Cúcuta O – Nacional 1: Jueves 23 de junio-1977

Por Miguel Robledo Restrepo [miguelrobledo11@gmail.com]

Era un partido aplazado que se jugó en la penúltima fecha de ese torneo apertura de 1977 con un Cúcuta colero y Nacional sobreaguando en el puesto octavo de la tabla aunque con dos partidos aplazados. Torneo ganado por el Junior de Varacka. Al final del año el título fue Tiburón pero con La Bruja Verón al frente. Nacional dio una pelea que no le alcanzó.

Fue un año de reconstrucción para Nacional que después de su brillante campaña de 1976 se vio privado de sus mejores jugadores. El Zurdo López y Eduardo Retat por lesiones; Jorge Olmedo por su paso al América y Eduardo Vilarete por su retorno a Bucaramanga.

Pero entre Zubeldía y Hernán Botero surgió el plan B. Contratar a Alejandro Estanislao Semenewics, compañero del Zurdo en Independiente; a Osvaldo Marcial Palavecino, goleador del Once Caldas y, lo más importante, creer en la cantera y ascender a los dos más brillantes jugadores del inolvidable Cosmos, Hernán Darío Herrera para suplir a Olmedo y a Pedro Sarmiento para hacer lo mismo con Eduardo Retat. Nuestra gran promesa que era Gustavo López (de la dinastía) sufrió una cruel lesión que lo sacó del fútbol cuando apenas empezaba y ese fue un durísimo golpe para todos, Zubeldía, Botero, El propio Gustavo y la fanaticada que veía en él al sucesor del Zurdo López. Pero Semenewics con más vocación de volante que de defensor se puso el overol y a trabajar.

Lo más importante de ese año fue consolidar a Herrera y a Sarmiento como futbolistas profesionales lo que marcó el verdadero inicio de la era Zubeldiana, pues detrás de los promocionados Sarmiento y Herrera surgió una pléyade inolvidable de brillantes futbolistas que de un modo u otro cambiaron, para bien, el fútbol colombiano. Y no olvidemos que detrás de Zubeldía llegaron técnicos brillantes como Bilardo, Luján Manera, Togneri, Ribaudo y otros para todos los gustos.

Fue el año de las desastrosas eliminatorias para el Mundial de Argentina de aquel equipo de Vidinic, un año antes brillante en Copa América y ahora humillado, con sólo dos puntos de doce posibles obtenidos ante Brasil en Bogotá y Paraguay en Asunción; y un doloroso 0-6 en Brasil, recordado por la patética imagen de Vilarete sentado sobre el balón después de uno de los goles brasileños.

1977 fue el año del arribo de Oscar Héctor Quintabani a Colombia como portero del Once Caldas y del célebre y recordado Oscar El Pinino Mas al América de Cali.

López Fretes dirigía al Pereira, Righi y Soma al DIM, El exquindiano Sabino Bartoli estaba al frente de su antiguo equipo; Omar Lorenzo Devanni, ex jugador del DIM y Santa Fe dirigía al Deportes Tolima; Pancho Hormazábal se había hecho cargo del Unión Magdalena y a Millos había regresado Ochoa Uribe. En Junior estaba José Varacka y en Once Caldas, Gilberto Osorio. El veterano Pedernera se había encartado con El América y Carlos Bilardo se estrenaba como DT del Deportivo Cali. El Marciano Miloc se sentaba en el banco del Cúcuta Deportivo y Miguel Ángel Basílico en el de Santa Fe.. Víctor Pignarelli dirigía al Atlético Bucaramanga.

