Bernardo “Cunda” Valencia paz en su tumba … Falleció hoy miércoles a las 2:00 p.m.

Cunda Valencia con la Selección Antioquia 1958Cunda Valencia con la Selección Antioquia 1958

Por Álvaro “Polaco” Galeano

De la Redacción. Paz en la tumba del gran futbolista y amigo que fue Bernardo “Cunda” Valencia. Falleció este miércoles a las 2:00 p.m. en su residencia de la Urbanización Milan (Envigado). La familia espera la llegada de su hijo procedente de Estados Unidos. Como un homenaje póstumo, Cápsulas reproduce apartes de una crónica de Álvaro Galeano publicada el 28 de enero de 2011.

Gracias a la colaboración de Tulio Tamayo, un enamorado del fútbol aficionado, pude obtener esta foto, toda una postal del buen fútbol, de clase a borbotones y de la ratificación de que siempre hubo equipos base, con lo cual se conservaba un estilo de juego, lo que permitía un mejor espectáculo, aunque sufría el técnico de turno, no solo por la escogencia de la nómina, sino también para tomar solo once que irían al campo.

Este seleccionado antioqueño tuvo como base principal a Tejicóndor, con el condimento de Vicuña y algunos de Fabricato y Coltejer; fueron citados para un torneo realizado en Cali y organizado en ese entonces por la Colfútbol, era 1958 y por motivos dirigenciales, no fue un evento oficial; como se puede ver, la política de los dirigentes de más alto nivel es comparable al trabajo de los roedores, mientras más trabajan, más daños hacen.

En fin, voy a dar una breve orientación sobre esta nómina tal como aparecen en la gráfica:

Arriba, de izquierda a derecha: Ignacio Arboleda, se hizo arquero de selección en el momento más difícil, pues los dueños del puesto lo eran Ernesto Lopera, Carlos García, ya se iba Arnoldo Álvarez, pero Arboleda era un gran emergente, jugaba para Tejicóndor mientras estudiaba odontología, carrera en la que ha sido destacado profesional.

Mario Agudelo, ya fallecido, irremplazable en el mundo de los buenos seres humanos y además incomparable en el mundo del fútbol, para esta época jugaba para Vicuña, daba cátedra de crack y soñaba con un mundo mejor para todos; sinembargo sacrificó su ambición de ser médico ante la presión de los aficionados que lo reclamaban en el fútbol profesional; en este nivel fue un inmenso jugador con recorrido por Medellin, Nacional, Cali, Quindío y Cúcuta y todas las selecciones nacionales por más de una década.

Humberto “Tucho” Ortiz, gran capitán, gran profesor, excelente mediocampista con una década de selecciones Antioquia, la última, la campeona del año 62 en la que se lesionó en el primer juego ante Norte. Perteneció a seleccionados nacionales para Juegos Centroamericanos y Bolivarianos, estuvo en las nóminas de Nacional, Medellin, Millonarios del que luego sería su técnico; además fue el técnico más ganador con Antioquia; pedágogo de UPB, hoy es un cazador de talentos para el Tolima, antes lo había hecho para el América. Cuando esta foto jugaba para Tejicóndor.

Cristóbal Yotagri, asiduo visitante de la ciudad cuando se juega el Ponyfútbol, nacido en Sopetrán, criado en Puerto Berrio,llegó para trabajar en Tejicóndor a cambio de empleo, pero se destacó con su juego defensivo, recio y sin errores, fue citado a varias selecciones Antioquia y estuvo en el seleccionado nacional que jugó el primer Preolimpico, justamente contra Brasil; tuvo una larga jornada profesional con Atlético Nacional, e incluso jugó varios encuentros con el DIM, especialmente en juegos amistosos, Jose Manuel Moreno siempre lo quiso en su nómina, no se pudo.

Jairo Tapias, clase por montones, goles de película, alegría en las concentraciones, jugaba para Pilsen cuando esta selección,la misma que representaba desde 1953. Jugó para Nacional, Cali, Caldas, Medellín y alguno mas, hizo parte de la Selección Colombia que iba para el Mundial de Chile, pero una lesión lo privó de la instancia final; hoy es un gran observador del fútbol aficionado, con conceptos muy valiosos que ojalá algún día la liga actual tuviera en cuenta.

