Nacional 3-Cali 0, año 1976

Por Miguel Robledo Restrepo  [miguelrobledo11@gmail.com]

 *Medellín, jueves 16 de diciembre de 1976. Partido nocturno.

Fue uno de los mejores partidos de Nacional que recuerde y uno de los más emocionantes triunfos sobre el Deportivo Cali en toda la historia, además de crucial en sus aspiraciones de título después de haber perdido la final de 1965 frente al mismo equipo con ese gol de Oscar López y de haberle  ganado en todas las instancias Finales que supusieron la estrella de 1973 y aún de haber vencido a un Cali que obtuvo cuatro estrellas en seis años, ésas sí de valor, no como los oropeles de ahora que se ganan sólo con tener suerte pues la campaña no cuenta.  Nacional en ese torneo Finalización de 1976  jugó cuatro partidos contra el Cali. El primero lo perdimos de locales en el estreno oficial de Zubeldía el 8 de agosto de 1976  por 0 -1 – ya que en el día de su presentación vencimos a River Plate en un inolvidable partido 1 – 0 con gol de Lóndero a Landaburu (ex Bucaramanga) después de que Fillol se hiciese el lesionado ante la andanada que se le venía y del baile que Chumi le dio al Pibe Rafaelli, amén de la pelea casada y dirimida en empate entre Eduardo Retat y El Mostaza Merlo -, otro partido nocturno en  mitad de semana con estadio lleno y que los asistentes me corrijan o me complementen pues  de ahí en adelante no nos vieron:  Ganamos  2 – 6 en Cali en la segunda vuelta;  2  –  4 en Cali en el partido de ida del Hexagonal y la  rúbrica 3 – 0 en el Atanasio el 16 de diciembre de 1976 en el torneo más brillante del mejor Nacional que yo recuerde en mis años de vida, culminado tres días más tarde con el gran triunfo en Manizales ya reseñado en crónica reciente.  Y festejado por el Amigo Roberto Uribe.

1976 fue un año brillante para el Atlético Nacional. Después de un 1975 desastroso y de un irregular Torneo Apertura 76 en el que fue 4º bajo la dirección de José Curti y que terminó dirigiendo Otoniel Quintana, con una nómina excelente pero sin los resultados esperados. Para el segundo torneo llega Osvaldo Juan Zubeldía y con muy pocos cambios construye el mejor Nacional de la historia (junto con el de Bolillo de 1991). Llegaron Ramón César Bóveda de Rosario Central,  Eduardo Raschetti y Eduardo EmilioVilarete, además de consolidarse Olmedo como conductor. (Antes de él lo fueron Carlos Bulla y Carlos Monsalve). Salieron Eduardo Andrés Maglioni, Abel Álvarez  y creo que nadie más.

En la final del Apertura se presentó una situación sui generis en la definición del campeón entre Júnior y Millonarios. El reglamento indicaba que un empate en el primer lugar debería dirimirse en dos partidos de ida y vuelta. Júnior ganó 4-1 en Barranquilla y Millos ganó 3 – 1 en Bogotá una batalla campal con las expulsiones de Converti y Dellasavia (Millos) y Comesaña (Júnior) con lo que parecía que el campeón era Júnior por diferencia de goles. Pero aparece el inefable Pacho Guerra, eterno secretario de la Dimayor, con el argumento de que el empate en puntos debería definirse con un alargue de 30 minutos que sería considerado un partido aparte. Júnior jugó esos 30 minutos bajo protesta; hubo un gol de Javier Tamayo que o igualaba la serie, o le daba el triunfo a Millos por ser 3º partido. Lo cierto es que hasta ahí duró el juego. Siguió la fenomenal gresca y se dio el caso de los dos equipos dando la vuelta olímpica simultáneamente, Júnior, campeón por gol diferencia y Millos campeón por haber ganado el alargue suspendido, con gresca y la cancha invadida por el público y la policía y un árbitro, Omar Delgado, que no sabía qué hacer. Al fin el título le fue dado al Júnior en el escritorio.

 NACIONAL EN EL HEXAGONAL DE 1976.
Lo inició venciendo a Júnior 2 – 0, goles de Castañeda y Retat. Perdió 1 – 0 con Millos en El Campín. Le Ganó al Once Caldas 1- 0 en el Atanasio con gol de Olmedo y 2 – 4 al Cali en el Pascual (goles de Castañeda, Ortiz, Olmedo y Vilarete). Perdió 4 – 2 con Júnior en el Romelio. Empató 0 – 0 con Quindío en Armenia, y le ganó 6 – 0 en el Atanasio. Empató a 0 con Millos de Local. Venció al Cali 3 – 0 en el Atanasio y se coronó  Campeón en Manizales al vencer 2 – 0 al Once Caldas con goles de Jorge Ortiz y Vilarete. Nacional Campeón de 1976 y Subcampeón el Deportivo Cali.

