Recogiendo frutos

Siempre he enfatizado en este Blog en la importancia de la creación de hábitos saludables desde la primera infancia. Es la repetición de los actos lo que lleva a que nos apropiemos de ellos y en última instancia esto se vuelve un acto automático. Por eso es tan difícil enseñar a comer frutas y verduras en niños mayores de 6 años, porque si no lo aprendieron en casa, va a ser muy complicado en una consulta médica de 30 o 60 minutos. Tenemos que dar ejemplo.

Salir con Isabel a un Restaurante es un poco complicado, ya que la niña por su edad no permanece quieta en un sitio por más de 2 minutos, ya que quiere explorar y conocer donde se encuentra y que hay de nuevo a su alrededor. Si bien en algunos restaurantes que son amigables para los niños se encuentran juegos para ellos, no siempre se puede o se quiere ir a estos lugares. El caso es que el fin de semana pasado estuvimos en un restaurante con Isabel. La primera sorpresa me la lleve cuando la acomodé en la silla para bebes, pues se quedo sentada en esta sin protestar, y creo que ya se ha acostumbrado a que ese es su sitio. Considero de suma importancia compartir la hora de comida en Familia, e Isabel lo ha aprendido bien. A ella no le gusta comer sola y en ese sentido es importante sincronizar los horarios nuestros con el de nuestros hijos para poder comer a la misma hora. Iniciamos la comida con una Ensalada de la Barra, así que no tuvimos que esperar mucho para el primer tiempo de comida. Isabel me acompaño hasta la barra y fue testigo de los diferentes vegetales que iba sirviendo en la taza dispuesta para ello. Clara, la mamá de Isabel, la niña y yo compartimos ese plato. Daba gusto ver a Isabel con sus cachetes llenos de comida, brócoli, coliflor, zanahoria, pepino. Luego siguió con su plato que era una crepe con boloñesa. El menú infantil incluía un miniwafer con arequipe, helado y chocolate. Isabel solo se comió el chocolate y como no somos basurita el resto de su postre lo compartimos en familia y no hubo necesidad de pedir otro. A partir del postre comenzó la persecución de Isabel. Pero era justo, ya había permanecido en su puesto por unos 40 minutos y tuvo la oportunidad de compartir sus alimentos en Familia.

Además de sentarlos a la mesa con el resto de la familia, es importante dejarlos que prueben los alimentos, que experimenten texturas, sabores, colores y olores, que pongan todos sus sentidos en práctica para que se desarrollen adecuadamente. También se hace necesario que los dejemos que manipulen los cubiertos y aprendan a manejarlos, bajo nuestra estricta vigilancia para evitar accidentes. Darles la libertad para que descubran, permite que sean independientes y que desarrollen su personalidad. Antes me parecía difícil ir a un Restaurante con Isabel, pero considero que ahora estoy recogiendo los frutos de ayudarle a crear buenos hábitos.

Nota: Se acerca la Navidad y saldremos de vacaciones. Retomare el Blog la segunda semana de Enero, pero si tengo un poco de tiempo colgaré otro artículo antes de finalizar el Año. Solo me resta desearles unas felices fiestas y agradecer a los seguidores por sus valiosos aportes.

Isabel no toma leche

Uno de los temas que cobra importancia en todos los padres preocupados por el crecimiento de los hijos está relacionado con las aversiones a diferentes tipos de alimentos. En cualquier etapa de la niñez pueden aparecer diferentes tipos de rechazo a un alimento especifico. Es importante identificar las posibles causas para evaluar la solución al problema, o buscar un sustituto del grupo de alimentos que haya sido motivo de rechazo. En el articulo sobre los 5 problemas y las 23 soluciones están las causas frecuentes de estas situaciones y las estrategias para resolverlos.