Vamos al partido
Cúcuta Deportivo con Luis El Marciano Miloc, polémico y conflictivo pero exitoso técnico uruguayo que también pasó por el Junior de Barranquilla paró a Héctor El Pichín Roganti (qué arquerazo) en la puerta. En defensa a Wilson Cocina Barona, Américo Ortiz (Hermano de Jorge el de Nacional), Julián Martínez y Fernando Palencia. Fredy Torres, Álvaro Cañas, y Horacio René Ibáñez en el medio. Adelante, Osvaldo Simón González, Silva Pacheco y Armando El Mudo Torres. Entró Julián González por Palencia.
Atlético Nacional bajo el mando de Zubeldía formó con Raúl Navarro en el arco; Gilberto Salgado, Gustavo López, Francisco Maturana y Jorge Ortiz en la defensa; en el medio, Alejandro Semenewics, Pedro Sarmiento y Hernán Darío Herrera. En ataque, Chumi Castañeda, Osvaldo Marcial Palavecino y Édgar Angulo. Entró el Beni Aristizábal por Édgar Angulo a los 12 minutos del segundo tiempo y el gol fue de Pedro Sarmiento a los 12 minutos del partido.
Pitó Héctor Carvajal, sin problemas ante 2.776 aficionados ; la taquilla fue de $199.803 pesos con el dólar a $36,50. Es decir, US 5.474,oo, lo que se gana Pezutti en tres días, ¡pero se los merece!
Recopilado por Miguel Robledo Restrepo, hincha del Atlético Nacional.

Nacional 2 – Deportes Tolima 1. Jueves 18 de 1981

Por Miguel Robledo Restrepo [miguelrobledo11@gmail.com]

Décima novena fecha del Apertura de 1981. Un torneo que en ese momento lideraba Millonarios con un segundo puesto de Nacional y del que Tolima era colero, situación que cambió drásticamente con la llegada de Ricardo De León hasta el punto de convertir al Tolima en protagonista y finalmente subcampeón. Este Apertura fue ganado por el América con segundo puesto de Nacional.

Recordemos que este año se jugaron las eliminatorias para España 82 con aquella selección tristemente fracasada con Bilardo y las lánguidas presentaciones ante Perú y Uruguay, en un momento en el que por Colombia desfilaban grandes técnicos y jugadores tanto criollos como extranjeros. América, chico hasta el 77 ya pesaba en la balanza tras haber ganado la estrella del 79. Ya el Cali había sido subcampeón de la Libertadores y se había dado el lujo de vencer 1-3 a River Plate en su propio patio. En fin, Colombia creó grandes expectativas que defraudó.

Como ejercicio histórico recordemos que los árbitros de ese torneo eran Guillermo Chato Velásquez de 47 años, Gilberto Mecato Aristizábal Murcia con 40 añitos; Hugo Ardila Lotero de 38 años; José Fernando Palacio de 37 años, Alirio Blanquiceth, vecino mío alguna vez en Cáceres-Antioquia, 37 años; Eduardo Peña con 36 marzos en ese momento; Orlando Sánchez del año 43; Libardo Serna del 53, odontólogo luego muy vinculado al DIM y Jesús Díaz, el sardino de la gallada, modelo 54. Se iniciaban Armando Pérez Hoyos, modelo 52, José Joaquín Torres del 52, Efraín Otálora en su resurrección pues es del 40, lo mismo que Octavio Sierra del mismo año. De otros nombres la mala memoria nos libre .

Y de técnicos, mencionemos a Osvaldo Zubeldía de Nacional, nunca suficientemente extrañado ni bien llorado, el del antes y después; al temperamental y marrullero Ochoa Uribe del América que retiró, por una rabieta, a su equipo de la final y manipuló otros cinco campeonatos; José Texeira, de gran campaña con Millos, su paso aún se recuerda por su buen fútbol. Edilberto Righi, en ese momento al frente del Cali. Con el Tolima triunfó Ricardo De León (lo clasificó a la Libertadores) pero al año siguiente le trajeron a Juan Martín Mujica y a Esteban Gesto. En el DIM se estrenaba por obligación Jorge Olmedo en su declive como jugador. Caimán Sánchez dirigía al Caldas, Perfecto Rodríguez al Magdalena, Cachaco Rodríguez al Santafé y Hormazábal al Pereira.

Al final el Campeón fue Nacional, El del Kínder de Porras, Peluffo, Luna, LF Suárez, Maya, Taborda, Mondragón, Barrabás, Ibargüen, Ricaurte, excluyo a Herrera, Sarmiento y Porras por su recorrido pero hicieron parte del mismo grupo.
Vamos al partido que es muy poco. Ganó Nacional.

