Volvo se rasga los ojos

Se acaba de concretar finalmente la larga puja por la venta de Volvo, la más emblematica fábrica escandinava de automóviles. El productor chino Geely se ha quedado con la armadora sueca, pionera en el tema de la seguridad automotriz, al comprársela por 1.800 millones de dólares a su actual dueño, el grupo Ford.

Continuar leyendo