NACIONAL – CALI. En el Finalización Nacional se dio el lujo de vencer al Cali en el Pascual 2 – 6 y más tarde, en el hexagonal, 2 – 4 y 3 – 0. Además de un 1 – 4 a Millos en El Campín, un 5 – 0 al Bucaramanga, un 6 – 0 al DIM y otro 6 – 0 al Quindío.

Jueves 16 de diciembre de 1976. Estadio Atanasio Girardot.

ATLÉTICO NACIONAL 3 – DEPORTIVO CALI 0.

Nacional dirigido por Osvaldo Juan Zubeldía tuvo a Raúl Navarro en el arco; Gilberto Salgado, Miguel Ángel López (Gerardo Moncada), Francisco Maturana y Jorge Ortiz; Eduardo Julián Retat, Jorge Eduardo Peláez y Jorge Héctor Olmedo Méndez; Iván Darío Castañeda, Eduardo Emilio Vilarete Fernández y Ramón César Bóveda. Otros Jugadores: Otoniel Quintana (arquero), Eduardo Raschetti, Carlos Monsalve, Carlos Alberto Bulla, Édgar Angulo, Hugo Horacio Lóndero, Johnny Aguilar, Gustavo Santa.

El Deportivo Cali con Néstor Raúl Rossi en el banco alineó a Pedro Antonio Zape; Alberto “Frijolito” Gómez, Edgardo Cantú, Henry Caicedo y Abel Dagraca; Ernesto Juan “El Cococho” Álvarez, Jairo Arboleda y Diego Édison Umaña; Ángel María Torres, Néstor Leonel Scotta (César “El Caballo” Lorea, ex DIM) y Alberto Jesús Benítez. Otros jugadores: Hernando García y Víctor Quiñones (porteros), Álvaro Contreras, Rafael Otero, José Gil, Miguel Escobar, Óscar “El Moño” Muñoz, Osvaldo Calero, Álvaro Muñoz Castro.

Goles: los tres fueron centrados por Olmedo. El primero, remate seco de Vilarete desde el punto penal; el segundo fue una espectacular palomita del samario y el tercero un remate de Castañeda al primer palo del arquero.

Pitó el uruguayo Ramón Barreto con Héctor Carvajal y Julio Quiroz como jueces de línea. Asistimos 31.652 espectadores (lleno completo un jueves en la noche) que vimos un partido excelente. Y al domingo siguiente, la vuelta olímpica en Manizales.

Fue un torneo en el que Nacional jugó 31 partidos, ganó 16, empató 10 y perdió 5. Marcó 58 goles y recibió sólo 25. Rendimiento del 67.74%. Repitieron título Navarro, Moncada, Maturana, Ortiz, Retat, Lóndero y Santa.

El goleador del año fue Miguel Ángel “El Ringo” Converti de Millonarios con 33 goles.
Recopilación de Miguel Robledo. Santa Bárbara – Antioquia.
Para Cápsulas de fútbol. Fuente Revista Nuevo Estadio

Desde el recuerdo: Un clásico montañero de 1967

Por Miguel Robledo [miguelrobledo11@gmail.com]

Medellín 1  – Nacional 2. 
Domingo 2 de julio de 1967.
Estadio Atanasio Girardot.
Escarbando entre archivos viejos, algunos comidos de la polilla me encontré esta joya que quiero compartir con los lectores de Cápsulas. No lo guardo en la memoria pero por la fecha es seguro que yo estaba en el estadio y voy a ser casi literal en la transcripción de la reseña y de los comentarios de la Revista Vea Deportes en su edición Nº 135 de la fecha anotada. En esta misma edición hay una hermosa foto de la selección Colombia que fue a los juegos panamericanos y prometo subirla muy pronto aunque sea pera estrujarle el cerebro al Polaco que es una fiera de la memoria fotográfica y se codeò con todos ellos.
1967 fue un año mediocre para ambos equipos. Nacional Bajo la Dirección  de Aristóbulo De’ambrossi trajo varios veteranos interesantes que no dieron los resultados esperados y el DIM que venía de la decepción del título perdido por un pelo el año anterior seguía bajo el mando de Francisco Hormazábal.
Recordemos que 1967 fue el años de los Panamericanos de Winnipeg que para Colombia marcaron el inicio del éxito y de los triunfos internacionales de Martín Emilio Cochise Rodríguez, para ese momento ya con cuatro vueltas a Colombia en su cosecha y una brillante actuación  en los mundiales de ciclismo de San Sebastián (España) de 1966 y ya consagrado como pistero de los 4.000 m persecución individual.
En ese momento del campeonato que era exactamente la mitad, Nacional era sexto y Medellín noveno con un Cali puntero, puesto que conservaría hasta el final, dirigido por Pancho Villegas hacia su segunda estrella, con una nómina base con José Rosendo Toledo;  Joaquín Sánchez, Oscar López, Miguel Escobar y Mario Sanclemente; Carlos Antonietta y Bernardo Cunda Valencia; adelante, Roberto Álvarez (qué gran puntero uruguayo), Jorge Gallego, Mario El Tranvía Desiderio (también llamado El Cabezón) e Iroldo Rodríguez de Oliveira.

