UN SUELO QUE QUITA HOMBRES V

Cuando salió volando con el balón

Después de la mina también quedan recuerdos para reirse. “Esta mañana me encontre a una señora que me pregunto, ‘John, ya le nació el pie?'”.

Y camina como si nada y juega fútbol como si nada. Es más, si no hubiese contado su historia, jamás hubiera imaginado que en lugar de su pie izquierdo tiene una prótesis izquierda. “Un día estábamos jugando fútbol con Juanes en el estadio, y él me dijo, ‘Johncito, con la prótesis’. Entonces cogí impulso, y claro, le pegué con ella, y el balón salió volando y la prótesis también…”. Se vuelve a reír como se rieron ese día, como si estuviera allá, jugando una vez más.

Las minas son baratas y fáciles de sembrar, pero es difícil y costoso desminar. Ubicarlas cuesta de uno a cinco dólares, es decir, de dos a diez mil pesos, más o menos. Desminar, y eso sin prever que muchas minas no se sabe dónde están, cerca de mil dólares, como uno dos millones de pesos, sin precisar. “Los que siembran las minas hacen las cosas sin usar las neuronas. Se sienten orgullosos. No saben lo que están haciendo. Piensan que en las minas que siembran va a a caer el que quieren, pero en la mina cae cualquiera. La guerrilla también cae en sus propias trampas”, afirma John.

Las minas dan giros extremos a muchas vidas. Los suelos contaminados están quitando seres, corazones y sueños, de forma indiscriminada. Si a usted no le pasa, tal vez es porque no tiene que estar caminando en los campos mucho tiempo o nunca.

John Ferney es feliz. Dice que le van a regalar una guitarra y que será músico, algún día, aunque sabe que primero tiene que estudiar. Está en sexto grado y cree que a la universidad no va a llegar, por eso del dinero. Camina paso por paso. Es pequeño. Camina como si tuviese dos pies y no un pie y una prótesis. Y camina una y otra vez y muchas veces y mucho tiempo. Para volver a su casa, dijo, tendría que montarse en el bus 40 minutos y luego bajarse y caminar durante 30. Sí, 30 minutos, con sus dos pies.

1 comment

  1. ociopintoresco   •  

    Lindo ésto, conmovedor y lindo. Volveré a leer sobre tu suelo que quita hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>