Renault adelanta otro Master

Lejos están los días de diseños anodinos y desgraciados (faltos de gracia, pues) en vehículos comerciales. Ahora los diseñadores le ponen cariño a este segmento y pueden verse ya ejercicios creativos bastante llamativos para esta zona del mercado. Precisamente así es el modelo que hoy nos ocupa, el Renault Máster 2014, que junto con su némesis, el Citroën Jumper, se desmarcan de la competencia por su grácil figura (Según Renault, la Master está inspirada en la musculatura de un gorila). Conozcamos pues el actual líder del segmento de vanes grandes en Colombia.

Como su antecesor, el Master 2014 se importa desde la planta de Curitiba en Brasil y está homologada para prestar servicio intermunicipal, especial (escolar, turismo, empresarial) o como camioneta panel adaptable para carga, ambulancia, oficina móvil, entre otros, mediante transformaciones locales.

Aparte de su ya mencionado diseño, la novedad también se esconde bajo el capó. Un turbodiesel Euro IV de inyección directa common rail e intercooler de 2,3 litros y 16 válvulas que entrega una potencia de 130 cv@3500rpm y un torque de 31,7 Kgf.M@1500rpm. La velocidad máxima es de 145 km/h. El fabricante asegura que es más económico que el propulsor que reemplaza, además, tiene cadena de distribución.  El tanque tiene una capacidad de 38 galones de ACPM.

Este vehículo mantiene la caja de seis cambios con palanca tipo joystick en el tablero, tiene dirección asistida, asiento del conductor con reglaje longitudinal y de altura, volante ajustable en altura, vidrios y retrovisores eléctricos de serie, bloqueo central de puertas con comando desde la llave, aire acondicionado para conductor y pasajeros, rines de acero de 16 pulgadas con copa y espejos exteriores con direccionales laterales integradas, sensor de reversa, exploradoras, radio, parlantes, alarma, tapetes de caucho, faldillas traseras y kit de carretera. Airbag conductor, ABS y CAR (Cierre Automático de Puertas a los 6km/h).

En dimensiones, es 30 cm más larga que su antecesora, la Master Maxi,  lo que permite integrar una silla adicional para ofrecer 17 puestos para servicio intermunicipal y 19 para servicio escolar especial. Para transporte de carga o ambulancia ofrece un volumen de 13 m3 y tiene 3,5 toneladas de PBV (Peso Bruto del Vehículo), lo que permite una carga útil de 1.493kgs. Tiene una puerta deslizante más amplia (1,3 m) y puertas traseras batientes horizontalmente de 180°. La llanta de repuesto se encuentra debajo de la carrocería.

La estructura de deformación es programada, tiene perfiles de protección lateral reforzados, protector de cárter del motor y de la caja de velocidades, corte de combustible en caso de colisión, cinturones de seguridad y apoyacabezas en todos los puestos.

Las tranformaciones para los vehículos de pasajeros se realizan en conjunto con Andina Trim. En cuanto a la transformación a ambulancia, esta se realiza en conjunto con FANA o Carrocerías El Sol. Estas transformaciones son validadas por las áreas de Calidad y de Ingeniería de RENAULT-Sofasa.

Los precios arrancan desde $96’900.000 sin transformación. La garantía es de 2 años o 50.000 km.

*Asisitimos a la presentación del Renault Master 2014 en Bogotá por una gentil invitación de Renault – Sofasa

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

3 comments

  1. Carlos Bolivar   •  

    Creo que es muy poca garantía.

  2. municipalidad de las flores pcia. bs. as   •  

    hola cuanto sale con iva incluido la renault master de 19 +1 asiento ?

  3. juan diaz   •  

    y donde esta el radio? le pusieron aire acondicionado y calefaccion , pero como rayos lo van a vender sin radio , almenos para escuchar las noticias durante un trayecto largo , en los dias de hoy se acostumbra a vender vehiculos con radios de puerto usb , que un vehiculo con estas caracteristicas y precios debe tener.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>