NACIONAL: Con Zubeldía en el banco formó a Lorenzo Carrabs, a Víctor Luna, Héctor Darío Dragonetti, Luis Fernando Suárez y NN Botero (agradezco aportes) en defensa.
En el medio, Luis Fernando López, Norberto Peluffo y César Cueto; adelante Iván Darío el Amado Chumi Castañeda,Guillermo Larrosa y Barrabás Gómez. Entró John Jairo López por su hermano Luis Fernando (ya el hermano mayor Darío se sentaba en el banco). Carlitos Ricaurte entró por Barrabás.
DEPORTES TOLIMA : Después de haber pasado por las manos de Pedro Nel Ospina, de Carlos Cancela y de una Comisión formada por los varios jugadores llegó su mesías Ricardo De Leon quien tuvo a Oscar Héctor Quintabani en el Marco; Luis Ramírez, el paragua Pablo Elmo, Hugo Gallego y Heberto Carrillo atrás. Tito Correa, Gustavo Mendoza y Víctor Hugo Del Río en el medio y adelante a Luis Chicho Pérez, Cristino Centurión y Janio Cabezas adelante. Entró Hector Jaime Múnera por Pérez.
El gol del triunfo fue de Carlitos Ricaurte en el minuto 75.

Pero en ese momento el Deportes Tolima iniciaba una nueva época en el fútbol colombiano, la Era De León, Era que se quedó inconclusa por la pronta ida del Maestro y la temprana muerte de Zubeldía, lo que dejó al fútbol colombiano en una orfandad inescrupulosamente aprovechada por Gabriel Ochoa quien con artes matreras ya sabidas dominó el torneo hasta 1987. Lo demás hace parte de la historia y está más cerca de los estrados judiciales que del fútbol. Al Tolima su impulso le duró por un año más pero fue absorbido por el imperio de la más nefasta era del fútbol colombiano. Adicionalmente el mal talante del Sr. Camargo, muy bueno para degollar pollos pero muy agrio para manejar personal le hizo imposible la vida a un talentoso como Nelson Gallego hasta el punto de hacerlo renunciar a su carrera futbolística y a muchos más que nunca se atrevieron a denunciarlo (y parece que sigue haciéndolo). Desde ese momento ( dejando atrás la romántica e improductiva era de Guzmán Tolima y Severiano Ramos) el Deportes Tolima ha sido protagonista hasta la penúltima fecha. Allá don Kokoriko Camargo.

Me perdonan este desvío de la crónica original y me masacran si quieren que estoy preparado.
Miguel Robledo Restrepo, Cibercorresponsal de Cápsulas de El Colombiano.

Nacional 3 – Millonarios 0, Agosto 8 de 1971

Por Miguel Robledo Restrepo  [miguelrobledo11@gmail.com]

-Agosto 8 de 1971.
Se jugó la quinta fecha del Finalización cuando Colombia estaba inmersa en los Juegos Panamericanos de Cali con magros resultados, brillantes en ciclismo con Cochise y su triunfo personal en los 4.000 y con la cuarteta de persecución por equipos de Batman Hernández, José Ramón Garcés y Luis H. Díaz y prometedores en atletismo, natación con Olga Lucía de Angulo “La Sirenita”, en boxeo y otras disciplinas pero sin descollar. En Beisbol tuvimos la medalla de bronce con aquel equipo de Sócrates Cruz, con Alcibiades Jaramillo, Abel Leal, José Miguel Corpas, Luis “Bartolo” Gaviria y Edison Cristopher (quien jugaba baloncesto o béisbol indiferentemente). Definitivamente la estrella de los Juegos fue el fondista Franck Alla Shorter con sus medallas en 10.000 m y maratón. Otros fueron Javier Pérez Dueñas de Cuba en salto triple y el jamaiquino Donald Quarry en la velocidad.

