En vitrinas: Peugeot RCZ

fotografia-0930

Fotos: Daniel Otero

Como lo anunciamos previamente, Praco Didacol ha dedidido traer a Colombia el Peugeot RCZ, un deportivo que valientemente competirá con los modelos de entrada, en esta categoría, de las monarquías alemanas Audi, Mercedes Benz y BMW. Ya lo localizamos en las vitrinas bogotanas y nuestro buen amigo Daniel Otero ha tomado algunas fotografías del ejemplar que adorna el concesionario de la capital.

fotografia-0931

El RCZ estuvo unos buenos días en la zona franca bogotana esperando la respectiva “homologación” para Colombia, pues la normativa Euro V de emisiones apenas se está conociendo por estos lares y en el Ministerio de Transporte recién se enteran del tema.

fotografia-0934

El caso es que este coupé de 4 puestos llega al país con dos motorizaciones, ámbas de 1.6 litros sobrealimentadas, una con 156 caballos, transmisión automática secuencial de 6 velocidades y otra con 200 caballos y caja manual también de 6 relaciones. El RCZ está basado en la plataforma del 308 y comparte con este algunos elementos del interior

fotografia-0945

Los rines son de 19 pulgadas y las ruedas son de tipo Run flat, es decir, que pueden rodar desinfladas unos buenos kilómetros hasta conseguir donde repararlas, por eso, se obvia la llanta de repuesto.

fotografia-0950

Su equipo de seguridad está compuesto por frenos ABS con todas las asistencias, 4 airbags y control de estabilidad ESP. Los precios anunciados son: para el de 156 caballos, 116 millones, el de 200 tendrá un costo de 120 millones de pesos.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

3 comments

  1. DARIO RADA   •  

    Juan.. saludos y felicitaciones por este buen articulo… el RCZ ya esta en Medellin desde el pasado fin de semana. El martes próximo, a las cuatro de la tarde. te invito a conocerlo en Detalle en la vitrina de Praco Didacol en Laureles aquí en Medellín Te espero. es un auto muy chévere. La versión de la foto tiene un costo de 120 millones y su motor es de 204 hp. La caja de velocidades es mecánica.

  2. Allegro   •  

    Que tristeza que los miopes de Sofasa no se den cuenta que en Colombia ya hay mercado para gamas mas altas que los Logan y Sanderos engallados. Nos tienen a punta de gama baja y carros viejos como el twingo que solo se produce en la planta de Envigado y el Clio que en Europa lo trasquilaron para dejarlo como la gama mas baja de la marca Renault, mientras el DACIA Sandero le hace competencia. Lo peor de todo es que estan reciclando viejos modelos Nissan, como el Scala, que no es mas un Altima de los viejos. Hace unos dias le pregunté a alguien de la planta de Envigado que porque no traian el Megane 3 o el Clio 3 y la respuesta fue desconcertante: Que porque en el primer caso, solo se venderian entre 80 y 100 veh al año, pues su precio aproximado seria de 120 mill (para un carro cuyo precio de venta al publico en Francia es de de poco menos de 20.000 Euros) y para traer un carro a Colombia se deben vender minimo de 5000 un al año (cuantos Jaguar o RCZ se venden en Colombia al año????) y en el segundo caso que porque la planta de Envigado hace el Clio 2, entonces para que traer el 3.

  3. JAVIER URIBE   •  

    MERCADEOLOGO.IUSH

    A SOFASA LO QUE LE FALTA ES UN ZIMMMMMMM Y CREO QUE ESTO VA A SER EL PRINCIPIO CON LA ENTRADA DE RCZ DE PEUGEOT.
    HABER QUE VA HACER EL GERENTE DE SOFASA. YO SIEMPRE DIGO EL PEGA PRIMERO PEGA DOS VECES Y YA LO HIZO PEUGEOT. ESPEREMOS COMO SIGUE Y SUS GARANTIAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>