!Así se vive un rally, señores!

Textos y fotos: Cristian Abril Gómez

Aquel día despuntó con una claridad inusual. El clima en la mañana era agradable y había pocas nubes, eran más o menos, las siete de la mañana. A tan temprana hora, caminaba ansioso y sentía los latidos de mi corazón como atrapados en mi pecho. A pesar de todo estaba listo para hacer parte de una experiencia más que increíble: Acompañado por mi padre adoptivo y un gran amigo, iba a participar en un rally. Este es el relato.

Continuar leyendo