ESPERAS

No me gusta mucho el final, pero creo que el inicio es chévere…

Hay esperas difíciles de esperar. Están por ejemplo, las esperas en las que tienes calor, y andas con saco, sin camisa por debajo, las ventanas están cerradas y no hay ventilador. Están las esperas desesperantes. Cuando te quieres ir y no puedes y el calor se te sube a la cabeza. También existen las esperas esperanzadoras, cuando esperas a alguien, y viene en camino, y trae algo interesante. Pueden darse esperas amenas, porque el que está a tu lado, te pareció lindo y te empieza a conversar, como si le hubieses parecido linda. Hay, al contrario, esperas fastidiosas. El del lado izquierdo es un viejo con mal aliento, que escupe cuando habla, huele maluco y te conversa. Esperas, cuando esperas algo que alguien tiene, que así mismo espera, porque otro lo tiene, y ese otro está en la esquina, pensando en si la tierra es redonda, y vos miras al que espera, y ese mira al de las palomas, y es una tortuga a miles de kilómetros, y tienes afán, y el otro tiene afán, y a ese, no lo importa. Por último, habrá más esperas, más de lo que esperas, como está, en la que escribo mientras llegas. El problema es que no llegas, y no se cuando llegarás, porque nunca lo dices. Así que esperaré sentada, y jugaré a esperarte, porque algún día serás la recompensa, y sentado, desde esta misma silla, esperaras lo que te espero hoy.

4 comments

  1. Paulo Cesar Barbatti   •  

    Hola Camila: Muchas gracias por tu lindo comentario acerca de mi comentario de ayer. Bueno, en este artículo de hoy en que tratas de diversos tipos de “espera”, veo en Tí una niña super inteligente y intelectual, que sabe como ganar la confianza y el amor de tus lectores, así como yo. Hablando de “esperas”, te confeso que hace poco más de tres años, que espero por una oportunidad para vivir en Colombia, que es mi segundo “país”, porque lo amo de la misma manera que amo a mí Brasil. Con mucha fé en Dios, “espero” que ese lindo llegará. Gracias de corazón Camila, por estar ahí en El Colombiano, con un Blog tan lindo, inocente y maravilloso para nosotros… Adiós.

  2. JANETH ROJAS   •  

    Camila, me encantan tus escritos y con este, en este momento me siento identificada. Gracias por compartirlos.

  3. Camila   •  

    Me alegra mucho Janeth! Y bienvenida por estos lados

  4. Jorge Timaná   •  

    La espera sabe a esperanza,
    el final no admite añadiduras….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>