.,.

A tí huele el mundo, la mayoría de las veces. Huele también los recuerdos, y el carro, y la almohada, y la sala, y el balcón, y la cama, y la casa de la abuela. Huele la pregunta, de si vale la pena o no quererte una vez más, pensarte una vez, inventarte una vez más. Y sobre todo, huelo yo, que voy conmigo a todas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>