En fútbol con César López Fretes a la cabeza y jugadores como Hernando “La Pinta” García (q.e.p.d. hace poco), José Ignacio Díaz Granados, Francisco Maturana, Álvaro Calle, Leopoldo y Alfredo Rivas, Nelson Torres, Bayron Hernández, Carlos Monsalve, Jaime Morón y Ángel María Torres logramos y por descarte una lánguida medalla de plata detrás de una pobre y desganada Argentina.

Nacional venia de ser ganador del Apertura con cifras halagüeñas, 16 partidos ganados, 8 empatados y sólo dos perdidos, uno de ellos ante Junior que nos costó un invicto de 18 fechas (algo inusual para un equipo que venía de ser colero en 1970). 40 puntos de 52 en juego dan un promedio de 76.92% de rendimiento, nada despreciable. Millos fue cuarto en ese torneo con 32 puntos. El goleador había sido Hugo Horacio Lóndero del Cúcuta Deportivo con 18 goles.

Bueno, era la quinta fecha y Nacional asediaba la tabla con seis puntos, detrás del Once Caldas y con un partido menos. Millos tenía 4 puntos en cinco partidos. Millos ganó ese Finalización.  Ya es historia repetida que al final Nacional y Santafé disputaron la estrella en un tercer partido jugado en febrero de 1972 en la ciudad de Cali con triunfo para los Cardenales 3-2, que nos dejó con el pan quemado en la puerta del horno.

Metámonos en el partido en cuestión.
Nacional 3 – Millonarios 0.
Nacional con Curti en el banco paró a Navarro en el arco; Moncada, Calics, Campaz y Osorio en defensa; Hernán Carlos Ramírez, Abel Álvarez y La Chancha Fernández en el medio; adelante Gustavo Santa, Javier Tamayo y Leonidas Hurtado. Entró Raúl Peñaranda por Hurtado a los 27′ del segundo tiempo. Tito Gómez venía lesionado y se preparaba para una cirugía.  Piñeros, nuevo, tampoco estaba en forma. En banco quedaron Hugo Gallego y Álvaro Vieira.

Millos de Ochoa Uribe tuvo a Quintana en el arco; atrás a Gabriel Hernández, Óscar Villano, Chonto Gaviria y Jesús El Toto Rubio; en el medio a Hermenegildo Segrera, Nelson Torres y Chalo González; Juan Adolfo Maldonado (Brand), Sekularac y Bombillo Castro. Hay qué reconocer que Millos estaba incompleto pues le faltaban dos jugadores tan importantes como Néstor Subiat y Luis Fernando Lavezzi. En este equipo despuntó el inolvidable Alejandro Brand quien jugó ese día uno de sus primeros partidos como profesional.

Los goles fueron de La Chancha a los 15′ del primer tiempo y de Hurtado rematando la primera parte. Repitió Leonidas a los 12 del segundo tiempo. Seki por más que que luchó no logró romper el cerco Verde ni poner a Maldonado el otro ariete en situación de anotar.

Un hecho quizá anecdótico es que Nacional históricamente ha adquirido a los jugadores que alguna vez “se la han velado o volado”. Así trajo a Perfecto y a Ramaciotti sin éxito. En 1970 trajo a Lallana y no defraudó. En 1971 a Raúl Peñaranda que nos bailó el día de la pérdida del invicto pero que fue un fracaso; luego fue a Millos y se perdió. Víctor Campaz, Lóndero y Retat fueron grandes triunfadores. Palavecino, ni se diga. Posteriormente Usuriaga en 1988 con el Cúcuta enloqueció a la defensa nacionalista; Maturana lo pidió y ya saben lo que pasó. Al año siguiente y con el mismo Cúcuta sucedió algo similar con el Tino Asprilla. Cosa que sólo se ha repetido con Giovanni Moreno y Dorlan Pabón del Envigado. Porque John Charria nos hacía un gol por partido y sufrió de amnesia cuando se vistió de Verde, la misma que sufrieron Elkin Murillo y Carlos Rentería en su primer paso; y la que parece sufrir hoy Johnatan Álvarez.
Para Cápsulas de Fútbol. Preparado por Miguel Robledo Restrepo. Fuente, Nuevo Estadio.

