.

Un punto negro
que se aparece
a lo lejos,
que se parece a tí,
desde lejos.

Un beso 
que sabe a tí,
en recuerdo,
que es de él,
solo por recordar.

Un invento
que tiene tu cara,
por costumbre,
nada más por inventar.

Y un amor
desde aquí,
y para tí,
a tu corazón,
solo por imaginar.

Y al final, un mensaje,
desde el viento,
a tu viento,
a tu ventana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>