CAJA DE CERILLOS

Marujita, que tiene nombre de señora bonita, me envió un escrito de su nieta. En esas cosas de escribir, estamos para hacernos compañía, ayudarnos y crecer. Así que a Camila le gusto la caja de cerillos de Tatiana Restrepo, con quien,  por coincidencia, Mónica comparte el apellido. Ahí los dejo con Tatiana, para que disfruten sus letras. Ah! y FELIZ CUMPLEAÑOS a ella. 17 años cumple, y como lo dijo su abuela, lo hace “lejos de su país, de su ciudad, de mis abrazos y cuchicheos”.

SOMOS UNA CAJA DE CERILLOS

Por Tatiana Restrepo Copell

-Tienes la cabeza a punto de encender con cualquier toque de las superficies ásperas de la vida

-Una vida esperando el turno, de esos que le llegan a todos

-Un papel con un número, un número en un display, una persona que te atiende

-Ruidos, tiempo, desespero en la Quinta Avenida de Nueva York

-En una ciudad que no es la mía, con un carro que tampoco es mío, una vida que me prestaron

-Oh! pero que digo, no es mía no es de nadie, maldición! qué hice yo para merecer esto?!

-Por qué la ruta se angosta cuando mis caderas son cada vez más anchas?? desespero, atorada

-Si tan solo pudiera yo…desespero, atorada

-Pero no, ágil ruta que te estrechas, miles de pasiones que mojan el interior

-Extrañezas del tiempo y del lugar, rúbricas sobre un costal de papa

-Hagamos de cuenta que me enamoro de tí, hagamos de cuenta que cargas bultos de papa, hagamos de cuenta que te mando mensajes en los bultos y tú los lees mientras los cargas….

-Soportando este sentimiento de cuasisoledad completada por la llenura de un puré de……papa

-Estamos aquí, estamos allá pero se siente lo mismo, lo mismo, en la quietud dinámica de la tranquilidad

-El vacío que te llena, el infinito que termina, el dolor que colapsa en tu corazón de carne y hueso

-Y hay soledad como el zapato viejo del zapatero que se queda sucio hasta que el mugre lo tapa

-Hay soledad en la vida y hay soledad en la muerte, en la esquina y en el parque de noche

-Por que somos al fin y al cabo…..una caja de cerillos.

1 comment

  1. Tatiana   •  

    hay abue qué oso, tu eres muy linda definitivamente, los pájaros vuelan..los pájaron vuelan. Gracias antetodo por sentirte orgullosa de las cosas que hago y a tí Camila-Mónica por como se dice alcahuetearle a mi abuela y por subir eso,me siento muy atendida gracias.

    el cielo es rojo algunas veces, pero siempre se tornará azul.

    Camila: No, que oso no. Es chévere compartir letras con otros. Ojalá yo tuviera una abuela así, que pudiera leer mis escritos. Me agradó mucho publicar tu escrito y cuando quieras, ya sabes donde encuentras un espacio. Y sigue escribiendo, que solo haciéndolo, llegaremos a algún lugar.

    Y sí, el cielo es rojo algunas veces, pero siempre se tornará azul.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>