Nuestro partido
Voy a transcribir la reseña y las notas que son de Ethelberto García Henao. Sólo complementaré algunos nombres.
MEDELLÍN: León Reyes, Héctor Canocho Echeverri., Eugenio Casalli, Marcelo Juárez y Rodolfo Fito Ávila; Mario Agudelo y Óscar Pacho García; Harvey Colonia, Héctor Chichí Molina, Perfecto Rodríguez y Uriel Cadavid.  El gol fue de Pacho García para el empate en el minuto 20.
NACIONAL:  Luis Largacha;  Gustavo Acosta, Adolfo Vásquez (arg), Julio Édgar Chonto Gaviria y Gilberto Osorio; Héctor Rubén Berón y José Bernardo Pérez; José Pepillo Marín, Carlos Campillo, Héctor Hugo Pezzi y Oscar Romero. Goles de Berón al minuto 12  y de Oscar Romero al minuto 86.
Arbitraje de Oscar Gómez calificado como bueno ante 28. 078 espectadores y una taquilla de $241.090.oo con el dólar a $14.70

El DIM puso el espectáculo, el Nacional hizo los goles 
Por Ethelberto García Henao

MEDELLÍN. Acciones irregulares se presentaron el clásico (sic) regional celebrado entre Medellín (local) y Nacional (visitante). Las victorias conquistadas por el equipo de Hormazábal en Manizales y Cúcuta, consecutivas, que habían dado gran favoritismo para llevarse la victoria.  Razón tenían los aficionados, porque fue el equipo de Hormazábal el que demostró mayor empuje, mayor fuerza defensiva y de ataque. Pero el Nacional , endeble en su cuarteto ofensivo, hizo los dos goles para conquistar una victoria, considerada por la mayoría como injusta.
El Medellín tuvo qué hacer rápidamente cambios en su estructuración, pues se le presentaron inesperadas, (sic) como la rápida lesión de Perfecto Rodríguez, quien sufrió un tirón en el muslo derecho. Cadavid, que había empezado como alero derecho,  pasó a ocupar su posición habitual y Rodríguez fue corrido a la punta derecha.
¿Pero qué pasó? El Nacional fue férreo en su sistema defensivo, con dos hombres que sobresalieron ampliamente: Largacha en el arco y Adolfo Vásquez en la defensa. Sobre éstos recayó todo el peso del ataque del Medellín, ya que Acosta comenzó nervioso; Gaviria errático y Pérez apabullado por el numeroso público (NB: José Bernardo era de escuela roja). Por fortuna fueron superando esa crisis, para mantener un control estricto sobre Cadavid y Colonia, que fueron a la postre los que mayor peligro deparaban.
El medio campo del Medellín estuvo mejor servido que el de su enemigo. Pacho García y Agudelo fueron dos atacantes y defensores permanentes. Se alternaban para ir al ataque, pero siempre con decisión. No ocurrió lo mismo con Pérez y Berón, los cuales estuvieron desadaptados en su labor, especialmente el antioqueño quien perdió confianza en sí mismo y ello contribuyó a crear confusiones en su extrema defensa.
Cuando el Medellín marcaba la tónica, dejaba la sensación de ser más conjunto que su rival, llegó el gol de la derrota. Una falta de Casalli promovió ese revés. Después vino el final. Todo el equipo, en bloque, se fue hacia la zona chica nacionalista en procura del empate. El Nacional también tuvo qué reforzarse en sus predios, bajando a sus hombres. Así logró conservar la ventaja hasta el final.”
Qué hermosa crónica que en su momento fue justa y precisa, además de económica. En cinco párrafos nos describe un partido que, si cerramos los ojos, hasta podemos ver.
Fuente: Revista Vea Deportes.

