Los 10 carros del buen Playboy

Hace rato no publicábamos nuestros rankings automotrices, siempre tan insólitos y abigarrados.  Para esta ocasión, echamos mano de un listado provisto por el propio Hugh Hefner, creador y mandamás de la revista para adultos más conocida en el mundo, Playboy. Hefner, que aun se da el lujo de corretear en sus satinadas levantadoras a cuanta veinteañera quiere salir del anonimato haciendo parte de su corral de voluptuosas y rubias conejitas, se ha dado a la cuidadosa tarea de seleccionar una lista de los que, para él, son los 10 carros must have de todo buen Playboy que se respete. La lista, circula con la revista de mayo y aprovechamos el descuido del buen Hugh en sus cacerías de liebres para copiar dicho listado solo con fines recreativos, lúdicos y de pasar un buen rato a expensas de este compilado sin mayor sentido. Si tienes uno de estos carros en tu garaje, mis respetos, tigre.

10. BMW 507

Un auténtica rareza hoy en día, pues solo se fabricaron 253 unidades entre  1956 y 1960. Surgió como respuesta al Mercedes-Benz 300SL y su diseño es obra del Conde Albrecht Goertz. Su producción resultó tan cara que casi quiebra a BMW. Tiene un motor V8 de 3.2 litros que produce 150 caballos de fuerza. Entre sus dueños se cuenta a Elvis Presley quien se lo regaló luego a Ursula Andress. En el mercado actual una pieza de estas puede alcanzar los 800 mil dólares.

9. Lamborghini Miura


Diseñado por el gran Marcello Gandini cuando tenía 25 años, del Miura se hicieron 764 ejemplares entre 1966 y 1972. Es un coupé con motor V12 central transversal, reconocido por ser el primer superdeportivo de la historia. El Miura no es el carro más fiable del mundo, ni mucho menos, así que es mejor para impresionar y no para salir de paseo con la conejita de turno a bordo, no sea que se arruine el paseo por cuenta de este caprichoso toro.

8. Aston Martin DB5


Famoso mundialmente por ser el primer automóvil que se le otorgó al agente 007, el DB5 apareció en 1963 y se produjeron 1.023 unidades hasta 1965. Este coupé 2+2 tiene un motor enteramente en aluminio de 6 cilindros en línea, 4 litros , 282 caballos y 5 velocidades con tres carburadores SU.

7. Chevrolet Corvette


Es el deportivo norteamericano por antonomasia. Apareció en 1953, diseñado por Harley Earl y desde entonces se han fabricado 6 generaciones entre coupés y convertibles. Su versión más radical, la ZR1, tiene un motor capaz de producir 650 caballos.  Como dato curioso, no existen Corvette modelo 1983, pues durante ese año hubo graves problemas de producción que impiedieron la comercialización de ese modelo hasta el año siguiente.

6. McLaren F1


Es el primer auto de producción de este fabricante inglés y vio la luz en 1994. Solo se hicieron 106 unidades hasta 1998 y desde su lanzamiento significó una profunda revolución entre los superdeportivos, pues ostentó el récord del automóvil de serie más rápido del mundo (391 km/h) hasta la llegda del Bugatti Veyron. Tiene un motor BMW central trasero atmosférico de 12 cilindros en V, 6,1 litros y 627 caballos, hace el 0 a 100 en 2.8 segundos. El conductor va sentado en el centro de la carrocería y hay otras dos plazas traseras, por lo que no resulta muy romántco para viajar, aunque sus prestaciones de infarto harán el resto del trabajo.

5. Mercedes-Benz 300 SL Gullwing


El ícono deportivo del inventor del automóvil es una pieza de colección en cualquier parte del mundo. Presentado en 1954, se construyó hasta 1963. Sus fulgurantes prestaciones (245 km/h) y su poca seguridad le otorgaron el apletavo de widow maker (hacedor de viudas), por la gran cantidad de accidentes que tuvo en esa época. Su principal caracterísitica son las puertas en forma de alas de gaviota y el motor de inyección directa de gasolina, pionero en esta técnica. Un 300 SL se consigue en unos 400 mil dólares hoy en día.

4. Jaguar E-Type


De impresionante diseño, el E-Type es uno de los automóviles más bellos jamás construidos (Se exhibe en el Museo de Arte Moderno de Nueva York). Desde 1961 hasta 1975 estuvo en producción con carrocerías coupé y convertible (79.817 ejemplares construidos). Su diseño es del ingeniero aeronáutico Malcolm Sayer y su motor es de 3,8 litros con tres carburadores y una producción de 265 caballos, aunque hubo un motor V12 5,3 litros de 272 caballos.

3. AC Shelby Cobra


Un auto artesanal en todo el sentido de la palabra. Utilizando chasises británicos AC, Carroll Shelby adaptó un motor V8 de Ford que alcanzó a tener más de 400 caballos, lo cual lo hacía manejable solo por manos expertas, eso sí, garantizando diversión a raudales pues alcanzaba más de 260 km/h con su frágil carrocería convertible.

2. Porsche 911


El deportivo de uso diario  más fiable jamás construido lleva casi 50 años en producción y siete generaciones, conservando casi las mismas líneas maestras del original (motor 6 cilindros Boxer y tracción trasera).  Ideal para dar largos paseos en buena compañía.

1. Ferrari 250 GTO


Como no podría ser de otra manera, Ferrari, tal vez la marca más sexi del mundo, pone uno de sus modelos, el más cotizado, en el primer lugar de la lista. Se hizo durante 2 años (1962-64), lo diseño Sergio Scaglietti, el gran amigo de Enzo Ferrari y solo se produjeron 36 unidades de esta berlinetta de dos puertas. Hoy en día, un GTO (Gran Turismo Omologato) se consigue, bajita la mano, en unos 30 millones de dólares. Tiene un V12 de tres litros que lo pone a volar en manos expertas, como sucedió en su amplio historial en las carreras, donde ganó todos los trofeos posibles, un imán irresisitible para un Playboy…A que sí.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>