JUGUETES

María está segura, segurísima, de que los juguetes, mientras ella duerme, se despiertan a vivir su propia vida. Por eso hay que dejarlos organizados, en sus camas, en sus casas, con sus juguetes propios, con todos sus accesorios. A los muñecos hay que ponerles cuidado. Si hay un señor Caradepapa sin señora Caradepapa, entonces se sentirá extremadamente solo. María, sabe de juguetes. Se los imagina todo el tiempo. A veces, se pregunta, si ella no será el títere, de otro que es más grande que ella. Puntos suspensivos y María suspira hondo.

4 comments

  1. Natí   •  

    Quizá sea un títere, pero de alguien más grande qué ella???… primero lo es de algo que late a su lado izquierdo que suele ser más que caprichoso, un insensato y enfermo… con ese ya esta pérdida.

  2. Ana Maria Cadavid   •  

    Y cuando sea grande, y crea ser titiritera, descubrirá que los hilos la halan desde abajo.

  3. Paulo Cesar Barbatti   •  

    Hummmm, juguetes, juguetes y juguetes, y yo me pongo a pensar, cuales son los “juguetes” que más hacen parte de su vida…
    Paulo, desde Rio de Janeiro…

  4. jm   •  

    Algunas notas sobre los titiriteros…..

    Quien ejerce chantaje emocional controla a su víctima como un titiritero a su títere, sólo
    que en lugar de usar cuerdas, logra manipularla, para que ceda a sus deseos, amenazan, directa o indirectamente, con castigar de alguna manera, a quien es sujeto de sus chantajes, si no hace lo que ellos quieren. Su principal herramienta consiste en infundir en su víctima sentimientos de miedo, obligación y culpa.

    Muchas de las personas que nos chantajean emocionalmente son amigos, colegas y miembros de la familia, con quienes tenemos vínculos estrechos que deseamos preservar y fortalecer. Entre las características del manipulador encontramos:

    • Siempre tienen la razón porque solo su punto de vista es el correcto y por eso imponen sus reglas.
    • Hacen creer a los demás que son perfectos y que el resto debe imitarlos.
    • No soporta la crítica y cuando alguien los enfrenta, niegan la evidencia.
    • Tienen doble discurso. Mientras dicen una cosa, sus actitudes o actos son opuestos.
    • Utilizan halagos, hacen regalos y dan atenciones a todos para quedar bien.
    • Son especialistas en hacer sentir culpa. Chantajistas emocionales.
    • Si no cumple sus peticiones, les agrada maltratar psicológicamente minimizando a la persona manipulada.
    • El hombre manipulador amenaza a su pareja con complicarle la existencia si desea terminar la relación.
    • Un manipulador se vuelve dócil cuando logra su objetivo, pero esa conducta apenas dura horas o máximo un día.
    • Culpa a los demás en nombre del vínculo familiar, de la amistad, del amor, de la conciencia profesional.
    • Pone en duda las cualidades, la competencia y la personalidad de los demás; critica sin parecer que lo hace, desvaloriza y juzga.
    • No tiene en cuenta los derechos, las necesidades y los deseos de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>