Las 10 pistas más peligrosas del mundo

Accidente Stan Fox. Indianápolis, 1995

No nos digamos mentiras, nos gusta ver accidentes en las carreras y mientras más espectaculares mejor. Presenciar como chocan los bólidos entre si, como se elevan por los aires y se despedazan contra el asfalto produce cierto morbo. Eso si, cuando hay vidas implicadas en el asunto ya la cosa se pone seria y nada más triste que aisitir a la muerte de un piloto en acción. Nos ha llegado via jalopnik.com un listado con las 10 pistas y circuitos más peligrosos del mundo y aquí se los reunimos en Blogaraje.

10. La Baja 1000 (México-USA)

Esta carrera que se celebar en la península de Baja California desde 1967, se corre entre las ciudades de Tijuana y La Paz, desde entonces ha crecido y se ha vuelto más peligrosa. Los mismos espectadores hacen rampas y saltos para ver a los Buggies despegarse del piso sorpresivamente sin que el piloto lo espere. Ultimamente, problemas de orden público que incluyen secuestros y tiroteos como parte del menú han convertido a esta carrera en toda una aventura extrema.

9. La Targa Florio (Italia)


En su más reciente configuración (hasta 1977), la Targa Florio tuvo un circuito de 10 vueltas en un recorrido de 80 kilómetros alrededor de las montañas Madonie de Sicilia. Los competidores atravesaban rutas llenas de curvas, tirabuzones y vias con grava, barro y espectadores y construcciones al borde de la carretera. Como sería la cosa que el mismo Campeonato Mundial de Rallyes la declaró “demasiado peligrosa” para correrla

8. Spa Francorchamps (Bélgica)

La famosa esquina de “Eau rouge” (Agua roja) es una de las más espectaculares de los deportes a motor, pero es solo una parte de uno de los circuitos más mortales. Originalmente construida en 1924, la pista ha sufrido una serie de modificaciones para hacerla más segura. Desde su apertura, 23 conductores han dejado su vida allí, entre ellos Chris Bristow en el GP de Bélgica de 1960 (el día anterior Sir Stirling Moss se había fracturado ambas piernas y varias costillas) y  Gilles Villeneuve en las prácticas del GP de 1982.

7. Le Mans (Francia)


Desde su inauguración en 1923, las 24 horas de Le Mans se han convertido en una de las carreras más glamourosas. El circuito tiene poco más de 6 kilómetros donde los bólidos levantan velocidades de más de 300 km/h, 4 conductores han perdido la vida allí y aun se recuerda el terrorífico accidente de 1955 que mató  a 90 espectadores, al piloto Pierre Levegh y dejó heridos a 120, cuando uno de los autos saltó hacia las tribunas envuelto en llamas.

6. Daytona International Speedway (USA)

Desde que lo abrieron en 1959, en el circuito de Daytona han muerto 28 pilotos. La más recordada, la muerte en 2001 de la leyenda de NASCAR Dale Earnhardt en la última vuelta de las 500 millas de Daytona, cuando se estrelló de frente a más de 200 km/h contra una de las paredes de concreto.

5. Monza (Italia)

Abierta en 1922, la pista de Monza es una de las más antiguas de la lista y es en donde se alcanzan las mayores velocidades en la Fórmula Uno. 42 pilotos han muerto allí, entre ellos el serio  candidato al título Wolfgang Von Trips en 1961 y el sueco Ronnie Peterson en 1979, casualmente, ambos corriendo con Ferrari.

4. Indianápolis Motor Speedway (USA)

Este año casi se aumenta la cifra de muertes en este circuito, que asciende a 42, desde 1909. El espectacular accidente de Mike Conway en las 500 millas hizo pensar lo peor por las implicaciones que tuvo, afortunadamente, sólo hubo una pierna rota.

3. El Rallye Paris Dakkar (Francia- Senegal)


Corriendo por los más duros terrenos del planeta,  desde Paris hasta la capital de Senegal, esta competencia fundada en 1979 ha cobrado la vida de 45 competidores que quedan dispersos a lo largo de la ruta. Incluso hasta tres dias se han demorado para encontrarlos, tal la inclemencia del recorrido que ahora se ha trasladado a Sur América por condiciones de seguridad.

2. Nürburgring Norsdschleife (Alemania)


Sir Jackie Stewart la bautizó “el infierno verde”. Se ha llevado la vida de 52 personas. El último, en un Aston Martin V8 Vantage que se accidentó el pasado mes de abril. pero tal vez el accidente más famoso ocurrió en 1976 cuando Niki Lauda estuvo a punto de perder la vida allí. Atrapado en la celda de su Ferrari, sufrió terribles quemaduras en su cuerpo y rostro, incluso recibiendo los santos óleos en la propia pista. Cuando todos temían lo peor, Niki volvió 2 carreras después a la pista en Italia.

1. Circuito de la Isla de Man (Gran Bretaña)


227 vidas han quedado en estas calles en 103 años de historia. Este circuito, eminentemente motociclístico los pilotos alcanzan 250 km/h en dos ruedas através de calles de un sólo carril, por eso no es de extrañar que sea el más peligroso del mundo.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

5 comments

  1. david   •  

    Y como olvidar las carreras en el gran circuito de “La Mayorista” en Medellín donde los niños cruzan la pista con carros a toda velocidad……… que hermosas epocas aquellas…

  2. carlos mora   •  

    muy bacano este articulo, gracias…

  3. Racing4ever   •  

    El principal atractivo turistico de la isla de man son los deportes a motor, donde en el mismo trazado que recorre la periferia de la isla no solo se corre en moto sino tambien en carro, dentro de las vías de la isla no hay límites de velocidad, solo existe límite en la zona del centro de la isla.
    En cuanto a las motos que corren en este circuito, marcas como Honda han desarrollado modelos como la VFR750 RC30 (en colombia conozco una que remato la DIAN) con la que Joey Dunlop uno de los 26 titulos que obtuvo en esta pista, actualmente es el piloto que mas titulos ha obtenido en la isla de man

  4. perroviejo   •  

    en el punto 3 , esa foto es del dakkar en argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>