Cita a ciegas con un Ferrari

Metin Senturk perdió la visión a los tres años de edad. Este acontecimiento, capaz de arruinar la vida a quien lo padece, tuvo un efecto contrario en la existencia del pequeño niño turco, que desarrolló un enorme talento en su voz y hoy en día es uno de los cantantes de música pop más reconocidos del medio oriente. Metin llega a las páginas de Blogaraje también por convertirse en el conductor ciego más rápido del mundo sin compañía… le metió 292 km/h a un Ferrari F430 la semana pasada.

Continuar leyendo