L

Pequeñita se siente María. Más pequeña que su nombre y que lo que ella es con su cuerpecito delgado. Tiene la cabeza atarugada de palabras. Está que dimite, que se tira en la cama con los ojos cerrados, a dejar que el tac tic del reloj la extermine.

5 comments

  1. Paulo Cesar Barbatti   •  

    Indudablemente, asi me parece, bajo de una tremenda presión psicológica, atormentada por tantos pensamientos de dudas, mientras pasan las horas y nada más…
    Paulo, desde Rio de Janeiro en Brasil…

  2. Carolina   •  

    María no es menos que nadie, no hay porque sentirse minúscula en un mundo donde tienes que competir porque sino pierdes… El “atarugamiento” de palabras puede fluir cuando las deja salir por la boca!

  3. Jotam   •  

    Te voy a regalar un titulo o varios títulos, muchos títulos. Pero como sé que no me lo vas aceptar así sea que te lo regale en contra de tu voluntad, entonces mejor me limito a refunfuñar acerca de tus títulos:
    “ Camila y sus …… ,,,,,, ;;;;; ¡!!!!! ???? /?,]} etc…etc.. “
    Saludos 8=]

    • Camila Avril Camila Avril   •     Autor

      No, no te los voy a recibir. A mí me gusta que haya puntos y comas y etc, etc, y que tengan que refunfuñar. Un punto dice muchísimo más que una oración con sentido completo.

Responder a Paulo Cesar Barbatti Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>