TELÉFONO ROTO

(Mujer de pie, en el teléfono)

– Sí señor, ya le dije que me gusta, pero si quiere, se lo repito. 

– (Espacio para la respuesta del teléfono)

– Sí, también sé que yo no le gusto. Eso me lo ha dejado claro, y varias veces.  

(Un hombre la mira desde la mesa, con ceño.) 

- ¡Eso Susana! sígale rogando a ese hombre queasí se ve muy bonita. 

(Un poco sarcástica-molesta, tapa la bocina del teléfono, voltea la cabeza hacia el hombre y le mira de frente) 

- ¡Qué usted no se meta Jhon Jairo, que con usted no es la cosa!

- ¡Qué si es Susana, porque es lo mismo! Cuántas veces le he dicho yo a usted que ESE no la quiere, y que yo en cambio, le puedo dar todo lo que el hombre no le va a dar.

- ¡Y cuántas veces le he dicho yo queusted no me interesa, que mejor me deje en paz!

(Vuelve al teléfono, cariñosamente) 

- Perdoná quesque no dejan conversar por aquí… Sí, en qué íbamos, ahhh sí, en que señor, (suave enamoramiento) usted me gusta.

- (…)

- Pero señor, esa mujer no le conviene, no vesques regañona, peliona, intranquila y celosa.

- (…)

- Es que yo me meto… porque cuanduno estáfuera puede ver las cosas mejor y además, y ahí perdonará el señor: pero la muchacha es ¡fea!

- (…)

- Pero es que no solo lo digo yo. A que no te recordás los sobrenombres que le ponen… 

- (…)

- ¿Ahh?

- (…)

- Igual, lo de fea eslodemenos, lo importante es que uno tiene que enamorarse de alguien que valga la pena, que si le dan tres vueltas pueda caer en buenas manos. 

(Se organiza coqueta, se tira el pelo hacia atrás y alardea)

- Yo sí, claro que sí, buen partido que si soy. 

(Interrumpe el hombre de la  mesa) 

- Susana, que no te rebajes así, no te das cuenta pues ¡que –no –te –quiere!

(Vuelve y voltea el cuello del todo) 

- ¡Queno te metas hombre que nues con vos! Es que no te das cuenta Jhon Jairo que la que no te quiere soy yo.

(En el teléfono)

- Que pena. Te decía pues que es mejor estar bien acompañado, o solo, pero no de la otra forma…

- (…)

(El hombre, mirando la espalda de la mujer)

- Susana … es en serio… queuno cuando habla por TELÉFONO, lo tiene que tener conectado, paquel otro, le pueda oír.

1 comment

  1. Juliana   •  

    ups… era mas entretenido el teléfono roto que yo jugaba cuando era pequeña, lástima que ese no sea real… este “juego” está muy cercano a ser la realidad de algunas personas!

Responder a Juliana Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>