PAPÁ NOEL VIVE EN MEDELLIN

Ésta es la historia de Papá Noel, bien, de un Papá Noel. Estamos en Navidad y es hora de compartir, proponer o sugerir todas esas historias que en este mes pasan. Un abrazo de Navidad!

EL VIDEO

De incógnito, así vive la mayoría del año. Presentándose como un actor de teatro, como profesor, como un papá y un esposo. Va de aquí para allá, y de allá para acá, y en medio de todo, aparece el verdadero: Carlos Arango es Papá Noel, y el Polo Norte, Medellín.

Hace 20 años, el personaje que se viste de rojo y tiene barba blanca, se metió en sus asuntos, y en su vida. Desde entonces, todos los años, hace su voz, y algunas veces se pone el vestido y se transforma. “Al pin, al pon, contento siempre estoy”, le sale al natural, y luego lo acompaña un jo, jo, jo, y una Feliz Navidad.

“Interpretar a Papá Noel da satisfacción. Es la posibilidad de ser otro personaje que tiene espíritu emprendedor, alegría y mucha energía, y que eso se le transmite a uno”, señala Arango.

Todo inició por esas cosas del teatro. Le pidieron hacer la dirección teatral de una cabaña nórdica, con Papá Noel y sus duendecitos. Hacían regalos y luego iban a una casa a entregarlos. “Una cosa sencilla, pero es el comienzo de lo que hoy es el espectáculo de Noel”, explica el actor. Y fue el comienzo, sobre todo, de  un Papá Noel que vive con Carlos, que se mete en Carlos, y que le hace feliz a Carlos, también.

El espectáculo de Galletas Noel evoluciona, hay personas más especializadas para cada cosa, por lo que el actor de teatro se dedica a lo suyo, a eso que en realidad lo hace parecerse más al personaje de la Navidad: la voz.

Carlos Arango es alto, de pelo y barba larga. De lejos, parece un Papá Noel, bien, no tan viejo. Su voz natural es gruesa. A veces, cuando va por la calle, por esas coincidencias de la vida, los niños le gritan “chao, Papá Noel”, y eso que no lleva vestido, y él les responde, con un poco del Papá Noel que ha construido a través del tiempo. Sin embargo, su voz natural no es la del viejito bonachón. “Yo preparo la voz. Papá Noel tiene una voz profunda, gruesa, con cuerpo, con una presencia muy grande”, indica.

Además, ser Papá Noel no implica solo pasar de incógnito el resto de los meses en que no lo es. Hacer a Santa Claus, San Nicolás, Colacho o al Viejito Pascuero, como se le conoce alrededor del mundo, necesita preparación. No fuma, no bebe, se alimenta sanamente, hace ejercicio regular y toma actitud. “Papá Noel llama la atención, y uno debe, por tanto, tomar esa actitud y esa pose”.

Y sí que la toma. Carlos se pone el vestido y camina y mueve las manos y la cabeza y los ojos y el cuerpo en general, como el señor de la barba blanca. Es más, mientras se viste, con sumo cuidado, tomándose su tiempo, arreglándose la barriga con exactitud, pareciera que Papá Noel, en realidad, se estuviera vistiendo.

“Ser Papá Noel es personificar a una leyenda universal en cuerpo y alma”, dice Arango, que debe creerse, no en sentido patológico, sino como parte del ritual de meterse en el personaje, y poderlo personificar de una manera fiel y creíble. “Hay que ser un personaje real porque los niños quieren que uno los salude, les hable, los abrace, y hay que hacer que crean en uno”. A Papá Noel, los niños lo quieren tocar, halar la barba, pedir regalos, oír, decirle que se portaron bien, y explicarle, según cuenta Arango, a esos que no creen, porque en realidad, él es Papá Noel, y no el actor de teatro que es, perdón, que le sirve de incógnita para sobrevivir el resto del año en que no es San Nicolás.

¿Cómo celebra Carlos Arango la Navidad? La celebra como todos, solo que a veces, se pone el vestido de Papá Noel y llega con los regalos a su casa. Para este actor, Papá Noel es parte de su familia, “es un personaje que me da vida”.

Y mientras canta y la gente se le acerca y le gritan y le preguntan por Papá Noel, o mientras llama a los hijos de sus amigos, como San Nicolás, a preguntarles cómo se portaron este año, Carlos espera ser Papá Noel, para siempre i hasta que pueda caminar, hablar, o en fin.

Y para terminar, o para despedirse, Papá Noel: (Póngale el sonsonete cantado) “Feliz Navidad a todos”.

1 comment

  1. papànoel traeme un regalo porfavorsito vivo en Bella union calle a 17 21 38 en un salon muy grande y ay una casa pegada ai es mi casa te voy a esperar quiero un anillo y un castillo de jugete

Responder a Nataly Alexandra Hackembruch Garcia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>