 Isabel esta próxima a cumplir 18 meses y la recomendación de la pediatra fue el retiro del biberón. A esta edad ya debe consumir los líquidos en vaso anti derrame, o vaso pitillo. Isabel ya se estaba acostumbrando a este tipo de vaso pero si recibía un biberón especialmente en la mañana al despertar y ocasionalmente durante el día. Coincidió el retiro del biberón con un cambio en la leche de formula que había recibido hasta la fecha y desde entonces no ha querido recibir leche. Esta es una situación que puede generar ansiedad en los padres, pero si ella ha decidido no consumir leche es porque no le gusta y es obligación de nosotros como padres brindarle los nutrientes necesarios. Dentro de los sustitutos de la leche le hemos dado con éxito yogur, natilla, jugos en leche, queso dentro de los lácteos y derivados. En la alimentación de Isabel también hemos tenido siempre vegetales verdes que son fuente de calcio y más adelante incluiremos leche en la preparación de las sopas y cremas.

 Otra estrategia para lograr que nuestros hijos coman frutas y lácteos es la preparación de un postre conocido como Arco Iris.

 Receta:

  •  Gelatina de sabores
  •  Gelatina sin sabor
  •  Crema de leche
  •  Frutas troceadas finas

Se preparan las gelatinas de sabor y se parten en cubos pequeños. Se bate la crema de leche con la gelatina sin sabor disuelta y se mezclan en un molde con las frutas y los cubos de gelatina. Se lleva a refrigeración y una vez este consistente se parte y se sirve.

Guía de alimentación en niños preescolares

Mañana tengo una conferencia privada para un grupo  de padres que esta interesado en la nutrición de sus hijos. Y he revisado las diferentes guías existentes acerca de las cantidades de nutrientes que debemos ofrecer en las comidas. Esta es una pregunta frecuente en la consulta y considero que las tablas a continuación nos pueden ayudar en gran medida para acercarnos a los requerimientos de los pequeños. Hay que tener en cuenta que si hay alguna condición clínica especial estas tablas puede que no sean las pertinentes para esos casos especiales.

Las guías contienen valores en onzas americanas o tazas americanas (240 ml).

Blanqueando las harinas

Pensando en el tema del blog y buscando en la literatura que puede haber novedoso, me encontré con una entrevista realizada al Doctor Alan Greene, pediatra, quién es uno de los abanderados de la nutrición infantil en los Estados Unidos de Norteamérica. El Doctor Greene está promoviendo una lucha que él ha denominado “WhiteOut” que se puede traducir como blanqueado, en un juego de palabras que se refiere para eliminar las harinas blancas de la dieta, entendiendo por dieta lo que compone la alimentación de una persona.

“Que la primera comida de tu bebé sea una comida verdadera”, ese es el lema del Doctor Greene y concuerdo con él. Si queremos construir una alimentación saludable para nuestros hijos, debemos tratar al máximo de ofrecerle una comida sana y natural. Ha existido controversia acerca de que se debe iniciar como alimento sólido a los niños, en el caso de Isabel como lo describí anteriormente fue con vegetales, luego frutas y por último cereales. Otros dicen que debe ser con cereales, pero sucede que los cereales para bebé que existen son refinados (harinas blancas) y es contra estas las que no está de acuerdo el Doctor Greene. La causa del rechazo de parte del médico pediatra obedece a el desarrollo del gusto de los recién nacidos(inteligencia gustativa). Para comenzar la leche materna tiene diferentes sabores de acuerdo a la dieta de la madre, entonces desde la lactancia la madre comienza a educar el gusto de su hijo. Si hay algún tipo de eliminación de alimento de la dieta materna, se hace más difícil la aceptación de parte del bebé. En segundo término como también lo he comentado en este espacio el gusto se desarrolla por la exposición, es decir, debemos ofrecer un alimento de 10 a 20 veces para que este sea aceptado. Si a la primera oportunidad desfallecemos, nunca lograremos que el niño o la niña acepten el alimento. Vuelvo entonces a insistir en el término insistir, debemos ser repetitivos en ofrecer los alimentos. Se puede igualmente por ejemplo dar el alimento que queremos introducir en el primer bocado para lograr la exposición al mismo. Por último para concluir con la teoría del pediatra en mención, quién considera que la dieta de iniciación a los alimentos sólidos debe ser entonces con cereal integral.

