DESPEINADA

Le gusta estar despeinada, andar despeinada, caminar despeinada, despeinarse y ser despeinada. Así es ella. Nada que hacer. Vaga por el mundo como un alma, sin pena, tratando de que el aire le rebote en su pelo, lo desorganice y lo deje fuera de su puesto. Va por ahí. No más. Tratando de que el corazón, en algún aire despeinado, logre hacer de las suyas. Así es ella. Qué más da. No le preocupa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>