Sus colegas lo dicen: Ayrton Senna, el mejor de la historia

15 años después de dejar su vida en la curva Tamburello de Ímola, la negra tarde del primero de mayo de 1994, Ayrton Senna Da Silva, “Magic” para los amigos, acaba de ser elegido en una encuesta mundial en la que participaron 200 pilotos y ex pilotos de la Fórmula Uno, como el mejor de toda la historia en esta modalidad deportiva.

Era una mañana de carreras como cualquier otra en la Fórmula Uno 1994. La televisión peruana transmitía la competencia  para Colombia desde Ímola, era apenas la tercera prueba del campeonato y en las primeras vueltas, cuando lideraba, de las pantallas desapareció el Williams de Senna para salir al paso de la eternidad. Ahí, en ese instante, supimos de inmediato que nacía un mito. Aunque no hubiera ganado más campeonatos, ni más carreras, ni vueltas rápidas, ni poles, estábamos ante el mejor de la historia.

El 11 de diciembre de 2009, la publicación especializada más importante del automovilismo, Autosport, divulga una extensa encuesta entre 200 pilotos y ex pilotos de la categoría para elegir al máximo exponente de la Fórmula Uno, Senna, gana otra carrera ante sus compañeros.

Blogaraje les presenta los diez primeros lugares, de un total de 40 pilotos que fueron elegidos en este sondeo:

10. Gilles Villeneuve

El canadiense nunca ganó un título mundial y sólo obtuvo 6 victorias en 5 años de carrera, truncados por su muerte en las prácticas  para el Gran Premio de Bélgica el 8 de mayo de 1982,  pero siempre fue reconocido por ser un rapidísimo conductor y un gran ser humano que aprovechaba cada centímetro de pista para arañar  milésimas de segundo.

9. Fernando Alonso

El primer campeón mundial español de la Fórmula Uno (2005-06), es pura determinación y velocidad y tras un declive a los mandos de Mclaren y Renault, 2010 podría ser el año de su tercer título nada mas y nada menos que con Ferrari.

8. Stirling Moss

Mientras estuvo activo triunfó en múltiples campeonatos antes, durante y después de pasar por la Fórmula Uno, que paradójicamente, nunca lo coronó (fue subcampeón cuatro años seguidos, de 1955 a 1958), convirtiéndose en el más duro rival de Juan Manuel Fangio (alguna vez lo venció en un Gran Premio -Pescara-  con más de tres minutos de ventaja).

7. Niki Lauda

Los caza talentos de Ferrari lo ficharon por sus enormes condiciones en F3 y F2 para la temporada de 1974 y un año después, sacaba al cavallino de una sequía de una década sin títulos. El recordado accidente de Nurbürgring en 1976 que le desfiguró el rostro le impidió el doblete, pero volvió en 1977 para su segundo título y ya con McLaren obtener un tercero en 1984, después de 4 años de retiro.

6. Jackie Stewart

Suave, metódico, rápido y preciso, Jackie Stewart obtuvo tres titulos mundiales de la mano de Ken Tyrell en 1969, 71 y 73.  Corrió 100 grandes premios y ganó 27 de ellos, con 43 podios, 17 poles y 15 vueltas rápidas. Hoy, a sus 70 años, es un ferviente defensor de la implementación de mayores sistemas de seguridad para los pilotos.

5. Jim Clark

Dicen quienes lo vieron que tal vez fue el mayor talento natural sobre las pistas.  Era un reompe-records de su época y coronó dos títulos mundiales en 1963 y 1965 y hubiera ganado más si no es por la poca confiabilidad de algunos autos que usó. Obtuvo 25 victorias en 72 carreras disputadas (1 de cada 3 que corrió), un dato asombroso. Clark murió el 7 de agosto de 1968, en la cúspide de su carrera, durante una competencia de Fórmual 2 en Hockenheim.

4. Alain Prost

Le Professeur, así era conocido este francés que consiguó 4 títulos mundiales y se convirtió en el rival más enconado de Ayrton Senna. Fueron memorables sus duelos en las pistas durante la época de Mclaren, en la transición entre los 80 y los 90. Inteligencia era su arma para planificar cada metro recorrido. Construyó una carrera a punta de paciencia y aprendizajes desde 1980 hasta ganar su primer título en 1985.

3. Juan Manuel Fangio

El Maestro, fue el rey de las pistas en los años 50. Obtuvo 5 títulos del mundo y ganó el 47% de los Grandes Premios que disputó, se recuerda con pasión el Gran Premio de Nurburgring de 1957, donde bajó vuelta tras vuelta el récord de esta mítica pista, considerándola como la mejor carrera de la historia.

2. Michael Shumacher

El hombre de los récords y las cifras. 7 títulos del mundo, 248 grandes premios disputados, 91 victorias, 154 podios, 68 poles, 76 vueltas rápidas. Con estos números, para muchos El Kaiser es el más completo y los datos podrían subir si se confirma su regreso a manejar para Mercedes en el campeonato de 2010. A Schumi sólo le faltó carisma, porque condiciones las tuvo todas.

1. Ayrton Senna

El Rey de Mónaco, el mejor en la lluvia, el más rápido en clasificaciones, son algunos apelativos que lo preceden. Dueño de un carisma particular y una sed de victoria insaciable, Senna disputó hasta el ultimo centímetro de pista con quien osara hacerle frente. Ganó 41 carreras y tres títulos mundiales en 10 años de trayectoria. Atleta completo, no consideraba la idea de ser segundo, siempre quiso llegar primero, en eso iba pensando aquella tarde de mayo de 1994, cuando lo sorprendió la gloria eterna en Tamburello.

Vea la lista completa de los 40 pmejores pilotos de la historia en http://f1greatestdrivers.autosport.com/

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

4 comments

  1. Mauricio   •  

    Recuerdo claramente esa carrera en Imola, las transmitian por america television satelite, lamentablemnete fue la primera carrera de F1 que veia en mi vida y me toco ese choque, la cual gano schumacher en un benneton…
    La lista esta excelente, me sobra fernando alonso….no se si ascari, eterno competidor de fangio..

    viejo sigue asi excelente blog…

  2. Alain   •  

    Para mí, el mejor siempre será Le Professeur: Alain Prost… de lejos, además. prefiero las neuronas a la épica.

  3. CARLOS   •  

    CAVE DESTACAR QUE HOY DIA NO CORREN LOS PILOTOS COMO TAL. ME IMAGINO ESOS PRIMEROS PILOTOS SIN NINGUN TIPO DE SEGURIDAD CREANDO ELLOS MISMOS METODOS QUE LE DIERAN SIQUIERA 10KM/H MAS EN VELOCIDAD INGENIANDOSELAS Y ARRIESGANDO SUS VIDAS POR ALGO QUE MAS QUE UN DEPORTE ES UNA PASION LA F1…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>