A éste dínganle Maestro, aunque lo llamen Tucho (Álvaro Galeano)

Antioquia con Tucho - 1971 De izquierda a derecha: Ricardo Lagoueyte (PF), Álvaro Muñoz Burgos (del Barrio  Nutibara), Javier Londoño, Silvio Borja, Carlos Velásquez (arquero de la UPB), Humberto Mora, Luis Jaime Zapata, Jaime “El Zorro” Monsalve (jugador de Pilsen),  Humberto “Tucho” Ortíz Echavarría. -- En el centro: John Jairo Torres, Mario Muñoz Pimienta (cuentan que su tío Enrique Pimienta acariciaba el balón, no saben porqué no jugó en los equipos profesionales de Medellín),  Rodrigo Penagos, Rodrigo Bustamante, Manuel Zapata, Rubén “Terra” Vélez Patiño ( del Barrio Antioquia sobresalió en el Quindío y el Pereira) y Néstor Vásquez. -- Sentados: Ignacio Escobar Hoyos (hermano del “Polaco”), Héctor “Mané” Gómez (del Barrio Antioquia), el odontólogo Héctor López Arias (del Barrio Fátima), Rodolfo Monsalve Álvarez (tan crack como sus hermanos Ramiro y Carlos), Álvaro “El Polaco” Escobar Hoyos, Rafael Pérez Valencia (del Barrio Nutibara, el 29 de enero falleció su señora madre en Medellín, un abrazo a quien ha dirigido por muchos años en el suroeste antioqueño con muchos éxitos y por último en la foto Humberto Moreno.Antioquia con Tucho – 1971
De izquierda a derecha:
Ricardo Lagoueyte (PF), Álvaro Muñoz Burgos (del Barrio Nutibara), Javier Londoño, Silvio Borja, Carlos Velásquez (arquero de la UPB), Humberto Mora, Luis Jaime Zapata, Jaime “El Zorro” Monsalve (jugador de Pilsen), Humberto “Tucho” Ortíz Echavarría.

En el centro: John Jairo Torres, Mario Muñoz Pimienta (cuentan que su tío Enrique Pimienta acariciaba el balón, no saben porqué no jugó en los equipos profesionales de Medellín), Rodrigo Penagos, Rodrigo Bustamante, Manuel Zapata, Rubén “Terra” Vélez Patiño ( del Barrio Antioquia sobresalió en el Quindío y el Pereira) y Néstor Vásquez.

Sentados: Ignacio Escobar Hoyos (hermano del “Polaco”), Héctor “Mané” Gómez (del Barrio Antioquia), el odontólogo Héctor López Arias (del Barrio Fátima), Rodolfo Monsalve Álvarez (tan crack como sus hermanos Ramiro y Carlos), Álvaro “El Polaco” Escobar Hoyos, Rafael Pérez Valencia (del Barrio Nutibara, el 29 de enero falleció su señora madre en Medellín, un abrazo a quien ha dirigido por muchos años en el suroeste antioqueño con muchos éxitos y por último en la foto Humberto Moreno.  Foto del archivo de Carlos Julio Serna Molina/Especial para Cápsulas

Nota de la Redacción. El 22 de agosto de 2008 Álvaro Galeano, conocido como “El Polaco”, vivía en el exterior y remitió para Cápsulas un perfil de Humberto “Tucho” Ortiz que viene como anillo al dedo cuando se conoce su nombramiento como asesor de las divisiones menores y scouting del Independiente Medellín. Reproducción del artículo.

Por Alvaro Galeano,
Maryland-USA [algagil@hotmail.com]
-No soy su amigo, lo he tratado muy poco, pero lo conozco desde que yo era niño. Hablo de Humberto Ortiz Echavarria quien desde chico vivía en el barrio La Floresta  a una cuadra del parque y a otra del Café El Timón, sitio de encuentro de los jóvenes del barrio, casi todos aspirantes a figuras del fútbol paisa y nacional, casi todos aprobados, Pedrito Alzate, Bernardo Valencia, Orlando Maya, Mario Agudelo, Luis Carlos Ramirez, “Chuchuy” Montoya, Armando Agudelo y por los laditos Manuel Valencia, Oscar López. Bueno paremos de contar, pero con papel preponderante el citado “ Tucho” Ortiz.

-Lo recuerdo mas o menos desde el año 1955 cuando jugaba para Tejicóndor y brillaba con propiedad en el medio campo de ese buen equipo; estaba tomando vuelo el famoso sábado amateur, algo que fuera emblema del fútbol paisa, con tribunas abarrotadas para ver a los mejores representantes empresariales dictar cátedra de organización y calidad deportiva. El doblete sabatino se jugaba a las 2 y 4 de la tarde, con barras de apostadores y montos de cinco y diez pesos, gracejo popular en personajes como “Tabaco”, “Chorizo”, Arrubla, “Chilangas”, “Gardel”y tantos mas, Jesús María “El Cura” Burgos y su revista La Cátedra de la que yo era voceador y entrada a peso y cincuenta centavos.