Rafael Agudelo, el vallenato del gol

Por Hermes Díaz Correa, Acord Santander  [diazdefutbol@yahoo.com]

Bucaramanga. 12 años duró la carrera de Rafael de Jesús Agudelo vistiendo las camisetas de Atlético Bucaramanga, Deportivo Cali, América de Cali, Deportivo Pereira, además de integrar en varias oportunidades la camiseta de la Selección Colombia. A los 28 años de edad cuelga los botines a raíz de un problema de rodilla  en un partido frente a Junior de Barranquilla  producto de una fuerte entrada de Rafael Reyes que  fueron menoscabando la carrera  de este delantero nacido en Santa Marta pero hecho en Valledupar y realizado como futbolista en el Atlético Bucaramanga.

-¿A qué se dedica actualmente?
Estoy dedicado al comercio después de tanto tiempo de haber jugado al fútbol intente montar una escuela de fútbol y trabajo con materiales en cuero, billeteras, correas, bolsos, porque  mi señora es de Bucaramanga y ella siempre tuvo que ver con la marroquinería y ella me enseñó y mi empresa se llama Diseños Bosse, es una empresa familiar y ahí vamos.

-¿Cuánto jugó fútbol profesional?
10-12 años. Llegue acá a Bucaramanga en 1975 y me retiré en 1984 cuando jugué con Deportivo Pereira el último torneo.

-¿Quién lo trae a Bucaramanga?
Yo jugaba en la Selección Cesar, estudiaba en el Colegio Nacional Loperena el bachillerato y cuando jugaba en el año 74 en la Selección Cesar el técnico Antonio Rada se le ocurrió en ese año programar partidos con equipos profesionales que no habían clasificado y llevaron a Junior, Medellín , Bucaramanga(lo llevaba Edgar Barona), jugamos y quedamos 1-1 yo tuve la oportunidad de hacer el gol y parece ser que el profesor Barona cuando vino acá a Bucaramanga  me dejo referenciado. Estaba terminando el bachillerato en el año 74 y en el 75 me mandaron llamar querían que me presentara para unos entrenamientos, yo como tenía la ilusión de estudiar me vine con esa intención desafortunadamente me pudo más el futbol, llegue acá, intenté estudiar derecho en la Unab, no pude seguir porque el fútbol me lo impedía para los entrenamientos, viajes y ahí empezó m carrerea  en el Bucaramanga en 1975.

-¿Con cuáles compañeros se encontró acá en la ciudad?
El técnico era Víctor Pignarelly, compañeros Eduardo Vilarete, Pitula Martinez, Cabezón Ramírez, Burro Centeno, Carloman Avila, Oscar Panesso, Frascuelly, Pedro Ardilla entre otros .

-¿Qué pensaba ser en su infancia?
Era aficionado al fútbol porque  era lo único que podíamos hacer en Valledupar en un pueblo, no teníamos ni balón cuando eso cogíamos los balones les metíamos papel, trapo y con eso jugábamos, no había escuelas de fútbol, divisiones inferiores, el futbol profesional en esa época yo lo veía muy lejano porque  en esa época se traían  muy buenos jugadores, yo veía partidos del Unión, del Junior  y eso era una utopía jugar fútbol profesional.

-¿Neto vallenato?
Yo nací  en Santa Marta, mi mamá todavía vive en su ciudad al igual que mis hermanos. Yo llegué a Valledupar a temprana edad, en esa época Valledupar era un municipio que pertenecía al departamento del Magdalena Grande, después de ciertos años Valledupar se independizó y comenzó a ser un departamento entonces mi abuela que vivía en Valledupar por asuntos de registro civil  me registró en Valledupar en el Barrio Gaitán  cerca del estadio.

