Finalmente, llegó Giulietta

Como  una bella mujer, después de mucho hacerse esperar (cerca de un año desde que se anunció su llegada al país), ya mora entre nosotros el  Alfa Romeo Giulietta, segundo puesto en la distinción mundial Auto del Año 2011, detrás del Nissan LEAF y cuyo nombre rememora aquel subcompacto deportivo de los años 50 y 60 que tanto dio de qué hablar con su, para entonces, bríoso motor de 1.3 litros con 65 caballos.

“Es un sueño hecho realidad. Ahora es posible que los colombianos disfrutemos de un carro insignia del diseño y la deportividad. Para  nuestra compañía es un orgullo traer al país este hatchback de 5 puertas, con una línea claramente Alfa Romeo que sin duda hará soñar a más de uno”, afirmó con inocultable orgullo Bernardo Castro, gerente de Mercadeo y Publicidad de Colitalia Autos S.A

Lo más interesante, aparte del ya conocido estilismo que caracteriza a los Alfa Romeo, hay que buscarlo bajo el capó, pues por vez primera se estrena en colombia el laureado propulsor MultiAir, homologado con la normatividad ambiental Euro 5  y equipado con el sistema Start&Stop para la reducción de consumo y emisiones. Es un 1.4 al que le sacan mediante un turbo 170 caballos, que en condiciones ideales puede lograr hasta 4,6 l/100 km en el ciclo extraurbano y 134 g/km de emisiones de CO2, el torque es de 250 Nm de par máximo. El motor está acoplado a una caja meánica de seis velocidades

El propulsor MultiAir utiliza un sistema electro-hidráulico que sirve para controlar los tiempos de apertura y cierre de válvulas de forma independiente, ajustando estos valores a la cantidad de fuerza exigida al motor a través de los pedales sin utilizar la válvula mariposa. Alfa Romeo dice que esta tecnología  permite un incremento del 10% al 35 % de potencia, hasta un 15% más de par en los regímenes bajos, un ahorro de combustible hasta en un 10% y una reducción del 10% al 25% en emisiones del CO2.

Como en el MiTo, el Giulietta tiene el sistema DNA que ajusta varios parámetros según el modo de conducción elegido. En el sistema Dynamic, el motor, la dirección, el diferencial y el control de estabilidad están configurados en modo deportivo. El Normal es el modo estándar de funcionamiento y es bastante restrictivo. Aadecuado para carreteras de asfalto en seco y facilita la corrección en el caso de tener virajes y el modo All Weather es el que ofrece más seguridad en entornos mojados o de baja adherencia. No hay diferencial electrónico, el motor y la dirección van “suaves” y el ESP (Que en Alfa Romeo se llama VDC) está activado en el modo de asistencia máxima

En el interior, el cuero de la tapicería proviene de la prestigiosa fabrica Frau. Hay controles de radio y teléfono móvil en el volante, puerto USB en el que,  conectando un dispositivo digital al puerto, se puede escuchar músical en formato MP3, WMA y WAV grabada en el celular y como en otros productos del Grupo FIAT, está el sistema avanzado de reconocimiento de voz Blue&Me y un equipo de audio con seis altavoces. El maletero ctiene una capacidad de 350 litros.

En el apartado de seguridad, el Alfa Romeo Giulietta tiene 6 airbags (dos de ellos de múltiples etapas), sistema SAHR (Auto-Alineación y contención de la cabeza), dispositivo integrado en el respaldo de los asientos delanteros que, en caso de colisión, acerca el apoyacabezas a la nuca de los ocupantes evitando el latigazo cervical.

El precio anunciado para el Alfa Romeo Giulietta es de 89.9 millones de pesos y sus principales rivales son el Audi A3 Sportback y el BMW Serie 1 .

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

1 comment

  1. Violeta   •  

    Hola Juan,

    Gracias por por acercarnos a estas magníficas máquinas…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>