Recopilado Por Miguel Robledo Restrepo para Cápsulas de Fútbol

Desde el recuerdo: Once Caldas 0 -Nacional 2

Por Miguel Robledo [miguelrobledo11@gmail.com]

Manizales. Diciembre 19 de 1976.
Dado que este próximo domingo se juega quizá el partido más importante de este torneo quiero recordar otro que fue trascendental para obtener la tercera estrella Verde.
En 1976, después de la crisis del 75 que se inició con la dizque macumba traída del Brasil por jugar aquel amistoso innecesario que perdimos 0 – 5 con el Mineiro después de haberle ganado gloriosamente al Cruzeiro 2 – 3 por Copa Libertadores y que costó la salida de López Fretes y el retorno provisional de Curti, Nacional había comenzado la ERA ZUBELDÍA, la más brillante del equipo, sin demeritar la Era Maturana-Bolillo, culminada con la anhelada estrella de 1976.
Después de ocupar un modesto cuarto lugar en el Apertura, torneo del que aún no se sabe quién fue el ganador pues Millos y Junior dieron sendas vueltas olímpicas dadas las confusiones creadas por el reglamento, Nacional se armó para el Finalización. Como también se armaron otros equipos como el Cali que trajo a Néstor Raúl Rossi en remplazo del fallecido Washington Etchamendi y a los Jugadores César Lorea, Ricardo Ruiz  Moreno, Néstor Scotta y Ernesto Cococho Álvarez. Millos con Juan Eulogio Urriolabeitia como técnico y los jugadores Carlos Alberto Della Savia y Miguel Ángel Converti. El Junior por su parte trajo a Varacka para el banco y a Juan Ramón La Bruja Verón.
Con la llegada del Maestro Osvaldo Zubeldía y su PF Carlos Alberto Díaz todo cambió (como ahora con Sachi); regresaron la mística, la disciplina, el optimismo y el buen fútbol. Acompañados de jugadores como Eduardo Vilarete, Jorge Olmedo y Ramón César Bóveda.
Después de una gran campaña Nacional ocupó el primer lugar del Finalización empatado con el Deportivo Cali y al Hexagonal final fueron Millos y Junios por el Apertura, Nacional y Cali por el Finalización, Quindío como líder de “Los Chicos” y Once Caldas (Cristal en aquel tiempo) por reclasificación.  El goleador del año fue Miguel Ángel Converti de Millonarios con 33 anotaciones.
La penúltima fecha de ese minitorneo dejó las cosas así: Nacional y Millos con 12 puntos, Junior con 11 y Cali con 10 puntos, tenían opción de ser campeones; claro que la mejor opción era para Millos que jugaba de local con el Quindío; Nacional visitaba al Caldas y Cali recibía al Junior. Pero las cosas sucedieron de otra forma: Cali, efectivamente goleó  5 – 1 al Júnior y en El Campín se dio la sorpresa; un partido que iba 1 – 1 desde los 24 minutos del primer tiempo fue desequilibrado por el longilíneo argentino al servicio de los cuyabros, Jorge Luis Bullic a 3 minutos del final.
Mientras tanto Nacional vivía su apoteosis en el estadio Londoño y Londoño venciendo 0 – 2 a los albos y dando su tercera vuelta olímpica a los pies del nevado del Ruiz, con este afortunado cronista como testigo.

RESEÑA DEL PARTIDO
Estadio Fernando Londoño Londoño de Manizales.
Árbitro: Ramón Barreto (Uruguayo). Asistencia: 16.980 espectadores (aforo completo). Recaudación de &932.600,oo con el dólar a $36,32, US25.677
ONCE CALDAS dirigido por Gilberto Osorio formó con James Mina Camacho en el pórtico; J.J. Restrepo, José Bautista Romero, Orlando Marín y Salvador López Quiceno en la defensa; volantes fueron Oscar Pacho García, el asesinado Álvaro Gómez (ex Nal) y Sergio Antonio Cierra; adelante una tripleta de lujo, Nelson Gallego, Osvaldo Marcial Palavecino y Antonio Ríos.  No hubo cambios. En la nómina estaban los arqueros Guruciaga ye Higinio Hinestroza; James Moreno, Farid Perchi, Abel Álvarez, Elkin Congote y Gentil Serpa entre otros.
NACIONAL con Zubeldía en el banco tuvo a Raúl Navarro como portero. Línea de cuatro con Gerardo Moncada, Francisco Maturana, Gilberto Salgado y Jorge Ortiz; Eduardo Retat, Jorge Peláez y Jorge Olmedo en el medio y adelante, Iván Darío Castañeda, Eduardo Emilio Vilarete y Ramón César Bóveda. Carlos Monsalve entró por Bóveda en el minuto 72 y Eduardo Raschetti por Peláez en el minuto 77. El Zurdo López estaba lesionado y otros suplentes eran Otoniel Quintana, arquero,  Hernán Darío Herrera, Gustavo López, Édgar Angulo, Carlos Alberto Bulla y Hugo Horacio Lóndero.
Los goles fueron de Jorge Ortiz en un remate de media distancia a los 17′ y de Eduardo Vilarete de espectacular media vuelta desde el punto de penal ante centro de Olmedo desde la derecha. Jugada para el recuerdo fue una magistral palomita de Palavecino tapada por Navarro en un alarde de reflejos.
Partido para el recuerdo por lo que significó sin importar lo poco o mucho que haya sucedido en la Cancha.
“Ramón Barreto.se declaró sorprendido por la cantidad de antioqueños que llegaron desde Medellín y expresó: Nunca creí que desde tan lejos llegara tanta gente. Jugador que no rinda ante una afición que se porta así es porque le faltan pantalones.”
“Al concluir el partido ante el Cristal, Zubeldía trajo a su memoria una nostalgia y también un drama: He vuelto a vivir. Me he reencontrado con lo mío. Salí muy amargado de la Argentina, porque no creían en mí. Yo no hablo del pasado, porque los títulos de ayer no son los de hoy. Hay qué superarse. La última carta que recibí fue remitida por un familiar quien me decía en ella:  Osvaldo, demostrá todo lo que sos capaz. Creo que no lo defraudé ni a él ni a nadie. No di la vuelta olímpica, porque los triunfadores fueron los muchachos.”