Continuar leyendo

Recetas caseras

Una de las dificultades a la que se enfrentan las mamas  y creo que cualquier persona encargada de la cocina es definir el menú. Cada vez que tenemos que pensar en que vamos a cocinar, tenemos un bloqueo mental y las ideas no fluyen con naturalidad. También es una preocupación de todos los padres que vamos a ofrecer a nuestros hijos entre comidas. Si bien es importante ofrecer variedad para evitar la monotonia. Hay que tratar para descubrir juntos nuevos sabores.

  1. Sopa de verduras: Se puede realizar con cualquier tipo de verduras, papa criolla, ahuyama, zanahoria, arverjas, habichuelas. Lavar bien los vegetales y cocinar en agua, utilizar pequeñas cantidades tanto de vegetales como agua. Se puede aderezar con cilantro, un poco de tomate. La cocción de esta sopa es rápida y en unos 10 minutos esta lista. Una vez este cocida se puede licuar o macerar los vegetales con un tenedor. Es importante esta acción dependiendo de la edad del bebé para manejar el tamaño de la porción para evitar ahogos.
  2. Compota de fruta natural: Las compotas se preparan facilmente. Se pela la fruta y se cocina en un poco de agua hasta que este suave,es decir, si se chuza con un tenedor este entra facilmente en la fruta. Ya estando lista se pasa por el procesador de alimentos o la licuadora con muy poca cantidad del agua en la cual se cocino.
  3. Cereal con fruta: Las frutas que esten permitidas a la edad del bebe se pueden mezclar con cereal de caja acompañado de un poco de yogurt o kumis.
  4. Maiz o arroz soplado: En los supermercados se consiguen este tipo de productos, los cuales son ideales para los niños, pues no tienen preservantes, no tienen huevo y se consideran libres de gluten. Estos cereales se pueden combinar con fruta rallada, derivado lácteo o leche (aquella que este recibiendo el bebé).
  5. Pasta con carne y vegetales: La pasta tiene una cocción rápida, igual en agua con un poco de aceite se hierven las pastas, pueden ser cualquier tipo de pasta, si es larga se debe partir para facilitar el consumo de la misma. Los vegetales se cocinan en agua como para la sopa mencionada anteriormente. A la par se puede freir un poco de carne molida en aceite vegetal hasta que este bien cocida y se sirve todo junto.

A tener en cuenta:

  1. Cocinar bajo en sal, mientras menos sal se utilice mucho mejor para la salud de nuestros hijos.
  2. Bajo en azúcar. La recomendación es no agregar azúcar a las preparaciones para educar su paladar a un sabor menos recargado y no convertir nuestros pequeños en grandes consumideros de azúcar. De igual manera estas preparaciones nos ayudan a prevenir problemas dentales.
  3. Cocciones rápidas. Como explique en la preparación de las recetas, estas no necesitan demasiado tiempo de cocción a excepción de la carne. Los vegetales deben estar tiernos, las preparaciones prolongadas pueden afectar las caracteristicas nutricionales de los alimentos.
  4. No utilizar caldos comerciales. Este tipo de productos tiene preservantes y son altos en sal. Si cocinamos fondos naturales vamos a brindarle una mejor salud a nuestros hijos.

5 problemas y 23 soluciones

 Ya se definió una dieta básica, pero no hemos abordado los problemas específicos de alimentación y sus posibles soluciones.

