r

Hay días en que María se mira al espejo y encuentra un cuerpo de mujer con la mirada perdida. Un cuerpo, como el de un robot, que recibe las órdenes de alguien o algo que está más allá. María, hay días, en que se siente separada. No quiere llamarle alma, pero puede ser algo así. María es un robot y algo más, que lo maneja.

2 comments

  1. Hèctor Fabio Herrera Ortega   •  

    Ella permitió que el mundo la manejara…El hombre la maneja, la publicidad y “EL ESTILO” , la manejan.
    Pero Maria es mujer…y si ella quiere , se libera

  2. Ana Maria Cadavid   •  

    Comparto con Maria esa sensacion. Cuando pienso en mis pasos, choco, cuando hago consiente mis manos se vuelven torpes… todo se desarticula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>