-Cuando jugaba Tejicóndor y esa nómina estelar, cualquier partido profesional pasaba a segundo plano: Jesús Montoya, Yotagrí, Walter Pulgarín,, Edmundo Maya, Ignacio Arboleda, Cunda Valencia, “Careto” Restrepo, Pedro Alzate, “Chichi ” Mesa, hágame el favor. Tucho se destacaba con su clase, su pausa, parecía de andar lento, pero de velocidad mental y precisión en sus entregas. Comienza su participación con la selección Antioquia en el campeonato nacional de Medellin haciendo pareja con Luis Carlos Ramírez, jugador elegante en la cancha y en la vida; se jugaba 3-2-5, qué nostalgia! naturalmente Humberto Ortiz se destacaba por orden y solidaridad en el acompañamiento; estuvo así en selecciones Antioquia por un periodo largo, talvez la última como jugador fue en 1963 aunque no hubo torneo.

-En la del año 1962, de la cual era capitán, solo alcanzó a jugar parte del primer partido contra Norte de Santander, pues se lesionó de consideración y no pudo continuar en el torneo, Antioquia salió campeón sin su capitán, que cedió así el puesto a una gran revelación, Diego Restrepo, que no figuró mas porque prefirió venirse al país del norte; hubiera sido una sensación en el fútbol nacional; además quedaba un volante izquierdo esperando su oportunidad, Alvaro Molina, quien aunque solo jugó un partido, el último contra Atlántico, llegó a ser considerado por parte de la prensa como el mejor jugador que se vio en el torneo.

-Volvamos a Humberto Ortiz, el Tucho Ortiz, para decir que estuvo en algunas selecciones Colombia de torneos Bolivarianos y en la selección que jugó el preolímpico contra Brasil del año 1958, a la cual Antioquia aportó un número importante de jugadores: Canocho Echeverri, Cristóbal Yotagrí, Ernesto Lopera, Orlando Maya, Carlos Campillo, Uriel Cadavid, Jairo Arias y el Tucho Ortiz; incluso un paisa poco conocido en Medellín y que jugaría para Millonarios, Héctor Lombana; esa selección derrotó a Brasil 2-0 en Bogotá con goles de Fernando Home, buen jugador vallecaucano. En el Maracaná, nos golearon 7-1 y el gol lo hizo “Maracaná” Manjarrés.

-Ortiz también estuvo en la nómina del Independiente Medellin del año 1963 al lado de otros miembros de la selección Antioquia como Alfonso Chaverra, Alvaro Molina,,John Jaramillo, Pacho Garcia, Orlando “Meleguindo Saraz( qué jugador!), Gonzalo Caro; no tuvo mucha trascendencia, es mas, no se si alcanzó a jugar.

-A partir de 1969 se convierte en técnico de la selecciones Antioquia por 10 años, convirtiéndose así en el técnico más ganador del fútbol aficionado, con títulos tanto en la categoría juvenil como en la de mayores, con un solo revés, anormal por demás en los Juegos Nacionales de Pereira; los eventos que no dirigió, los ganaba la posta que el dejó, Justo Lopera, o Francisco “El Bogotano” González, además de dos honrosos subtítulos con Ramiro Monsalve. Luego vendría la epoca de Luis Alfonso Marroquín.
-En 1980 es invitado por el doctor Gabriel Ochoa Uribe a ser parte del cuerpo técnico del América de Cali y lleva con él a gran parte de la selección paisa, recordemos a Carlos Arboleda, Estrada, Espinoza, Sierra, Pizza, se convierte en un observador de promesas. También dirigió a la escuadra profesional de Millonarios, pero él es definitivamente un forjador, se sentía incómodo manejando resabios de jugadores ya hechos y declinó. También estuvo y con buenos resultados en el Atlético Bucaramanga. No se puede olvidar un muy buen año dirigiendo al Medellín de 1974 a mediados de 1975; llegó para reemplazar a Francisco Hormazábal y se fue dejando el puesto a Juan José Pizzutti.

-Actualmente Humberto Ortiz es observador de jugadores para el Deportes Tolima, algunas veces se asoma por las canchas  de la Unidad Deportiva y conversa con la gente ligada al fútbol aficionado, caso David Mesa, Antonio Franco, Tulio Tamayo y sus viejos compañeros de vida, Mario Agudelo, Bernardo Valencia, pero el Cunda, no “Arrocito” que ya se fue con Dios y habÍa hecho mucha radio especialmente para Radio Reloj; sabía un montón de música y tomó un montón de aguardiente.

-Cuando el torneo infantil del coliseo cubierto del año 1980, en el equipo del Negro Elcias, El Dorado, jugaban René Higuita, Oscar Galeano el popular Galea, nada que ver conmigo, Carlitos Gaviria, brillante zurdo, hijo de Gaviria el lateral y el hijo de Humberto Ortiz, una clase como jugador y con un futuro en esa época, pero prefirio el estudio y creo vive en los Estados Unidos. Tenía la misma clase, el mismo tranco, el mismo manejo que el papá y le agregamos la misma cultura y respeto que distinguieron a Humberto “Tucho” Ortiz. Tucho, no sabemos porque no hizo carrera como jugador profesional, hubiera sido de los mejores, pero como director técnico del fútbol aficionado y como forjador de figuras, no ha tenido par; además casi todos los futbolistas que pasaron por sus manos dicen haber tenido en Humberto Ortiz, su mejor amigo, por eso triunfaron.

-Repito, no fui su amigo, pero con las alegrías que me regaló como futbolista y como técnico, como si lo fuera; para él, este pequeño reconocimiento, le quedo debiendo.
[Álvaro Galeano]

– See more at: http://capsulas.com.co/a-este-dinganle-maestro-aunque-lo-llamen-tucho/#sthash.4F4VTfEe.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>