Problema 1: Rechaza las carnes

Soluciones:

• Ofrecer trozos muy pequeños, tiernos y húmedos de carne o pescado

 • Añadir carne a la salsa de espaguetis, pizza, tacos, wraps o estofados

 • Incluir en la dieta leguminosas, huevo y queso

 • Ofrecer pescado sin espinas (enlatado)

Problema 2: Consume poca leche

Soluciones:

• Ofrecer queso y yogurt, gratinados, pasta con queso, pizza. Utilizar la leche para cocinar cereales (avena), cremas de vegetales y preparar budines y natillas

 • Agregar leche en polvo a las recetas

 • Dejar que el niño se sirva la leche y la tome con pitillo

Problema 3: Toma demasiada leche

 Soluciones:

• Ofrezca agua entre comidas

• Limite el consumo de leche a las comidas principales y ofrézcala al final de la comida

• Si todavía utiliza tetero cambiar a taza

Problema 4: Rechaza vegetales y frutas

 Soluciones:

• Si rechaza vegetales ofrezca mas fruta y viceversa

• Los vegetales deben estar tiernos y evitar sobrecocinarlos

• Prepare vegetales al vapor y presente en trozos que puedan ser tomados y consumidos con las manos

• Agregue salsas y dips, salsa de queso para vegetales cocidos, dips para vegetales crudos y yogurt para frutas

 • Prepare sopas y estofados con vegetales

• Adicione frutos secos a los cereales

• Prepare la fruta en diferentes formas, fresca, cocida, en jugo, en gelatina como ensalada

Insista

Problema 5: Consume demasiados dulces

 Soluciones:

• Compre pocos dulces, prepare dulces caseros

• No usar los dulces como castigo o recompensa

• Adicione a los alimentos en vez de utilizarlos como colación (snack)

 • Reduzca a la mitad el azúcar de las recetas

 • Comuníquese con los cuidadores, profesores y demás para limitar los dulces

Precaución: Este tipo de recomendaciones son para niños mayores de 3 años en la gran mayoría de ejemplos, pues en algunas soluciones puede haber respuestas que pueden producir riesgo de ahogamiento en los niños o producir también alergias en los más pequeños. Es importante evaluar la posible solución frente a la edad de nuestros hijos.

Cuando hay dificultades en la alimentación

 Una causa frecuente de preocupación en los padres es cuando los niños comienzan a rechazar alimentos que eran sus preferidos y no prestan mayor interés a las comidas. Estos periodos pueden variar en intensidad de niño a niño y pueden durar de días a años. Estos sucesos son comunes en los procesos de maduración de los niños y si los padres logran comprenderlos y no generar ansiedad alrededor de los mismos pueden favorecer el normal desarrollo de los hábitos alimentarios. En una entrega anterior (El tamaño si importa) explique acerca del tamaño del estómago de los pequeños, tamaño que tenemos que tener en cuenta para respetar las cantidades que le ofrecemos en los diferentes tiempos de comida. A continuación una guía de dieta básica:

Alimento 2 A 3 AÑOS 4 A 6 AÑOS 7 A 12 AÑOS Comentarios
Porción/ Raciones Porción/ Raciones Porción/ Raciones
Lácteos y Derivados Media taza/ 4-5 ½ – ¾ taza/ 3-4 ½ -1 taza/ 3-4 Se puede sustituir por: queso, yogurt o leche en polvo
Carne, Aves y Pescados 1-2 onzas/ 2 1-2 onzas/ 2 2 onzas/ 3-4 Sustituir por: huevo, mantequilla de maní y leguminosas( frijol- lenteja)
 Vegetales Cocinados  

 

Crudos

2-3 cdas/ 4-5 3-4 cdas/ 4-5 ¼ – ½ taza/ 4-5 Incluir hojas verdes o amarillos como fuente de vitamina A como zanahorias, espinaca, brocoli
Pocas piezas Pocas piezas Varias piezas
Frutas CrudasJugos ½- 1 pequeña ½- 1 pequeña 1 mediana Incluir fruta con vitamina C, cítricos, fresas, melón, tomate
3-4 onzas 4 onzas 4 onzas
Pan integral ½ – 1 rebanada/ 3 1 rebanada/ 3 1 rebanada/ 4 Sustituir pan por: pasta, arroz, saltines, tortilla, arepa pequeña, panecillo
Cereal cocinado ¼- ½ taza ½ taza 1 taza
Cereal seco ½ – 1 taza 1 taza 1 taza