Para Cápsulas de fútbol. Preparado por Miguel Robledo Restrepo. Fuente, Semanario Nuevo Estadio

*Desde el recuerdo: Nacional 2-Cúcuta 1

Por Miguel Robledo Restrepo   [miguelrobledo11@gmail.com]
Domingo 10 de agosto de 1980.
Estadio Atanasio Girardot. Segunda fecha del torneo finalización. Se enfrentaban Nacional que había sido octavo en el torneo y Cúcuta, colero del mismo.; torneo ganado por el Deportivo Cali con segundo lugar del Junior.
Nacional empezó ese Finalización bajo la dirección de Darío López pues Zubeldía pidió su año sabático y sin dejar el equipo puso al frente al mayor de los López quedando él como asesor. Para este torneo regresó César Cueto después de su paso por el Tampa Bay.  
Para la liguilla final Nacional clasificó como segundo del grupo B y como mejor reclasificado; cumplió pero pero al final la estrella fue para el Junior de Barranquilla con el retorno de José Varacka.

El semanario Nuevo Estadio hizo su selección de los mejores del primer torneo con los siguientes:
Juan Carlos Delménico (junior) y Hebert Armando Ríos (Caldas), arqueros. Oscar Bolaño (Junior) Y Moisés Pachón (Cali), marcadores derechos; Dulio Miranda (Junior) y Astolfo Romero (Quindío), Norberto Molina (Caldas) y Gabriel Berdugo (Junior), centrales; marcadores izquierdos Jesús Toto Rubio (Junior) y Fernando Pecoso Castro (Cali). Volantes de marca Farid Perchy del Pereira y Rafael Otero del Cali. Volante 8 Claudio Darío Casares del Caldas y Omar Alfredo Galván del Junior. Volante 10 Juan Antonio Gómez Voglino de Millos y Hernán Darío Herrera de Nacional. Puntero derecho, Abel Lobatón del Quindío y Guillermo Larrosa de Nacional. Centro delantero, Mario de Queiros de Millos y Édgar Osuna del Tolima. Puntero izquierdo, Ponciano Castro del DIM y Miguel Ángel Converti del Junior. Elecciòn lógica sabiendo que Junior y Cali fueron los primeros de ese torneo.
A su retiro Temporal Zubeldía le concedió una entrevista a Javier Hernández Bonett, Corresponsal de Nuevo Estadio de la que extraigo esta joya: “.El futbolista de hoy no puede pensar que va a hacer lo mismo que un oficinista, porque a él le pagan por actuar honestamente en un espectáculo donde está bien remunerado. El oficinista se gana 10 mil pesos pero su responsabilidad está en su jornada; el futbolista puede ganar 80, 100 mil y más pesos y ese es el precio que paga por suprimir sus placeres. Créame que el jugador que esté actuando mal en un 80% de los casos se debe a la mala vida que muchas veces no conoce el técnico por la complicidad de sus compañeros que dan origen desde allí a una indisciplina táctica.”. “.La indisciplina táctica no nace en el terreno, se origina fuera con jugadores que saben que sus compañeros no se cuidan en su vida particular y ocultan por un falso compañerismo las ventajas que se están otorgando con una persona en inferioridad de condiciones.”.  Genial entrevista que a pesar de lo larga merecería publicarse completa porque habla de las virtudes que vio en todos los jugadores que pasaron por sus sabias manos. Analiza sus campañas, sus logros y sus fracasos.  Algún día con la venia de Alfredo.

