FELIZ NAVIDAD

Ahondando en las profundidades del corazón, siempre, por más cara dura y amante de la tristeza ques se pueda ser, hay un pedacito de ser humano que sonríe. Algo así como eso que dicen del niño chiquito, que no crece, que está ahí siempre, sonriendo y listo para celebrar en Navidad. Por eso, pese a los años, es emocionante que llegue el 24 de diciembre y esperar que al Niño Dios. A veces, todavía me cuesta dormir, y en algún momento de la noche, abro uno de los ojos, para cerciorarme de que haya un regalito rondando por ahí y luego sí, cuestión de espera. La Navidad es algo así como ponerle un poco de magia, anual, a la vida, de regalar besos y abrazos a diestra y siniestra, y de tener la excusa perfecta para llamar a esos que están lejos por alguna cuestión de la vida. Incluso es una manera de acordarse de los muertos y volverles a hablar. 

Sobre las Cartas al Niño Dios, bueno, algunos se las envían a Papá Noel, que, si me preguntan, diría que es una de esas cosas que le faltan a la realidad de la vida. Pasa que la vida la hicieron muy seria. Debería tener más eventos sobrenaturales, como el de la barba blanca. En fin. Sobre las cartas, no sé en que momento del crecimiento se nos olvida hacerlas o, por lo menos, preguntarnos, qué le estás pidiendo al Niño Dios. Patético olvido. Por lo general, la pregunta se hace en tono sarcástico, como si la posibilidad de soñar en un ser mágico fuese herejía para los adultos, y además, lleva a respuestas obvias. Si estás solo, a decir, por ejemplo, Querido Niño Dios, para esta Navidad, quiero un novio. Qué no está mal, que se debe pedir, si se dijera con la emoción que los niños lo hacen.

Así que pensando, además del novio, esta sería la Carta. Querido Niño Dios, inventado, y de grandes, para esta noche quiero que en tu fábrica de muñecos, se piense en lo siguiente: Más inspiración, más letras, más escritos, menos insomnio y más días de día, que de noche. Y también, más imaginación, más sonrisas, más agilidad en las manos, más oportunidades, más lectores, más lectura. Bien, si se te atraviesa un librito por ahí, con tiempo para dedicarle, no estaría mal. Gracias. Camila Avril.

En fin. Todo esto para llegar a decir que FELIZ NAVIDAD. UN ABRAZO DEL TAMAÑO DE LAS LETRAS. 

AHORA LES TOCA A USTEDES. ¿QUÉ LE ESTÁN PIDIENDO AL NIÑO DIOS? Y SI TIENEN OTRA RELIGIÓN, QUÉ PASA. ¿A QUIÉN SE LE ESCRIBE, POR EJEMPLO?

Ahí les dejó un poemita, como regalito de Navidad:
Arriba,
una estela,
como si el trineo de Papá Noel,
hubiese estado por allí.
Abajo,
tú,
como si la magia
te hubiese puesto ahí.
Al frente,
yo,
como si el viento
me acercara a tu boca.
Después,
algo,
como si el cielo
Se acabase encima de mi casa.

2 comments

  1. carlos silva   •  

    ¡A llegado navidad ¡ … Los recuerdos de mi infancia salen a flor de piel , son aquellos que me hacen vivir de nuevo como niño y nunca dejar de serlo , recuerdo esas navidades alrededor de un arbolito lleno de lucecitas y bolitas de colores ( que con solo mirarlas se quebraban ) la alegría que alguno de esos regalitos que estaban en la base de ese arbolito era mió lograba despertar la ansiedad de niño , que mis papa , mis hermanos , mis abuelos , mis tías estaban alrededor de una gran fiesta , la emoción de mi abuelo al gritar “¡ya nació el niño Dios!”, la alegría en los ojos de mamá… ¿Era necesario pedir más?. NO

    La navidad es época de reflexión es época de nacer de nuevo sin temores a nuevas y sinceras formas de relacionarnos, de organizarnos, de convivir; es época de recordar que todos formamos parte de un todo, que todos somos hermanos y estamos unidos por lazos invisibles. Que no somos seres aislados, todo lo que hacemos tiene efecto en los demás. Aprovechemos esta Navidad para perdonar a todos aquellos que nos ofendieron de palabra y de obra, de pedirle a Dios que ese sentimiento permanezca por siempre en los corazones de todos, para que se disminuya tantas guerras, odios, violencias entre la sociedad, que todos sintamos el espíritu de amor y servicio.

    Que esta navidad sea la época más linda y esperada de este año. Significa reunión de familias, de padres e hijos, de Hermanos, parientes y amigos. Época de hacer una balance sobre nuestros aciertos y desaciertos, nuestros sueños, esperanzas y logros.

    ¡Que esta Navidad sea de bendición para ti y los tuyos!

    Carlos Enrique Silva Perez

  2. Camila   •  

    Carlos, qué bonitas tus palabras! Una feliz navidad para vos también!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>