Adaptado de Lowenberg ME, Development of food patterns in Young children. Nutrition Infancy and Childhood  4 Ed. Times Mirror/Mosby College Publishing; 1989

Equivalentes

Taza= 230 mililitros    Onza= 30 mililitros ó 30 gramos    Cda= Cucharada= 15 mililitros 

Nota: Esta es una guía básica y en caso de necesidades especificas se debe individualizar con orientación profesional

Isabel también come chicharrón

Isabel ya cumplió su primer año. Desde hace varios meses atrás no había escrito mucho acerca de la alimentación de Isabel, pues desde los ocho meses hasta ahora no ha presentado ningún cambio significativo en su hábito alimentario y solo nos hemos enfocado en reforzar las rutinas diarias para que se apropie de ellas así como en reforzar el gusto por los alimentos que ya hacen parte de su dieta.
Al cumplir el año es un momento de consultas médicas, fue revisada por su oftalmóloga quién evaluó la condición de su iris, la cual refleja en gran medida su estado nutricional, y por fortuna se encuentra bien. En este momento es fundamental en su dieta el consumo de vitamina A que la obtiene de los vegetales y frutas amarillas, así como de la carne. La importancia de esta vitamina es su poder antioxidante y su participación en una buena visión.
Otra de las evaluaciones médicas fue realizada por la especialista en odontología infantil. Esta consulta se hace con el objetivo de ambientar a Isabel al consultorio de odontología y a que se familiarice con la odontopediatra. Como ya tiene seis dientes es el momento de revisarlos pero el énfasis que se hace en esta consulta tiene que ver mucho con la alimentación de los bebes. El consejo es la evitación de la dieta cariogénica. La dieta cariogénica es aquella que condiciona la aparición de caries y está representada por la ingesta de bebidas azucaradas (jugos, biberones, agua de panela) y el consumo de dulces, asi como alimentos blandos ricos en azucares simples. Uno de los aspectos a resaltar es la prevención de la caries del biberón, esto se logra evitando dar tetero a la hora de dormir, es decir, no dejar que el bebe se duerma con el biberón en la boca, pues se disminuye la producción de saliva, y esta al ser más espesa favorece el crecimiento bacteriano por no poder barrer los microorganismos que se desarrollan en los dientes y encías al contacto con el azúcar lo que deriva en la caries. Si los bebes rechazan los líquidos o hace muecas al masticarlos puede tener caries. También los cambios en coloración de los dientes son característicos de esta enfermedad.  Para prevenir la caries del biberón se debe evitar dar bebidas azucaradas a la hora de dormir, reemplazarla por agua o hacer aseo de los dientes y encías con una gasa y cepillo de dientes después de las comidas, limitar el consumo de bebidas azucaradas durante el día. El aseo de los dientes es fundamental, no es imprescindible utilizar una crema de dientes, y si se desea aplicar un dentífrico, hay que utilizar una que no contenga flúor, por el riesgo de fluorosis. Como lo he mencionado el cepillado de dientes ayuda más a crear el hábito si se hace en familia, y también ayuda a prevenir la caries.
Hasta que no tenga los molares, es decir entre los 14 y 24 meses no se le darán alimentos sólidos como carne entera, si carne molida por el momento como le hemos dado y más adelante se la dará mechada cuando ya tenga los caninos (entre los 12 y 14 meses). Incluso actualmente le damos a Isabel Chicharrón, el cual le sirve para que ella experimente tener una textura diferente en la boca y adquiera el gusto por la carne. Lógicamente no se lo come entero pero si lo disfruta y aprende más sobre la dieta de la casa.