PERO VAYAMOS AL PARTIDO
Que en la reseña el propio Javier Hernández titula “VOLVIÓ LA MAGIA DE CUETO”.
Nacional, como ya dijimos, con Darío López en el banco formó a Lorenzo Carrabs como portero. Atrás a John Jairo Taborda, Héctor Dragonetti, Jorge Porras y Víctor Luna; en el Medio, Pedro Sarmiento, Norberto Peluffo y César cueto. Adelante Chumi Castañeda, Guillermo Larrosa y Hernán Darío Herrera. Para el segundo tiempo entró Vilarete por Castañeda y Larrosa pasó a la punta derecha. Nacional también contaba con Fabio Calle como arquero suplente; Salió Luis Gerónimo para el DIM, regresó Jorge Olmedo y la mayoría eran aficionados a prueba como Carlos Maya, Gustavo Botero, Carlos Ricaurte, Barrabás Gómez, Bolillo tuvo su espacio aparte de los veteranos de siempre,  Pacho Maturana, El Comanche Salgado , Jorge Ortiz y Jorge Peláez.  
El Cúcuta por su parte y dirigido por Gilberto Osorio tuvo a Omar Valentín Bargas en el marco. En defensa a Diego Bonilla, César De La Hoz, Antonio El Gringo Palacio y Ramón Tomate Gómez; en el medio a Óscar Ortega, Miguel Ángel Dizz y Sergio Santín, y adelante a Oscar Sierra, Ricardo Viera y Arnoldo Iguarán. Entraron Miguel Ángel Puppo por De La Hoz y el Benny Aristizábal por El Chiche Dizz. En nómina  los arqueros Higinio Hinestroza y Miguel Nuñez; Rodrigo Cosme, Fredy Echandía, James Moreno, Pachamé Rendón y Américo Ortiz.
Con el Arbitraje de Mario Canessa, ese partido lo vimos 17.365 aficionados que dejamos $ 1’665.365 con el dólar a $48.24, es decir US$34.525.
Muy buen partido en el que las figuras fueron César Cueto y Sergio Santín debutante con el Cúcuta. Goles de Castañeda minuto 36. Empató Viera a los 70 y Vilarete que en el primer balón que recibió nos dio el triunfo a los 79 minutos.
Miguel Robledo Restrepo para Cápsulas de Fútbol. Fuente:  Semanario Nuevo Estadio.

DESDE EL RECUERDO: NACIONAL 2 – JUNIOR 0

Por Miguel Robledo [miguelrobledo11@gmail.com]

Domingo 27 de noviembre de 1977.
Se jugó la quinta fecha del hexagonal que definiría al campeón de 1977.
En el año de las eliminatorias para el mundial de Argentina, Colombia dirigida por Blagoje Vidinic no encontraba su identidad y fracasó estrepitosamente a pesar de los buenos jugadores que había en el momento.
Colombia tenía a Luis Gerónimo López (nacionalizado), a Armando Acosta y a Pedro Zape; a Alonso Pocillo López, José El Boricua Zárate,  Francisco Maturana, Gabriel Berdugo, Henry Caicedo, Gilberto Salgado  y Oscar Bolaño; en el medio, Osvaldo Calero (Cap. Qepd), Fredy Valverde, Óscar Ortega, Eduardo Retat y Diego Edison Umaña y adelante a Willington Ortiz, Iván Darío Castañeda, Eduardo Vilarete, Antonio Ríos y Jorge Ramón Cáceres ( arg. Nacionalizado) También estaban Juanito Moreno, Arturo Segovia y otro nacionalizado que fue Jorge Abrahan El Turco Amado. Vidinic hizo múltiples ensayos y con todos fracasó, como diríamos ahora, por falta de identidad.

Nacional después de ganar la estrella de 1976 sufrió graves transformaciones como las causadas por las lesiones  de Eduardo Retat y Miguel Ángel López que los retiraron del fútbol. La ida de Jorge Olmedo al América y de Vilarete al Bucaramanga. La esperanza de Gustavo López como conductor de la defensa, rápidamente defraudada por otra lamentable lesión.
Hernán Botero, como siempre,  estuvo atento y trajo a Osvaldo Marcial Palavecino, goleador del Once Caldas y a Alejandro Estanislao Semenewics, conductor de Independiente de Avellaneda, ganador de la última copa Libertadores y posteriormente a Mario Rubén Mendoza otro 10 de Independiente porque el dueño del puesto era Bochini, además de ascender de una a la primera a dos jugadores históricos que fueron Hernán Darío Herrera y Pedro Sarmiento. El esquema verde poco sufrió. Y aunque no ganamos nada lo ganamos todo: el nacimiento de LA ESCUELA ZUBELDÍA.
En la quinta fecha de ese hexagonal Millos encabezaba seguido del Cali, Luego Junior y cuarto Nacional. Bucaramanga y Santa Fe completaban el sexteto. Al final Junior fue campeón y el Cali segundo.
Junior fue campeón después de haber sido abandonado por Varacka, los directivos le entregaron la conducción a La Bruja Verón y a fe que lo hizo excelente, Junior Campeón del fútbol colombiano por vez primera en la historia y de la mano de Juan Ramón Verón, La Bruja.
El Deportivo Cali fue el segundo. Nacional apenas alcanzó un cuarto lugar.

