POEMAS DE PARED

POEMA 2 (DE EDIFICIOS)

A la altura 
de las nubes.
Ahí están.
Tienen un dejo
de imponencia.
De arriba,
un poco de luz.
A las once,
un poco de negro.
No se mueven.
Se dibujan.
La soledad
suele, casi todas las noches,
hacerles de la suya.
Ahí están.
A la altura de las nubes,
con terrazas
para mirar las estrellas.
Ahí,
para ser inventados.

Poema 1 

POEMAS DE PARED

Como un imperativo me obligo a escribir poesía. Obligación como una necesidad que quiere ser comprendida y no dejar que el cansancio se lleve las ideas. La pared será la excusa perfecta para escribir (¿qué pasaría si no fuera escribir, sino excribir?). Se pone una hojita pegada con cinta de enmascarar y se toma el lápiz y se escribe. Cuando se llene la pared se tendrá un número de poemas suficientes para decorla, y se sabrá, por tanto, que la serie ha llegado a su fin.

POEMA 1
Debes irte.
Hasta aquí,
todos tus besos.
Es la única manera 
de que seas
el hombre de mis sueños.
Y en estas noches,
de lunas escondidas,
Y lagartijas sin color,
tu nombre
en mi cabeza
aparece farfullante.
Aparece, exacto,
a la medida de mis sueños.

PEQUEÑOS

Eligió la jaula
A pesar que la puerta
Estaba abierta.
Eligió el palo
A pesar que el viento
Le soplaba en su cara.
Eligió el alpiste
A pesar que el olor
De las flores
Le llegaba nuevo.
El pájaro eligió la jaula
A pesar que la niña
Lo instaba a salir.
Ese era su mundo,
Ahí donde
El viento y
Las flores
Eran sólo el sueño
De todas las noches,
Para seguir cantando.

-.–

Esa luna.
Mirándonos como siempre.
Oliéndonos como todas las noches.

.,..,

Ahí van.
Son mil pájaros
Hacia el norte.

.,..m..,.

Muertos.
Miles de nombres
En la basura.

 .,..,d..,.,-.

Porque tu silencio
mata, una a una,
las mariposas de mi estómago.

RECORDANDO

A veces los recuerdos llegan y causan dos cosas. Una, sonrisas por mil. Dos, una nostalgia grandísima.

Cuando estaba pequeña, dígase la mitad de la edad que tengo, descubrí, en ese entonces es común descubrir cosas en el mundo que ahora parecen obvias, que mi nombre, completo, tenía nueve sílabas. Nueve sílabas.  Tres por el nombre, tres por el apellido, tres por el otro apellido. Y en esas cosas de un amigo poeta, amigo por herencia de la mamá y el papá, a él, se le ocurrió un poema, que a mí, todavía, me parece bonito, mágico. Creo recordarlo en su totalidad. Se los comparto.

En estas nueva sílabas
que comprenden la historia
de mi breve edad

No han habido ni moros
ni cristianos,
solo Restrepos de los de aquí,
y Quinteros de los de allá.

Y entre unos y otros,
el puente cruzado de la vida,
y todos los caminos
que conducen al amor.

Solo nueve sílabas
y una historia por empezar,
que siendo breve,
viene desde siglos.

Solo nueve sílabas.

Aníbal Alzate Chica

. suspensivo

 

Porque tu mano y mi mano encajan perfecto.
Ahora solo falta, que adentro, también encaje el de rojo.
.,.,.,……

Tu mundo
es un pequeño mundo,
que inventa mi cabeza
en las noches,
y desintegra mi cabeza
en las mañanas.

Tu mundo,
ese pequeño mundo,
esa oscuridad de mundo,
esa transparencia de mundo.

Mi mundo,
igual a tu mundo, 
pero más pequeño.

,.,…,………………………………….

Lejos de tí,
de mí,
de él,
de ellos. 

Lejos, y es lo que duele,
de tu silencio.

Más poemas: Aquí clic

.

Un punto negro
que se aparece
a lo lejos,
que se parece a tí,
desde lejos.

Un beso 
que sabe a tí,
en recuerdo,
que es de él,
solo por recordar.

Un invento
que tiene tu cara,
por costumbre,
nada más por inventar.

Y un amor
desde aquí,
y para tí,
a tu corazón,
solo por imaginar.

Y al final, un mensaje,
desde el viento,
a tu viento,
a tu ventana.

ESCONDIDIJO

Ésta es jugando en photoshop, y está aquí, por eso que la noche causa estragos. (Se ve hermoso! Tamaño de los poemas, y es como si viniera hacia mí, léase ninguna parte, o les diera la espalda a ellos. Queda a su entera decisión).

¿DÓNDE ESTÁN?

ESCONDIDOS, TAL VEZ.

NO SE HA DADO CUENTA. 

NADA MÁS.

NO ES BUENA PARA ESO.

TAMPOCO PARA HUIR. 

PREFIERE QUEDARSE EN EL BALCÓN.

.-.-

DEBAJO DE MIS ZAPATOS

NO TE ENCUENTRO.

NO ME ESTÁS DANDO

LA ESPALDA.

TAMPOCO TE LA DOY.

NI AL LADO,

NI AL LADO,

Y ARRIBA, MUCHO MENOS.

DÓNDE ANDARÁS.

EN CUÁL DE TODOS 

LOS PAÑUELOS 

Y ESCONDRIJOS

QUE TIENE EL MUNDO

-,.,.-

Esto se lo encontró Mauro, y yo me tomé el atrevimiento de compartírselos:

“Querer es esencialmente sufrir, como vivir es querer, toda vida es por esencia dolor… Cuanto más elevado es el ser, más sufre… La vida del hombre no es más que una lucha por la existencia. Con la certidumbre de resultar vencido… La vida es una cacería incesante, donde los seres, unas veces cazadores y otras cazados, se disputan las piltrafas de una horrible presa. Es una historia natural del dolor, que se resume así: querer sin motivo, sufrir siempre, luchar de continuo, y después morir… Y así sucesivamente por los siglos de los siglos, hasta que nuestro planeta se haga trizas”. 

Arthur Schopenhauer