Suzuki Celerio 2016: Ah, qué caja.

suzuki-celerio-2015-

El reemplazo mundial del Alto, (en Colombia conviven los dos modelos) llega ahora con una carrocería completamente nueva para competir de tu a tu en un segmento muy peleado con el Chevrolet Spark, el Kia Picanto, Hyundai I10 Grand Illusion y hasta el Renault Clio Style, sin contar algunos modelos de las marcas de origen chino. Para ganarse su tajada exhibe unos argumentos bien interesantes: La maestría de Suzuki para sacar rendimiento de motores pequeños heredada de su sapiencia en la fabricación de motocicletas;  Un equipamiento más que completo para lo que se ve usualmente en la gama y una nueva caja de 5 velocidades semiautomática, inédita en esta zona de precios, denominada AMT (La ASG del Volkswagen Gol es de otro segmento).

suzuki-celerio-2015_03

Como el auto es nuevo en su diseño (denominado CICO), el interior presenta un salto visual con respecto al modelo que reemplaza, pues se nota una mejor percepción de calidad en los materiales de cabina y se alcanza a encontrar un “aire” a sus hermanos mayores como el Swift, el Ertiga y hasta el Ciaz. Está homologado para 4 adultos y tiene asientos traseros abatibles en proporción 60:40.

Nuevo Suzuki Celerio Uruguay (4)

El equipamiento de seguridad hace la diferencia, pues de serie viene con ABS+EBD y doble airbag. En el apartado de amenidades hay un sistema Bluetooth con mandos en el volante, soporte para iPod, computador de consumos y distancias,  vidrios y espejos eléctricos. Los rines de aluminio se reservan para la edición Sport.

suzuki-celerio-salpicadero.316223

El motor es el K10B tricilíndrico de un litro, tiene 68 caballos a 6 mil revoluciones y el torque es de 90 Nm a 3.500 vueltas. La carrocería mide 3.6 metros de largo, 1,5 de alto, 1.6 metros de ancho y tiene una distancia entre ejes de 2.4 metros. Las puertas abren en un ángulo cercano a los 90 grados y el maletero tiene 254 litros de capacidad.

650_1200

La caja de velociades se denomina mundialmente AGS, pero en Colombia se le llama AMT. No tiene convertidor de par ni cambios planetarios  y tiene las mismas relaciones de piñonería que una caja manual.  Puede operarse de manera secuencial con la mano (shift-on-the-fly) o dejarle el trabajo a los automatismos con el accionador electrohidráulico para el embrague.

En modo automático el  kick down aparece al pisar el acelerador hasta el fondo para  regular las marchas, pero por ejemplo no tiene Parking.  Para pasar de Neutro a Drive o Reversa se tiene que  presionar el freno. En detenciones semafóricas, no es necesario ponerla en Neutro pues engancha y desengancha los cambios de manera automática.

650_1200

Las opciones de colores para la carrocería ofrecen 7 tonos:  Gris metálico, Azul Metálico, Blanco Perla, Plata, Amarillo Metálico, Verde Oscuro y Rojo Perlado. La garantía es de 3 años o 100.000 kms.

suzuki-celerio-2015-duy-07

Las versiones GLX incluyen manos libres en el volante –que además se ajusta en altura-, cierre centralizado con mando a distancia, aire acondicionado, radio+CD+MP3+Bluetooth, puerto USB, asientos traseros abatibles, parrilla frontal con cromados, exploradoras, espejos retrovisores eléctricos, frenos ABS con EBD y para las versiones Sport rines de aleación. Los precios arrancan en 29.9 millones de pesos para el Celerio STD y van hasta 35.9 millones para el modelo que viene con la caja AMT

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

1 comment

  1. JOHNS HAROLD VERGARA   •  

    compre un Suzuki celerio en Agosto 2015 en la cuidad de Cartagena Colombia. en diciembre se apago el radio lo lleve por garantía , se arreglo el radio pero no sirvió el pito ni las luces , debí volverlo a llevar.

    En Enero recalentó el Motor por una pieza defectuosa del calefactor , lo arreglaron y dos mese se volvió recalentar por la misma pieza.
    en el mantenimiento de los 15.000 km me lo golpearon no me informaron si no me doy cuenta hubiese salido perjudicado.

    en el segundo cambio del componente del calefactor cambiaron el refrigerante y de dejaron todo el piso del vehículo sucio.

    hace un mes pase mi queja por que la caja esta molestando y el jefe de taller alega que esta bien .

    a la fecha no han respondido mi inconformidad .

    me perece irrespetuoso la política de servicio y de calidad de Derco hay no hay respaldo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>