Prueba Mazda 3: Caja de sorpresas

El Mazda 3 2.0 con la caja Activematic es un carro amable, educado, como la mayoría de los japoneses. Cuando te subes a él te dice “Hello” y enciende primorosamente su tablero en colores poco discretos. Cuando te vas a bajar te dice “Good bye” (bueno, no te dice, te anuncia en un display en el tablero). Como si fuera poco, si lo miras de frente, te está esbozando permanentemente una gran sonrisa con una bocaza que invita a acercarse. Eso es ya un anuncio de las “modosas” maneras de este sedán compacto que probamos para Blogaraje con su configuración de 2 litros y su caja secuencial Activematic de 5 velocidades.

Continuar leyendo