40 años del Range Rover: Al barro de frac

land_rover-range_rover_1970_1024x768_wallpaper_1e

Solihull es una pequeña población en la campiña inglesa, exactamente en las afueras de Birmingham. Tiene unos 95 mil habitantes que se sienten orgullosos por tener, desde 1948, la planta principal de Land Rover en sus predios. Allí nació el mítico modelo que lleva el nombre de la fábrica, pero en 1970 (específicamente el 17 de junio), la historia del 4X4 se vistió en traje de gala cuando el Range Rover fue presentado al público en pleno museo del Louvre en París. Un todo terreno de lujo, algo impensado para la época y que marcaría, años después, una tendencia que hoy cobra más vigencia que nunca.

David Bache, Spencer King y Gordon Bashford fueron los encargados del diseño del Range, partiendo de la premisa de ofrecer confort, buena conducción en carretera y un aspecto atractivo. Este fue el comienzo de una nueva era en la historia del automóvil al presentar el primer SUV conocido hasta el momento, el verdadero “todo en uno”. Pero este compromiso entre un automóvil y un todoterreno requerió de una tecnología específica de la que Rover también fue pionera.

Consiguió Rover adaptar su Range a todos los terrenos gracias a una plataforma con amortiguadores telescópicos y regulación automática de la suspensión trasera. Los frenos eran de 4 discos, otra innovación para la época así como una transmisión permanente a las cuatro ruedas mediante un diferencial central que servía tanto para carretera como para caminos agrestes, sin necesidad de desconectarse. La carrocería estaba fabricada en aluminio ligero

El motor provenía de uno de los automóviles Rover y era un V8 de 3.5 litros y 4 velocidades que producía 156 caballos. Su velocidad máxima era de 158 km/h y se tardaba 16 segundos en alcanzar 100 km/h.

Durante sus primeros 11 años de vida, el Range Rover se fabricó exclusivamente con la carrocería de tres puertas casi sin cambios estéticos. A partir de 1982 llega la versión 5 puertas y en 1985 se incorpora la inyección electrónica de combustible. En 1986 la versión diesel con turbocompresor e intercooler hace parte del portafolio. Siempre, desde 1970 y durante 10 años, hubo lista de espera para las entregas del Range Rover, tal fue su éxito en todos los mercados donde se comercializó.

Los golpes publicitarios del Range Rover fueron sus interminables viajes alrededor del mundo atravesando los más inhóspitos terrenos. Se recuerda con especial atención el paso en 1972 por el Tapón del Darién, una impenetrable selva de 400 kilómetros que separa a América central de la del sur entre Colombia y Panamá. Una Range Rover lo hizo en 99 dias desafiando los más increíbles obstáculos de la exhuberante naturaleza del lugar. También, un par de Range Rover ganaron el rallye Paris-Dakkar en 1979 y 1982

En 1987 el Range Rover desembarcó en los Estados Unidos con un rotundo éxito en ventas, convierténdose en símbolo de lujo y status, especialmente su segunda edición, que llegó a las vitrinas en 1995. Durante la primera mitad de los años 90 se implementaron todas las medidas de seguridad como los frenos ABS y los airbags dobles junto con la suspensión neumática con 5 tipos de altura. De la Range Rover clásica se produjeron 317 mil 615 unidades.

La Range Rover II tuvo un look más moderno pero conservando la clase que lo convirtió en un modelo de referencia. Implementó nuevas motorizaciones de 4.0 y 4.6 litros con modernos propulsores de hasta 225 caballos y diesel de origen BMW, 6 cilindros y 2.5 litros, todos con control de tracción y suspensión flexible regulada por computador.

Cuando Land Rover pasó a manos de Ford a comienzos de este siglo, el Range Rover tuvo un espectacular desarrollo, modernizando todas sus lñíneas y cargando un auténtico arsenal tecnológico en sus motores y equipamiento. Todos los adelantos aplicables al automóvil se encuentran hoy en día en las Range Rover, con versiones Sport e incluso supercargadas que las catapultan a velocidades de automóviles deportivos.

A Colombia la Range Rover llegó en 1993 en su versión Classic y Vogue, posteriormente se comercializó su versión II y hoy en día se venden las ediciones más lujosas con precios que superan los 300 millones de pesos por unidad.

Políticos, millonarios , deportistas, famosos y aventureros con las finanzas saneadas, son los usuarios predilectos de estas camionetas, un símbolo de un vehículo todo terreno cargado de lujo, confort y capacidades para llevar a sus ocupantes por los más agrestes terrenos en primera clase, con maderas, cueros y artilugios electrónicos hasta hoy no superados por sus competidores.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

4 comments

  1. F. Alejandro Marquez B.   •  

    Excelente noticia, Excelente vehiculo, seria explendido poder contar con Range Rover Otros 40 años más. En mi gusto personal, no hay Toyota, Hummer, hyundai, etc., en este segmento de vehiculos que se acerque a un Range Rover.
    Larga Vida a Range Rover.

  2. Racing4ever   •  

    Un aporte adicional al F.Alejandro, la competencia directa del Range Rover es la clase G (Geländewagen vehiculo todo terreno) de mercedes, el cual se considera el 4×4 mas lujoso, se vende a civiles desde 1979, y actualmente aun se encuentra en venta tanto con motores diesel como con motores V8 5.5 (469 hp y 700 N.m de torque) en la versión AMG

  3. José Luis Gómez   •  

    Tuvimos, mi hijo y yo un Range R. en los años 90, y lo tuvimos que mandar al desguace por cambiar la gasolina sin plomo. Lo sentimos, y aún no he podido acceder a otro similar, ya que los vogue no han dado resultado.
    ¿Cómo conseguir uno de nuevo y de 2ª mano?
    Si alguien sabe la respuesta, se lo agradecería

  4. juan carlos cano   •  

    acabo de comenzar la esxperiencia rover y realmente no hay un igual al range

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>