Otro olvido

Nos separa esta ventana,
los tres edificios que hay al frente,
el árbol que hay más allá,
el domo de la Dian,
unas casas,
tres nubes,
una universidad,
más edificios,
muchísimos más edificios,
los montones de carros que circulan
aunque sea domingo,
yo que no entiendo por qué la gente sale de casa los domingos.
Nos separa el pajarito que hay en el cable de la energía,
el puente peatonal del colegio,
unos 23 semáforos en rojo,
esos dos pisos que hay antes de tu casa,
el árbol de las avispas,
el árbol de mangos,
tu puerta sin portero,
las escaleras,
la puerta de tu apartamento,
tu balcón, tus matas,
el canto de la guacharaca,
tus libros,
la sábana de gatos.
Nos separa todo eso
y el silencio,
el mucho silencio que haces,
que hacemos.
Nos separa el olvido, sobre todo el olvido,
tu olvido,
que es una pared inquebrantable.
Nada más fuerte, más que el cemento incluso,
que ser invisible.

 

1 comment

  1. carlos silva   •  

    Cuando cambias la forma como miras las cosas…..las cosas que miras …cambian¡
    te leo …y tu me lees … amo ese sentimiento. una abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>