Jesús Montoya, le decían Chuchuy, ya falleció, trabajaba para Tejicóndor y a ellos defendía en la cancha. Talvez nunca supo todo lo que tenía futbolísticamente, era un señor marcador; las esquinas de su barrio, especialmente en El Timón, se desvanecóa la clase en medio de una bohemia que muchos soportaron, pero Chuchuy no; era un gran amigo, entregó todo y después de más de treinta años de su muerte, permanece en el recuerdo de los que añoramos el buen juego de fútbol.

Luis Alberto “El Pato” Villegas se destacó por tener muchos enemigos, los arqueros pues era un rommperredes impresionante, lo demostró jugando para Fabricato, Coltejer y para Vicuña; muy serio y disciplinado, miembro de varias selecciones, no sabemos porque no llegó al fútbol rentado, pienso que no quiso, prefirió la seguridad laboral al vaivén del profesionalismo.

Héctor “Canocho” Echeverri, toda una leyenda del fútbol paisa, con el derecho a ser el verdadero ícono del Medellín, solo jugó para el DIM y prefirió retirarse cuando se fueron para Barranca. A pesar de su estilo bohemio, poco preocupado por la pinta, le preocupaba más lo corto de la noche, Echeverri fue uno de los futbolistas con más preparacion profesional; estudiaba Economía en la Universidad de Medellin cuando apareció lo del Mundial de Chile que lo consagró como el mejor marcador de punta izquierdo de todos los tiempos, así ahora la televisión muestre a muchos otros. Cuando  fue el entrenador en el Chocó le dio vida al fútbol del Pacífico chocoano, de hecho el estadio llevó su nombre, allí estudió y se graduó en Administración de Empresas. Luego a su regreso a Medellín termino Licenciatura en deportes en el Politécnico y salió campeón de la Liga con Inversiones El Águila, equipo del gran mecenas Danilo Herrera a quien el fútbol le debe un homenaje. Canocho Echeverri falleció trágicamente y jamás tuvo el verdadero reconocimiento, ratificación de que los dirigentes no tienen alma.

Walter Pulgarín jugaba para Tejicóndor cuando esta selección; gran marcador de punta, jugó para Medellín, Quindío y Cali, pero tentado por el fútbol norteamericano de los años 60, canceló su carrera en Colombia. Dotado de gran habilidad y salida, también jugaría en Antioquia para Vicuña; hoy su salud no es la mejor, aunque no sufre afugias, también merece un reconocimiento.

Ernesto Lopera, arquero natural de Envigado, jugó en el fútbol aficionado para Fabricato, en todas las selecciones Antioquia de su época y titular en el Nacional hasta su retiro y viaje a los Estados Unidos. Fue el golero de la Seleccion Colombia Preolimpica de 1958. Le decían el loco por su arrojo y reacciones primarias; en mi época de recogebolas lo vi darle cabezazos al poste ante un gol “bobo”.

En cuclillas: Eladio Álvarez, goleador, guapo, humilde, le faltó más presencia, menos tímidez fuera de la cancha. Jugó para el fútbol profesional con Millonarios, Nacional, Caldas y algún equipo más. En la liga defendió los colores de Coltejer y ya veterano, defendía a su barrio en los famosos torneos interbarrios que ya no hay quien organice. En toda tertulia que toque el tema de grandes goleadores, ahí salta el nombre de Eladio Álvarez.

Carlos Campillo, llegó al fútbol con Fabricato; con pinta de europeo, elegante, de hablar pausado, en la cancha era todo un león, con clase para el acompañamiento, con visión para el gol, su éxito estaba asegurado, así pasó por el Nacional, Medellin, Caldas, Millonarios; fue figura destacada en el Suramericano de Bolivia en 1963, antes había jugado el famoso Preolímpico del Maracanazo. Supo derrochar fútbol por todas las canchas. Hoy se defiende en un negocio de alimentos dentro del Atanasio Girardot; los aficionados que llegan, admiran a ese señor tan formal y atento, sin saber que muchos de los logros de su equipo del alma, pasaron por los pies de ese tan formal, aunque los arqueros no dijeran lo mismo.

