Concorso d´Eleganza Villa d´Este: Clásica pasión

Hay exposiciones de autos clásicos y antíguos todo el tiempo en todo el mundo, pero hay una especialmente que reune lo más granado y alcurnioso de la industria automotriz a lo largo de la historia. Se hace alrededor del lago Como, uno de los lugares más ensoñadores de Italia (lo cual es mucho decir) y donde las estrellas del espectáculo, los fashionistas y las grandes fortunas tienen sus casas de descanso. Se llama el Concorso d´Eleganza Villa d´Este y este fin de semana tendrá su cita anual, con especial énfasis en los 100 años de Alfa Romeo.

Los automóviles clásicos que sólo vemos en revistas, publicaciones especializadas, calendarios y películas y que creíamos que no existían, llegan de toda Europa para desfilar por los suntuosos jardines del hotel Villa d´Este y en el Villa Erba, en una población que se llama Cernobbio, ahí a orillas del lago Como. Se entregan galardones a las mejores piezas, restauradas y originales. Hay un gran premio que reune todo en uno y elige un ganador cada año. Marcas y modelos que se perdieron en el tiempo, carrocerías unicas hechas por reconocidos artesanos, prototipos que nunca llegaron a la producción en masa y en general, clásicos incunables, se dan cita en este paraiso para el deleite de la concurrencia.

Este año la marca invitada es Alfa Romeo, que cumple 100 años desde su fundación en 1910 y que ha puesto bastantes modelos en pasarela a lo largo de la historia del evento, que comenzó en 1929.  Hacemos referencia a las principales máquinas que allí se expondrán como homenaje a aquel grupo de mecánicos que fundaron en un garaje de Milán hace 10 décadas una de las marcas más carismáticas de la historia.

RL Super Sport 1925 (Carrocería hecha por  Castagna)

Construído especialmente para los Marajás de la India. Carrocería en aluminio. Viajó al país asíatico en 1925 y regresó a Italia en los años 70, donde fue restaurado por el Museo Alfa Romeo. La ingeniería de la  serie RL es una creación de Guiseppe Merosi, el primer director técnico de A.L.F.A.

6C 1750 Gran Sport (Carrocería Zagato) 1931

Es uno de los Alfas más famosos de la preguerra. Diseñado por Vittorio Jano, este modelo es un estupendo gran turismo y un legendario ganador en competiciones.

8C 2300 Spider tipo Mille Miglia (Zagato) 1932

Es el unico modelo de carreras exhibido en el Concorso d´Eleganza de este año. El 2300 en esta carrocería ganó la famosa carrera Mille Miglia en 1932-33 y fue la obra maestra de Vittorio Jano. Motor de 8 cilindros super cargado que también condujo otros modelos a la victoria en competencias como la Targa Florio, 24 horas de Le Mans y 24 horas de Spa Francorchamps. Este diseño representa la rara conjunción que ocurre cuando un carro de carreras se convierte en un modelo de diseño vanguardista.

8C 2900 B Lungo (Carrocería Touring) 1938

Representó el pináculo de diseño italiano antes de la Segunda Guerra Mundial. Era el automóvil de producción más rápido del mundo en su momento y con el mejor motor (el 8 cilindros supercargado de Alfa). Este es uno de los carros más admirados por los visitantes al museo de Alfa Romeo. Un modelo igual obtuvo el triunfo en la Mille Miglia de 1947.

6C 2500 Super Sport “Villa dÉste (Touring) 1949

Ganador absoluto en la edición del concurso de Villa d´Este en 1949, fue llamado entonces con el nombre del evento a partir de ese momento.  El carro es un lujoso y exclusivo coupé hecho por Touring con materiales livianos que le proporcionaron el apelativo de “Superleggera ” a la carrocería.

1953c52spider00014oz5

1900 C52 Disco Volante spider (Touring) 1952

Este Spider de carreras llamado “platillo volador”, por su increíble silueta completamente diseñada alrededor del chasis para formar un cuerpo efectivamente aerodinámico, fue completamente puesto apunto y desarrollado por el departamento de ingeniería de Alfa. Desafortunadamente nunca corrió.

1955giuliettaspidersalnrh4

Giulietta Spider prototipo (Diseño de Pininfarina) 1955

El Giulietta Spider de los 50 es un automóvil de culto realmente famoso en el mundo. Con este carro Carrozzeria Pininfarina tuvo un fuerte crecimiento y renombre. Hoy, el Giulietta Spider es uno de los convertibles más buscados por los coleccionistas pues ofrece una buena mezcla de gran diseño y excelente mecánica.

33 Stradale prototipo (diseño de Franco Scaglione) 1967

Un supercar considerado por muchos el más bello jamás diseñado. En 1967 el 33 fue un verdadero suceso, que literalmente se robaba el aliento de quienes lo conocían con su agresivo y sexy diseño. El 33 Stradale es el ancestro de la gran serie de prototipos de carreras y puso el punto de referencia para el concepto de lo que hoy conocemos como el 8C Competizione

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>