-¿Recuérdenos  sus camisetas  profesionales?
Inicié en el Bucaramanga en el año 75 con Selección Santander dirigida por Pipas Solarte y Américo Montanini. En el 76 me llama Blagoge Vidinic por primera vez a Selección Colombia, fuimos a Recife en unos Preolimpicos, en el año 78 fui Selección Colombia en Juegos Centroamericanos  y del Caribe , estuve en la eliminatoria para el mundial del 82, en el 79 fui goleador del fútbol colombiano con Bucaramanga a mitad de año, pasé al Deportivo Cali hasta 1982, en el año 83 pase al América  donde quede campeón con el médico Ochoa y en el 84 pase al Deportivo Pereira y ahí terminó mi carrera, decidí no jugar más  y me quedé en Bucaramanga.

-¿Cómo fue su paso en el Cali?
Buena y triste porque  en esa época estaba yo en mi plenitud deportiva cuando en un partido frente a Junior, Rafa Reyes por detrás me metió una patada en la rodilla, me lesioné los meniscos, me operaron me hicieron unas chambas en la rodilla en esa época no era como ahora, jugaba se me inflamaba la rodilla  y ahí empezó mi carrera a flaquear pero fue una época muy bonita con jugadores como Landucci, Cocoho Álvarez, Ruiz Moreno, Willington  Ortiz y la otra con América donde fui campeón al lado de jugadores como Falcioni y otros.

-¿Abandonar el fútbol a los 28 años de edad no fue demasiado triste?
Si, aunque en esa época al jugador lo trataban como una mercancía, ahora no, yo  tuve la fortuna de llegar a clubes organizados como Cali y América  y comencé a ahorrar algunos pesos por lo de ser campeón pero llego al Pereira y comencé otra vez a retroceder. Todo eso hizo que reflexionara y me dijera que todo lo que había ahorrado me lo estaba gastando y dije yo no voy mas.

-¿Recuerda el gol más bonito que haya marcado?
Yo hice muchos goles, recuerdo uno en el año 78 frente al Tolima, yo tiré un centro, el balón le hizo un extraño al arquero casi fue gol olímpico, otro gol uno de tiro libre acá en Bucaramanga a Falcioni y muchos goles que me llenaron.

-Cuál fue la mejor delantera que integró?
En Bucaramanga con Guillo y Vilarete, en el Cali con Alberto de Jesús  Benítez  y Ángel María  Torres, en el América con Juan Manuel Bataglia  y Víctor Lugo y Daniel Teglia , en el Pereira con Abel Lobatón y de los que mejor pase gol tuve fueron Papo Flórez, El Tano Onnis, Cococho Álvarez, Landucci, Ruiz Moreno, Roque Alfaro uno jugaba tranquilo porque lo mi era la velocidad y aprovechar el espacio libre.

¿Quién fue su mejor amigo?
Muy difícil, mi mejor amigo ha sido Plutarco Bolaños y otros.

-¿El fútbol le dejó estabilidad económica?
En esa época se jugaba  bonito pero a uno no le pagaban, lo tumbaban, la plata que pude ahorrar la hice con América y Cali, de ahí para acá han sucedido muchas cosas, pérdidas y ganancias en los negocios pero eso ye es reserva del sumario.

-¿Sigue jugando fútbol?
Estaba jugando fútbol hasta hace muy poco pero ya no, me dedique a trabajar los fines de semana, me cansé de jugar sábados y domingos en una y otra cancha y tomé la determinación de no jugar más  veteranos ya  me quedo con familia.

-¿Volvió al Alfonso López?
No, hace muchos años no voy porque a uno como ex jugador lo trataron mal.

-¿Qué piensa de la situación del Bucaramanga?
Yo siempre he tenido como referencia que los equipos que no son bien manejados, que son manejados por personas que no saben de fútbol que son unos ignorantes del fútbol siempre van  a estar así. Yo recuerdo que en el 75 el equipo era manejado por políticos o por empresarios  y les metían cualquier cantidad de jugadores, plata mal invertida, directivos como Alex Gorayeb ya no existen porque él le daba importancia a la materia prima no como estos que están ahora.
[Hermes Díaz Correa]

