la asesoría profesional para aquellos niños que tengan una situación clínica especial.

12