Vendo transbordador espacial full equipo, único dueño

La Agencia Espacial Estadounidense (NASA para los amigos), se despide de los tres emblemáticos transbordadores que le quedan en pie: Endeavour, Atlantis y Discovery (El Challenger y el Columbia sufrieron accidentes fatales en 1986 y 2005 respectivamente).  Estas naves espaciales acaban de ser puestas a la venta y a precio de quema, tras 30 años de exitosos  servicios.

Estas máquinas, las más complejas creadas por el hombre y que acomodan a una tripulación hasta de siete astronautas, permitieron la construcción de la Estación Espacial Internacional (ISS -un ISS que si funcionó-) y la reparación del telescopio espacial Hubble, artefacto que llevó a la astronomía a mirar más allá de lo que la imaginación alcanzaba.

Se estima el costo de cada uno en mil millones de dólares (negociables, estricto contado), pero inicialmente han sido ofrecidos a museos u otras organizaciones educativas por el ridículo precio de 42 millones de dólares, con los gastos de transporte y traspaso incluidos, que ascienden a unos 6 millones de verdes. Estas entregas en el lugar de destino se harán a lomos de un Boeing 747, como se muestra en la imagen (recordemos que el transbordador sólo despega verticalmente y hacia el espacio ¿no?). El transporte a cada institución si corre por cuenta del comprador (¿se acuerdan del traslado del Boeing 727 del Aeroparque Juan Pablo II al Parque Norte?, pues sería una cosa mas o menos así)

La NASA comunicó que otro d elso transbordadores, el Enterprise ya está destinado en el  Museo Nacional del Aire y del Espacio en Washington. Se trata de uno de los museos más visitados del mundo, famoso por la riqueza de sus colecciones de vehículos y objetos que marcaron las grandes etapas de la aviación y de la conquista espacial.

La agencia se concentra entonces en la venta de los otros dos transbordadores, que serán limpiados, descontaminados de sustancias nocivas, alistados y guardados en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral en Florida el tiempo necesario, hasta que se decida su destino final. Los museos e instituciones interesadas en adquirirlos deberán elevar su oferta antes del 17 de marzo de 2011.  Lo malo señores del Museo del Transporte deAntioquia es que sólo serán tenidas en cuenta las propuestas de organizaciones estadounidenses…qué vaina.

El Discovery, el Endeavour y el Atlantis todavía no están jubilados: realizarán ocho vuelos más para continuar con las labores de construcción de la ISS y para efectuar la última misión de mantenimiento del Hubble.

Proyecto de nave espacial Orion

Proyecto de nave espacial Orion

La NASA decidió retirarlos este año a fin de financiar el desarrollo de su programa Constellation con su nave espacial Orión, que volará a principios de 2014. Ésta debería llevar a los estadounidenses de nuevo a la Luna antes de 2020 para establecer allí pequeñas colonias. Además, transportará tripulación a la ISS. A más largo plazo, el programa prevé realizar misiones habitadas a Marte. Entre 2011 y 2013, Estados Unidos dependerá de Rusia y su nave Soyuz para transportar sus astronautas a la ISS.

Subir y arrancar Trato de hacer memoria y acordarme del primer momento en que un carro me llamó la atención más de lo normal y siempre me remito a unas viejas fotos de mi primer cumpleaños. Allí aparezco al lado de un flamante Ford Galaxie 500 adscrito al cuerpo de bomberos de alguna ciudad norteamericana. Posteriormente, mis padres continuaron regalándome autos en mis cumpleaños. Conservo también una fotografía con un pastel hermosamente decorado y un VW Beetle rojo que yo miraba con asombro. Vinieron luego los maravillosos Matchbox 1/64 y algunos coches de carreras que funcionaban con gasolina ¡de avión! Y que mis primos mayores gozaron a placer mientras el ruido ensordecedor que producían, me causaba genuino terror. Un tío fue quien acolitó (al fin y al cabo es sacerdote) mi primera “manejada” en su viejo Jeep Willys MB, con el que dábamos la vuelta a la manzana. El controlaba la pedalería y los cambios, mientras yo trataba de girar el pesado volante. Mis otros tíos me mantenían al tanto del mercado automotor, pues en los viajes y paseos me preguntaban por las marcas y modelos de todos los carros que veíamos, hasta que me los aprendí todos. De los “de verdad” recuerdo el Zastava 1500 amarillo de mi tío Aquiles, auto al que cariñosamente apodaban “el maracuyá” y que compraron el mismo año en el que nací. Cuando lo vendieron, casi no me cuentan pues temían mi tristeza al saberlo y pues, la verdad, no los defraudé. Llegó la época de las revistas, los catálogos, los libros y cuanta publicación sobre autos existiera. Pasaba tardes y noches devorándolas ansiosamente, aprendiéndome de memoria fichas técnicas, modelos, características y los datos más precisos de cada ejemplar. Eso sí de mecánica, nada. Me embiste un dulceabrigo y cualquier tornillo en un motor significa para mi, poco menos que magia negra Mi profesión de periodista me ha permitido experiencias inolvidables con los carros, dirigir algunos programas sobre el tema, cubrir las ferias, participar en encuentros, desfiles y ser testigo desde esta óptica del crecimiento y las contracciones del mercado, probar algunos modelos y conocer personajes que me han honrado con su invaluable amistad y sabiduría infinita. Con el advenimiento de internet y la televisión internacional, el aprendizaje se expandió a niveles insospechados. Ahora era posible explorar más allá y en tiempo real, lo que estaba sucediendo en el mercado automotor mundial. Participar en chats, foros y páginas se convirtió en la principal fuente de conocimiento y en un segundo aire para esta afición. Gracias entonces a la red mundial y a la magnífica herramienta que proporcionan los blogs, y, por supuesto, a la gentil complicidad del equipo de Medios Electrónicos de EL COLOMBIANO y su editor general, Fernando Quijano, que avaló esta propuesta, es que hoy puedo compartir con ustedes este rincón minúsculo del ciberespacio, en donde la idea es compartir experiencias y conocimientos, retroalimentarnos con las noticias que produce este dinámico sector, enterarnos de las novedades más recientes y, sobre todo, divertirnos con una pasión que va más allá de conducir y maravillarnos con el invento más sensacional de la historia. Se trata entonces de abrir el blogaraje y dejar salir la imaginación con el placer que produce ver estas hermosas piezas en acción, que nos roban suspiros y nos producen un constante hormigueo que solo los aficionados a los carros entendemos, compartimos y acolitamos (como mi tio el cura). Bienvenidos, súban, abròchense y disfruten el viaje.

1 comment

  1. mauricio2008   •  

    Que buen informe. El precio es negociable porque es un segundazo…., pero estas sin son unas “naves”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>