Guillermo Arredondo es historia familiar, es historia urbana, es todo un bello recuerdo en las historia del fútbol. Este brillante loco de piernas flacas, liviano, risueño, era terror de arqueros, su patada era como de cañón; el arquero Laercio del Santos de Pelé, sufrió el rigor de su “shute”; cuando quiso ver la pelota, ella ya iba de regreso al campo después de haber azotado la red con furia. Jugó para Tejicóndor, Vicuña y en el final con Fabricato. En el fútbol profesional lo hizo para Nacional, Medellín, Caldas, Cali. Al terminar el fútbol profesional, con naturalidad, volvió al fútbol de la Liga, a reencontrarse con sus amigos y compartir largas noches de anécdotas al lado de  Jairo Tapias; Guillermo Arredondo un grande que hace pocos años falleció.

Bernardo “Cunda” Valencia, es toda una historia del fútbol colombiano, por lo que fue como jugador, como técnico y por esa memoria prodigiosa para traer a la mesa los recuerdos de camerino; había nacido en Manizales, pero desde niño en las mangas de La Floresta impuso su clase y su temperamento. Fueron varios los equipos en la liga, recordamos a Atlanta, General Electric, Vicuña y en el año de esta foto jugaba para Tejicóndor. Perteneció al Nacional, Cali, técnico del Medellín en varias ocasiones y es jubilado de Comfama; mas que técnico era un pedágogo; fueron varias las Selecciones Colombia en las que estuvo, dejando siempre presente su calidad y clase como jugador y amigo.

Orlando Maya, el popular “Mayita” debido a su pequeño físico, es de los primeros en el ranking del dominio de balón; realmente un superdotado, lo recordamos en General Electric y Vicuña entre otros, hasta llegar a ambos clubes profesionales de la ciudad; también hizo parte de la Selección Colombia de 1958 en Preolimpicos; creo recordar que su debut profesional fue contra Palestino de Chile en la reaparición del DIM en 1959. Muy pronto se definió por el estudio y se graduó como médico en la U de A y especilizado en traumatología y ortopedia en Alemania, poco visita los campos deportivos, aunque no deja de encontrarse con sus amigos del deporte que le dio reconocimiento.

Uriel Cadavid, puntero de ambos lados, violenta pegada, jugaba para Tejicóndor; dueño del puesto en varias Selecciones Antioquia, también se apropiaba de el en la selecciones nacionales; temeroso de los marcadores rudos como Yotagrí, Ortiz, Riascos, por su velocidad evadía el choque y por su patada daba final feliz a la jugada; amante del fútbol aficionado, es visitante constante de las canchas que décadas atrás lo vieron triunfar. Lo hizo con Quindío, Nacional, Medellín.

Flavio Vélez, qué memoria la mia, no recuerdo para quién jugaba, pero era un muy bien dotado técnicamente, era el equilibrio entre el desafuero y la sensatez dentro de las concentraciones, era seminarista y fue sacerdote ejemplar hasta su prematura desaparición, por allá por 1982.

Sé que esta reseña servirá para avivar la memoria, los reconocimientos, las controversias; si para eso sirven, bienvenidas y continuaremos en esta tónica. Es un homenaje al fútbol antioqueño, a aquellos que lucían con orgullo la camiseta de Antioquia, al punto de que algunos de estos viejos aun la guardan. Es un reconocimiento a la sinceridad, al jugador de fútbol, así como suena! No todos los que se ponen cortos son jugadores, así la vuelvan un corozo; hay que tener alma de potrero también.
[Álvaro Galeano "Polaco"]

– See more at: http://capsulas.com.co/bernardo-cunda-valencia-paz-en-su-tumba-fallecio-hoy-miercoles-a-las-200-p-m-en-la-urbanizacion-milan-envigado/#sthash.Phq4hh7k.dpuf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>