Misael “Papo” Flórez, Bucaramanga, capitán de capitanes

Por Hermes Díaz Correa, Bucaramanga,
Acord Santander [diaz defutbol@yahoo.com]
Capitán de capitanes fue la chapa que le coloco el periodista Abelardo Navarro Ríos en las épocas lejanas de los años 70 de las transmisiones radiales del futbol colombiano. Flórez junto a Cuca Aceros es de  los mejores exponentes del futbol de Santander y que por coinciendencia empezaron sus primeros  coqueteos con el balón en la Cancha del popular Barrio Modelo. 20 años como futbolista profesional y un carrera vistiendo los colores de Atlético  Bucaramanga, Junior de Barranquilla, Independiente Medellín, Cúcuta Deportivo y Deportivo Pereira  y una convocatoria en una Selección Colombia de Mayores alcanzando el subcampeonato en la Copa América  de 1975, su momento coincidió con una camada de estelares jugadores, Jairo Arboleda, Alejandro Brand  por citar solamente a estos dos crack en una  época copada por jugadores extranjeros.
Empecé a jugar futbol ahí en el barrio Modelo al igual que Cuca, Carloman Ávila en una canchita del barrio que tenía el gordo Monsider y quedamos campeones de vario torneos, después fui al Independiente Medellín  de  segunda categoría y de ahí pase al Bucaramanga.

-¿Quién era el gordo Monsider?
Fue un personaje del futbol santandereano ya fallecido, no tenia plata ni nada, por ahí nosotros nos rebuscábamos los uniformes, e l sabia bastante de futbol y tenia buen ojo para ver jugadores.

-¿Jugó en selecciones Santander?
No, yo solamente tuve la oportunidad de jugar en una Selección Santander en el año 1964, yo era ya jugador profesional, el entrenador era José Vigo, no nos fue bien, ese torneo quedo desierto, ese equipo tenía como arquero a Simón Gomez,Champion Suarez, los hermanos Castro, Robinson Puentes, Saeta Maldonado, Bucarica Carrero y otros.

-¿Cuál fue su mejor amigo en el futbol?
Carloman Ávila ya que vivíamos a una cuadra, y actualmente con los que  tengo una mayor comunicación son con Cuca y Centavo Pacheco.

-¿Qué recuerda del barrio Modelo?
Esa canchita la hicieron únicamente para jugar los niños, pero con el tiempo  se empezaron a jugar muchos torneos de veteranos.

-¿Las canchas de Bucaramanga se convirtieron en un negocio para los veteranos?
Sí, eso es verdad, yo creo que acá la gran mayoría de las canchas es torneo de veteranos, creo yo que es por negocio por que ellos pagan, uno para jugar un Torneo como el que juego en, Manzanares tengo que pagar una cuota mensual de 20 mil pesos, yo creo que eso se volvió por negocio y por eso es que ya casi no salen jugadores santandereanos, porque no hay muchas canchas y tampoco los técnicos en la profesional no le dan oportunidad al jugador de acá.

-¿Dónde jugó?
Atlético Bucaramanga, Junior, Medellín, Cúcuta Deportivo, Deportivo Pereira, Selección Colombia, la primera fue Bucaramanga, Salí  para Junior, Real Cartagena, regrese a Bucaramanga, fui al Medellín, estuve 6 meses con Cuca en el Pereira y en 1976-77 estuve en Cúcuta y después regrese acá a Bucaramanga en 1978 hasta 1981.

-¿El mejor equipo de su carrera ?
Atlético Bucaramanga de 1975 con un equipo donde estaban Guillio, Arango, Pitula Martínez, Carloman Avala, Miguelucci, Vilarete  donde llegamos a ser  terceros y todo equipo que venía lo goleábamos.

-¿Su paso por Junior coincide con la época de Marinho Rodríguez de Olivera?
Yo llegué a Junior en 1972 justamente el mismo año  donde llegaron Chiquinho,  Víctor Ephanor, Leonardo Caldeira,Oton A lberto Dacunha y tuve la suerte de tener de técnico a Marinho Rodríguez , muy bueno llegamos a ser terceros, fueron 2 años  muy buenos para mí porque  ahí tuve la oportunidad de ahorrar mis primeros pesos.