Vamos al partido que nos atañe

En pleno Hexagonal final de 1977 Nacional fue el gran escollo del Junior, equipo aguijoneado por el abandono de su técnico Varacka y la entrega de la responsabilidad en su jugador estrella La Bruja Verón.

Saltaron a la cancha:
Nacional de Zubeldía con Navarro, Gilberto Salgado, Francisco Maturana, Alejandro Semenewics y Jorge Ortiz; Eduardo Retat, Jorge Peláez y Mario Rubén Mendoza; Bernardo Aristizábal, Osvaldo Marcial Palavecino y Hernán Darío Herrera. Entró Castañeda por Carroloco Aristizábal.
El Junior dirigido por Verón jugó con Juan Carlos Delménico en el arco; Rafa Reyes, Dulio Miranda, Gabriel Berdugo y Oscar Bolaño atrás. En el medio Julio Avelino Comesaña, Carlos Vidal (no La Goma) y Alfredo Arango. Adelante, Camilo Abelardo Aguilar, César El Caballo Lorea  y La Bruja Verón. Entró Ariel Valenciano por Arango.
Los goles fueron de Palavecino así: Minuto 55 El primero, un cambio de frente del Chumi al arriero, centro al área y puntazo de Palavecino que rechaza Delménico a la cabeza del propio Palavecino quien no tiene problemas en empujarla hacia el fondo de la red.
El segundo al minuto 80 fue una trabada en al área entre Rafa Reyes y Dulio a Herrera que ingresaba con intenciones de arco. Penal que cobró Palavecino, tiro seco, al medio y arriba. Pudo ser goleada porque Chumi les puso a Palavecino y a Herrera los balones que quisieron pero falló la puntería.
El Juez Ramón Barreto, uruguayo se excedió en la rigurosidad y echó a Retat y Mendoza de los locales y a Lorea y Vidal de los Ñeros. (visto desde nuestra década, Barreto fue muy célebre pero era el típico “sacapartidos”).
La recaudación fue de $2.151.124 de 34.870 aficionados, lo que fue record en el Atanasio en ese momento, con el Dólar a $37.55.oo equivalente a US$ 57.000,oo. Ahora recaudan entre US$ 100.000 y 400.000 por partido y se quejan.
Miguel Robledo Restrepo DESDE EL RECUERDO  para Cápsulas de El Colombiano.

DESDE EL RECUERDO: NACIONAL 1-AMÉRICA 1

Por Miguel Robledo Restrepo   [miguelrobledo11@gmail.com]

Abril 28 de 1974
Décima tercera fecha de ese Apertura que Nacional, estrenando su segunda estrella le ganó por estrecho margen al Deportivo Cali. Ambos quedaron empatados con 37 puntos pero Nacional, por un partido más ganado fue primero.

El Finalización fue ganado por el Deportivo Cali con segundo puesto para el América. Para dirimir la estrella se jugó un hexagonal entre Nacional, Cali, Millos, Junios., América y Pereira, todos contra todos. Al final la estrella se la llevó el Cali con 13 puntos y segundo para Nacional con 11. Ambos equipos clasificaron para La Libertadores del 75 que les puso como rivales al Cruzeiro y Vasco Da Gama.

Fue el año del mundial de Alemania 74, que marcó el triunfo de la Alemania de Franz Beckenbauer, de Helmuth Schöen, De Paul Breitner, Overath, Gerard Müller, Georg Schwarzenbeck, Ulrich Hoeness, Sepp Maier, Berti Vogts, Juergen Grabowski, Rainer Bonhof, Bernd Hoelzenbein y pierre Littbarski. Equipo teutón que le ganó a la holandesa Naranja Mecánica., la del fútbol total que cambió todos los conceptos y esquemas que reinaban en el fútbol y dio paso al concepto de que todos atacan y todos defienden. Este brillante equipo dirigido por Rinus Michels tuvo como conductor y capitán al incomparable Johan Cruyff, muy ligado luego a la historia del Barça después de haber construido la del Ajax de Holanda. Fueron sus compañeros el portero Jan Jongbloed, Ruud Krol, Wim Rijsbergen, Wim Suurbier, Adrianus Haan, Wim Jansen, Johan Neeskens, Rob Rensenbrink, Johnny Rep, Willem van Hanegem y los gemelos Willie y René van de Kerkhof.

Aquella final que pitó el inglés John Taylor se inició con un sorpresivo marcados a favor de Holanda después de que en el minuto 2 se pitara un foul de Vogts sofre Cruiff. Convirtiò Neskens. Empató Breitner igualmente de penal en el minuto 25. Y  en el minuto 43 una veloz corrida por la derecha de Hoelzenbein con centro atrás capitalizado por Müller le dieron el triunfo y el mundial a los Alemanes que venían rabones después de perder una final con empuje arbitral en Inglaterra 66 y una inolvidable semifinal perdida 3-4 frente a Italia en Mexico 1970 en uno de los partidos más emocionantes que la historia recuerde.
El Deportivo Cali fue un Digno y gran Campeón de ese año y dirigido por el en ese entonces yugoslavo y hoy serbio Vladimir Popovic, contaba en sus filas a jugadores como el gran Pedro Antonio Zape en el arco con un suplente de la clase de Víctor Quiñones. Marcapuntas, Bombillo Castro y Álvaro contreras.
Centrales, Alberto Cardacci, Miguel Escobar y Henry Caicedo; Manuel Churta Ortiz y Ramiro Viáfara estuvieron en esa nómina. Calero y el Burrito González eran fijos. La creación se la disputaban Adolfo Andrade, Diego Édison Umaña y Jairo Arboleda. Abel Dagracca jugaba donde lo pusieran. El Pato Carlos Colman fue protagonista. Ángel María Torres, el paragua Aristides del Puerto y el peruano  Eladio Reyes formaron una delantera inolvidable y letal para los contrarios, Con Hébert Barona y Norman el Barby Ortiz en los relevos.

No debemos olvidar que ese Cali fue formado por Vladilao Cap quien lo dejó para irse a dirigir la Selección Argentina y se lo entregó a Vladimir Popovic que había salido por la trastienda del Atlético Nacional en 1973. Ni desconocer que Popovic lo supo manejar muy bien y es que con esa nómina cualquiera debía ganar.

EL PARTIDO EN CUESTIÓN
Antes de jugarse el partido Nacional era el líder del Apertura en cerrado duelo con Millos y América ocupaba la séptima casilla.
Nacional bajo las riendas de César López Fretes tuvo a Otoniel Quintana en el arco. Ese semestre Raúl Navarro había viajado a España a enrolarse en El Valencia pero para fortuna nuestra el negocio no pudo concretarse. Aunque la verdad es que Quintana fue un gran portero que tuvo la mala suerte de que Ochoa Uribe no creyera en los jóvenes y de tener por delante a un superdotado como Navarro. Cuarteto defensivo con Gerardo Moncada, Teófilo Campaz (capitán), Francisco Maturana y Jorge Ortiz; en el medio Abel Álvarez, Tito Manuel Gómez y Carlos Miguel Dizz, quien después de una gran campaña con el Cúcuta deportivo había llegado con la difícil misión de llenar el vacío dejado por Jorge Hugo. Adelante jugaron Gustavo Santa, Hugo Horacio Lóndero y Víctor Campaz, la delantera campeona de 1973.  Entraron Eduardo Retat y Hernando Piñeros por Dizz y Santa. Otros jugadores de lujo fueron Gilberto Salgado, Nelson Gallego y José Luis Córdoba y suplentes como Víctor Cañón, Hernán Cerquera, Luis Fernando López, Hernán El Hippie Jiménez y Luis Fernando López.

América por su parte, dirigido por el polémico y temperamental yugoslavo Vilic Simo, fallecido en 1992, paró a Edilberto Righi en el arco: como defensas, William Ospina, Norberto Claudio Bautista, Argemiro López y Luis Eduardo Reyes; volantes, Wilfrand Cervantes, José Antonio Pla y Luis Fernando Romero. Delanteros, Gilberto Cuero, Bubanja Pedrag Bucky y Armando El Mudo Torres. Cambios, Carlos Alberto Lugo entró por el Hombre de Hierro Luis E. Reyes. Otros en nómina eran el arquero Zivorad, Héctor Alfonso Escobar, Gerardo Jiménez, Freddy Torres, Jorge Ramón Cáceres y Oscar Marino Carabalí.

Muy temprano se fue arriba el América con gol de Armando Torres. Nacional se volcó aunque desordenadamente sobre el marco rojo pero entre Righi y Bautista se encargaron de clausurar la llegada al gol. Para el segundo tiempo El Alemán Moncada se soltó como un delantero más y fruto de ello fue el empate que llegó con un remate de Moncada al segundo palo de Righi y después de una habilitación de Tito Gómez. Lo que siguió fue un emotivo toma y dame con un gran despliegue físico por parte de ambos conjuntos. Fue un partido calificado como excelente por la velocidad, calidad y coraje desplegados por ambos equipos.
Dirigió sin problemas Mario Canessa ante 13.665 espectadores para una recaudación de $ 331.962 pesos, con el dólar a $25.50.
Preparado por Miguel Robledo Restrepo para Cápsulas de Fútbol