-¿Como le fue en el Medellín?
Estuve en 1976 tuve la suerte de tener como técnico a Juan José Pizutti, jugadores de lo mejor como el Boricua Zarate, Miguel Escobar, Norberto Molina, La Rata Gallego, Ponciano Castro, Champion  Suarez ese año que llegue yo, también llego Víctor Ephanor, Jorge Buzzo, Jose Néstor Peckerman, Antonio Carusso, me fue muy bien, muy  bien atendido por los directivos, por el público, por la prensa, guardo un recuerdo muy bueno de Medellín.

-¿No le quedo la insatisfacción de no haber salido campeón?
No, yo casi toda mi vida la jugué con el Bucaramanga, 14 años, y en esa época era muy difícil que un equipo chico quedara campeón, con Junior fui tercero, al igual que con Bucaramanga pero si me quedo como esa espinita.

-¿En Cúcuta como le fue?
Al principio el periodismo me daba duro por que llegue a los 32 años a jugar allá, me decían que estaba viejo y recuerdo que el que  más duro me criticaba era Ciro Díaz Orrego.

-¿La camiseta de Colombia fue la Copa America de 1975?
Sí, yo tuve la suerte de que Caimán Sánchez  me llamara, en el puesto mío estaban, Jairo Arboleda, Alfonso Cañón, Diego Umaña, Alejandro Brand   tuve la suerte de que me llamaran, no fui titular, pero me considero subcampeón, para mí fue un orgullo que convocaran un jugador de equipo chico como el Bucaramanga.

-¿Cuál fue su mayor virtud?
Los que  me vieron jugar dicen que era difícil que me quitaran la pelota, el dominio de pelota fue una de mis virtudes, soy derecho, nada con la zurda, solo para subir al bus,.

-¿Hizo goles?
Hice alrededor de 50 goles, pero lo que si fui fue un buen pase gol, acá hicieron goles con mis pases, Vilarete, Agudelo, Guillio, Sosa, Eladio Vásquez, del gol que mas recuerde fue cuando debute frente al Deportivo Pereira, se lo hice a Adelmo Vivas y tenía 15 años, siendo el jugador más  joven de Santander en debutar por allá en 1961.

-¿Tuvo expulsiones?
Muy pocas, yo  no era patadura  no peleaba con nadie si me expulsaron fueron por ahí 2-3 veces.

-¿Cuántos años duro como capitán del Bucaramanga?
Yo jugué como 14-15 años  y creo que durante 12 años fui capitán del Bucaramanga, porque en el último año con Janiot no jugué un solo partido, del 67 al 68 dure parado por un fractura, par mi fue un honor llevar la capitanía

-¿Quién le dio más zapato?
Huy,  muchos, Retat, la belleza del Calero, Luis Montufar, Fractura Bermúdez, en esa época  no cuidaban al jugador habilidoso como lo cuidan hoy.

-¿Quién fue su mejor técnico?
Marinho Rodríguez, Juan José Pizutti, Víctor Pignarelly

-El futbol le dio para vivir bien?
En esa época no ganaba mucho, yo en los primeros 10 años con Bucaramanga no me ahorre un peso, porque a uno no le pagaban, para irme para Junior me tocó dejar 10 años de liquidación, el futbol no me dio plata pero más o menos pude ahorrar”.

-¿Cuál es su actualidad?
Tengo un negocio en San Andresito La Isla de ropa infantil llamado La Tienda de Papo, hace 6 años no volví al estadio siempre entraba por la puerta 5 pero no me dejaron entrar como 3 veces y decidí  no volver más, no fue a mi solo también le paso a Montannini, Cuca Aceros, gracias a DIOS tengo el negocio hace 22 años, tengo  mi propia fábrica en la casa.

¿Quién lo bautizo capitán de capitanes?
Abelardo Navarro Ríos, calle arriba, calle abajo el me puso capitán de  capitanes y maestro de maestros.
[Hermes Díaz Correa]

Foto del recuerdo

“Extraordinaria nómina para un fracaso increible”, nos anticipa y advierte Álvaro “Polaco” Galeano. Toda la explicación del caso y la identificación de esta selección en su columna de mañana viernes.